Los fondos de Eresbil siguen creciendo.

Logo EresbilRuth Pérez de Anucita para noticiasdealava.com

Eresbil, el Archivo Vasco de la Música,  se mueve entre dos universos: lo que tiene de archivo implica su trabajo invisible, paradójicamente silencioso; lo que tiene de música implica resonancia, algo que debe ser escuchado. Por eso ayer, Jon Bagüés, director de la institución, precisó media hora para confeccionar un “resumen muy breve” del balance del último año del Archivo Vasco de la Música. Cualquiera que haya intentado hablar en público durante diez minutos sabe que no es sencillo llenarlo con frases impregnadas de sentido. Pero la ingente labor de Eresbil compone un discurso afinado.

El archivo ya cuenta con más de 200.000 documentos, casi 3.000 captados en 2010, de los cuales casi 600 son nuevas partituras. El núcleo pertenece a compositores vascos, como también reflejan las novedades: los documentos donados por la Escuela de Música de Eibar, propiedad del músico Juan Echániz Urruzuno, el conjunto de partituras que la familia Aramburu utilizó durante más de un siglo en Usurbil o los originales de las creaciones de la compositora irundarra Sara Soto. También cuenta con la complicidad de los intérpretes; la cantante y directora Nekane Lasarte y el organista e investigador Esteban Elizondo, o la pedagoga Luchy Manzisidor.

Entre sus joyas más recientes, el archivo ha ingresado dos volúmenes de partituras poéticas del monarca de Navarra Thibaut de Champagne, conocido como el rey trovador, recogidas en una edición parisina de 1742. Aunque ese sea el corazón del proyecto, los intereses de Eresbil no se circunscriben al universo vasco; también preserva ahora las obras completas para órgano de Vierne y una colección del Renacimiento siciliano.

Entre los bienes literarios destacan los libros dedicados al compositor Nemesio Otaño y a la música en la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, de José Mari Aycart, y entre los audiovisuales, la 3ª Sinfonía de Illarramendi y Lilularik ez de Iñaki Salvador Trio.

Eresbil no se dedica a custodiar documentos, sino que también se preocupa de promover su difusión, como muestra el caso de las obras recuperadas de Andrés Isasi. Por una exposición en Zarautz, los responsables del archivo supieron de unos negativos fotográficos que contenían partituras del músico vizcaíno. Las pesquisas desembocaron en la localización en casa de un coleccionista de 33 cristales que Isasi, amante del canto de los pájaros, la poesía y también de la fotografía, probablemente utilizó no para obtener imágenes artísticas sino como experimentos para conseguirlas. Gracias a estas pruebas se han rescatado composiciones inéditas de un artista que vivió hacia dentro.

En el ámbito de la divulgación y los descubrimientos se inscribe asimismo la beca Juan Zelaia Letamendia, que promueve la investigación en torno al euskera y la música. Este año dispondrá de su propia web y convocará la quinta edición, mientras el jurado analiza el trabajo del ganador de la cuarta, firmado por Varun de Castro Arrazola y que lleva el título definitivo de Doinuen hitzak, hitzen doinua: Euskal abestien prosodia aztertzeko proposamena.

Anuncios

Musictecaris, blog del colectivo AMPLI

Logo AMPLIDesde el año 2008 se puede encontrar valiosa información de las bibliotecas musicales -y de secciones musicales de bibliotecas públicas- catalanas, a través del blog http://musictecaris.blogspot.com/ (en catalán) gestionado por el colectivo AMPLI, que lo conforman bibiliotecarios musicales de Cataluña o “musictecarios” (Persona encargada  de la selección, tratamiento, organización y difusión de la colección de música en la biblioteca pública), término que ellos mismos acuñaron y definieron.

En el balance que hacían al cabo de un año de actividad, esto es, en abril de 2009, ofrecían estas reflexiones sobre sus propósitos y objetivos:

Los propósitos de AMPLI

El blog nacía con la voluntad de ser un espacio de coopeeración de los bibliotecarios muiscales, principalmente de la red, pero también abierto a otros límites geográficos, institucionales o profesionales. este grupo de musictecarios se había formado con dos objetivos claros:

Objectivo 1. Crear un espacio web para compartir recursos relacionados con la música y las bibliotecas

La idea era disponer de un espacio cooperativo donde compartir:

· Selección y difusión de Música –digital-libre- de nuestros músicos
· Discografias selectivas sobre temas/épocas/artistas/corrientes
· Recomendaciones de novedadess discogràficass, de webs, blogs, myspaces de artistes locales -o no- y vídeos
· Articulos sobre música y biblioteca (originales o traducciones)
· Encuestas y entrevistas a los compañeros para recoger iniciativas, críticas, propuestas…
· Contenidos más específicos y/o personales sobre la vida profesional musictecária (reflexiones profesionales y/o melómanas)
· Blogs de bibliotecas y/o de compañeros musictecarios, reunidos con enlaces
· Flujos RSS de notícias sobre música y actualidat musical en las bibliotecas
· Propuestas de audiciones musicales semanales o mensucales: playlists, audiciones comentadas
· Convocatòries per trobades o debats de bibliotecaris musicals, actes de les trobades
· Organización o difusión de conferencias, cursos
· Recomendaciones y reseñas de conciertos y/o actos musicales

Objectivo 2.Trabajar para la proyección de las áreas musicales de las bibliotecas públicas y de la figura del musictecario.

[…]

En definitiva: cantidad de información actualizada, noticias, recursos, enlaces, reflexiones sobre la profesión bibliotecaria… que merece la pena visitar.

 

Archivo Internacional de Música Popular (AIMP)

Constantin  Brailoiu.

Constantin Brailoiu. Imagen tomada de http://www.climaxgoldentwins.com/blog/

El Archivo Internacional de Música Popular (AIMP) fue fundado en el Museo de Etnografía de Ginebra (Suiza) en 1944 por el etnomusicólogo rumano Constantin Brailoiu. Durante quince años, este  investigador se centró en la recolección, archivo y difusión de documentos sonoros con caráter  etnomusicológico. Así, pues, se editó la Colección Universal de música popular grabada (40 discos de 78 rpm, 1951-58) y la serie sobre la música popular de Suiza (13 discos, 1950-1954). Además, Brailoiu forma un importante archivo a partir de sus propios documentos resultantes de su trabajo de campo,  principalmente de Rumanía, y otros, de los colegas e instituciones especializadas en el mundo como el Musée de l’Homme en París.

Un rico patrimonio etnomusicológico

Después de la muerte de su fundador, en 1958, el AIMP estuvo inactivo hasta 1984, cuando Louis Necker, entonces director del Museo de Etnografía de Ginebra, se pone e contacto con Laurent Aubert para revivir y continuar el trabajo de Brailoiu. Con este nuevo impulso, la antigua capital de los Archivos se enriquece con varios miles de discos (LPs y CDs), materiales audiovisuales y grabaciones originales, por lo que es hoy uno de los patrimonios etnomusicológicos más importante de Europa . Mientras tanto, la actividad editorial de AIMP se reanuda con la publicación de numerosas grabaciones. La coleción editada por AIMP tiene actualmente cerca de 80 CDs de música de los cinco continentes.
Un nuevo impulso

Una primera fase de catalogación y copia digital en DAT 78 RPM se realiza entre 1997 y 2000, gracias al apoyo de Memoriav, la asociación para la protección del patrimonio audiovisual de Suiza. Desde mayo de 2005, gracias a una beca de la Loterie Romande, este trabajo se revitaliza, con el objetivo final de realizar la catalogación automatizada y la digitalización de todo el archivo de audio.

Fondos del AIMP en cifras

100 cilindros de cera
2000 discos de 78 rpm
150 discos de 45 rpm
5500 discos de 33 rpm
500 casetes de audio
450 cintas magnéticas Revox
300 casetes digitales DAT
6000 CD
50 DVD y CD-ROM

Conformando, en total, más de 16.000 horas de música.

El Fondo Brailoiu

El catálogo informatizado del Fondo Brailoiu contiene 3028 registros obtenidos por Constantin Brailoiu para el Museo de Etnografía de Ginebra entre  1944 y 1958.

Este fondo ofrece también copias de  colecciones históricas y de prestigio:

• Una selección de las grabaciones hechas en Rumanía desde 1928 hasta 1943 por Brailoiu y sus colegas (537 items);

• La Colección completa de Ogooué-Congo, realizada en 1946 por Gilbert Rouget, Didier Alain para el Musée de l’Homme en París (101 items);

• las grabaciones hechas por Marguerite Lobsiger-Dellenbach en la primera expedición  suiza a Nepal en 1952 (97 temas);

• la serie “Música de los Cultos Africanos en Cuba”, de Lydia Cabrera, publicado en 1957 en la colección Musée de l’Homme (38 temas);

• la serie “Folk Music of the United States” (1934-1944) publicado por Alan Lomax para la Biblioteca del Congreso de loa EEUU (249 ítems).

El fondo además fue la base desde la cual Brailoiu elaboró su Colección Universal de Música Popular (1.951-1.958).

A %d blogueros les gusta esto: