Jesús Villa Rojo cede su archivo a Guadalajara

El compositor briocense deja todo su legado a la Biblioteca de Investigadores de la Diputación Provincialde Guadalajara

Un millar de grabaciones de radio y televisión de interpretaciones de sus obras, bajo su dirección o como intérprete, un centenar de discos comercializados, una docena de tratados de investigación con sus materiales originales, y la producción creativa de Jesús Villa Rojo, en sus partituras originales, han sido cedidas por su dueño a la Biblioteca de Investigadores de la Diputación Provincial de Guadalajara. Se trata del archivo personal y profesional de este compositor y músico nacido en Brihuega, en el que también figura correspondencia, publicaciones y otros documentos. La cesión se ha formalizado a través de un convenio firmado este martes entre el músico y la presidenta de la Diputación, María Antonia Pérez León.

Villa Rojo, considerado uno de los compositores de música culta más importantes de Europa, se ha mostrado en todo momento emocionado y satisfecho por el apoyo que supone para su obra la posibilidad de que la Diputación la clasifique, la ponga a disposición de los investigadores, la mantenga y la difunda. Fue el propio músico, según ha desvelado Pérez León, quien propuso a la Diputación este acuerdo, que será fundamental “para interpretar el devenir de la música culta de los siglos XX y XXI”, en palabras de la presidenta. “Ten a seguridad de que van a estar bien cuidadas”, ha manifestado Pérez León.

El compositor ha señalado que se empieza a reconocer la labor de los músicos en Guadalajara, cuando hasta hace pocos años era un capítulo desconocido, a pesar de que, por ejemplo, hubo importantes músicos en la Casa del Infantado o los nombres de Diego y Sebastián Durón, también de Brihuega. También ha advertido la gran tarea que le queda por delante al equipo de la Biblioteca, que dirige Plácido Ballesteros, porque aunque su material se conserva en buen estado, es un volumen importante. La dificultad estriba también en que se trata de un personaje polifacético, y será complejo clasificar u obra como creador, intérprete, investigador o divulgador.

El motivo de ceder su legado a esta institución lo resumió Villa Rojo con la frase: “Dónde va a estar mejor que aquí”, y añadió que después de sus viajes por todo el mundo ha llegado al convencimiento de que “donde mejor me encuentro es en casa”. Por delante queda la tarea de clasificar, digitalizar todos los documentos y paulatinamente ir poniéndolos a disposición de los estudiosos, y mostrarlos a gran público a través de conferencias o exposiciones, ha precisado la presidenta.

Más de 20.000 documentos

El legado de Villa Rojo se añade a los más de 20.000 documentos que custodia la Biblioteca de Investigadores, como los del cronista provincial Francisco Layna Serrano, el etnólogo Sinforiano García Sanz, el escritor José Herera Petere, el profesor Manuel Criado de Val o el librero Salvador Cortés. A ello se añade el fondo documental del Centro de la Fotografía e Imagen Histórica de Guadalajara, con las instantáneas de Fernando Poyatos, Camarillo, Peco, o José López, que estos días se muestran en una exposición. “La Biblioteca de Investigadores es un ser vivo”, ha expuesto Pérez León, donde los documentos “no se apolillan”, sino que se difunden. El pasado año, 235 investigadores acudieron a sus intalaciones para estudiar documentos, y se recibieron cerca de 4.000 consultas a distancia.

 

Fuente: eldecano.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: