“Boileau, más de un siglo al servicio de la música”

Alessio Boileau

El fundador con su nieto, Antonio Guasch Boileau, en 1943. Imagen del archivo Boileau

Así se titula el artículo de Lluís Permanyer publicado en la Vanguardia el 6 de abril de 2008. Al hilo de la II jornada del Congreso Internacional sobre Imprenta Musical del pasado mes de noviembre, he recuperado de la red esta breve semblanza de uno de los primeros y más importantes editores de música en España, que aunque publicada hace más de dos años, sigue vigente debido a la continuada actividad de dicha editorial.

Como bien relata Permanyer, “ya en 1904 el músico y copista Alessio Boileau Bernasconi se había afincado en Barcelona. Fue debido a la propuesta que le hizo la milanesa casa Ricordi en la que él trabajaba: querían ampliar el mercado exterior y, ante la propuesta de España o Grecia, el no dudó en lo más mínimo. […] Al principio sólo era taller de grabado y estampación de partituras, que en aquel entonces eran mayormente encargos de música religiosa y bailables. Quizá la ciudad estaba falta de este servicio y el dinamismo de Boileau explica que poco después considerara que el mercado necesitaba también una editorial, que fundó, junto con otros dos socios, y bautizó como Ibèria Musical, especializada en operetas y zarzuelas.

La buena acogida le indujo en 1913 a fundar, para así ampliar el catálogo, la Editorial de Música Boileau, que se dedicó también a libros para la enseñanza; hoy cuenta con más de 4.500 partituras […], conjunto que supone el fondo editorial más extenso de España.

Las nuevas tecnologías acabaron por liquidar un grabado artesano de tanto prestigio, que llegó a contar con quince especialistas en esta artesanía manual tan delicada y responsable; tal era su nombradía, que a menudo editores extranjeros, como por ejemplo franceses, les encargaban la ejecución del grabado. Las máquinas de imprimir, en cambio, aún funcionan a pleno rendimiento.

En poco más de un siglo se ha pasado de las pesadas piedras litográficas y las planchas a la informática, pero la editorial Boileau ha sabido adaptarse, sin dejar de mantenerse fiel a la música”.

Artículo disponible en http://www.boileau-music.com/noticias/810012240901_La%20Vanguardia,%20Llu%C3%ADs%20Permanyer.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: