Subasta fallida de “Recuerdos de la Alhambra”

Imagen del manuscrito original. Clica para ver la imagen más grande.

El pasado 9 de julio la galería barcelonesa La Suite  intentó subastar el manuscrito para guitarra clásica “Recuerdos de la Alhambra” de Francisco Tárrega compuesto en el 1899. Cinco páginas únicas, de incalculable valor artístico e histórico, escritas por el mismo Tárrega en Málaga y que se ofrecieron por primera vez al público en excelente estado de conservación. Se trata de la composición para guitarra clásica más célebre y mundialmente famosa que ha sido interpretada por multitud de guitarristas de todo el mundo, entre los que destacan Miguel Llobet, Andrés Segovia o Julian Bream.

Pero la subasta ha quedado desierta, puesto que no se ha superado el precio de salida, que era de 80.000 euros. La responsable de la sala, Beatriz Du Breuil, ha lamentado que ninguna institución haya participado en la puja, pero «no descarta» que un particular o una empresa trate de negociar su compra.

Du Breil ha asegurado que el Ayuntamiento de Villareal (Castellón), la población natal del artista, o el departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña, entre otras instituciones, habían mostrado cierto interés en la pieza. Ha lamentado que una pieza «tan importante del patrimonio musical español» no se haya vendido.
Manuscrito “Recuerdos de la Alhambra”

En esta partitura, se descubre el título original de la pieza “Improvisación ¡A Granada! Cantiga Árabe”. El conocido título “Recuerdos de la Alhambra” se fijo a finales de la primera década del siglo XX,  coincidiendo con la publicación de la pieza. Además del cambio en el título, el  manuscrito cuenta con una diferencia respecto la versión publicada: el final. El manuscrito, que se caracteriza por la presencia del tremolo a lo largo de todos los compases, termina en un acorde que en la publicación se transformó en un largo arpegio.

El manuscrito incluye dedicatorias del mismo compositor a Conchita de Jacoby, su protectora y mecenas, como regalo en el día de su santo, que añaden valor por expresar la historia personal del compositor y la inspiración para concebir la obra. Posteriormente, este manuscrito fue guardado en la colección del compositor catalán Frederic Mompou hasta que en 1991 pasó a manos de la Colección Histórica de la Guitarra de D. Fernando Alonso Mercader.

Fuentes: aportada.com, La Vancguardia y La Rioja. com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: