Descubierta la primera película muda de Hitchcock

 

Fotograma de The White Shadow
Fotograma de The White Shadow

Un fragmento de The White Shadow (la sombra blanca) se ha descubierto en un archivo neozelandés. Se considera que es la película más antigua conservada del director.

El fragmento de la película perdida se encontró entre otras películas de nitrato, de origen norteamericano que se han conservado, desde hace 23 años en el New Zealand Film Archive. Por el momento sólo han aparecido tres de los seis rollos que, originalmente, tenía la película. No se sabe de la existencia de ninguna otra copia.

La película forma parte del legado del proyeccionista Jack Murtagh, que recolectó bastantes películas mudas. En 1989, tras su muerte, las películas de nitrato de su colección se enviaron al New Zealand Film Archive por su nieto, Tony Osborne. Además de la película de Hitchcock la colección contienen otros tesoros cinematográficos, como la copia de Upstream, de John Ford.

Comentando la pasión de su abuelo por el coleccionismo de todo tipo de objetos (no solo películas sino sellos o monedas), Tony Osborne considera que su abuelo estaría sorprendido por la repentina atención que ha suscitado la noticia del descubrimiento de las películas perdidas; ya que en su día la única colección de su abuelo que suscitó interés fueron las cajetillas de cigarrillos, que atraían visitas incluso del extranjero.

Además de las citadas The White Shadow y Upstream se han encontrado otras películas que serán restauradas en un futuro. Entre ellas una de las primeras películas en Technicolor, The Love Charm (1928), algunos de los primeros trabajos de las directoras Muriel Ostriche y Alice Guy, un espectáculo de baile – de 1920 – de la coreógrafa y bailarina Albertina Rasch, un fragmento de una película bufa de policías (Keystone Kops’) titulada In the Clutches of the Gang (1914), y multitud de obras cortas y boletines de noticias que no se conservan ni en los Estados Unidos.

La restauración de las cintas la lleva a cabo en Park Road Post Productiona (Wellington, NZ). Según parece el proceso consistirá en duplicar los originales en películas actuales de color, intentando ser fieles a a los originales mientras que, por otra parte, se sustituye el soporte de nitrato de los originales por otro más estable.

El proceso de conservación/preservación/restauración de las películas perdidas se extenderá durante los próximos tres años gracias a la colaboración con la US National Film Preservation Foundation, la Academy of Motion Picture Arts and Sciences, la George Eastman House, la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, el Museo de Arte Moderno (MoMA) y el Archivo de cine y Televisión de la UCLA.

Junto con la restauración se pretende difundir las películas en los Estados Unidos aunque copias de las mismas estarán disponibles en Nueva Zelanda (se pretende que se puedan ver a través del sitio Web la National Film Preservation Foundation. Se habla – incluso – de un re-estreno de la película.

La National Film Preservation Foundation es una organización sin ánimo de lucro asociada al National Film Preservation Board de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Desde que comenzase sus actividades en 1997, la NFPF ha colaborado en el rescate de más de 1810 películas en archivos, bibliotecas y museos a lo largo de los Estados Unidos.

El New Zealand Film Archive / Ngā Kaitiaki O Ngā Taonga Whitiāhua celebra éste año su 30 aniversario y se encarga de conservar y proteger el patrimonio e historia cinematográfica de Nueva Zelanda, ascendiendo sus fondos a más de 150000 títulos (películas, documentales, cortometrajes, películas caseras, noticiarios, programas de televisión e, incluso, anuncios).

La noticia la recoge Susan King en la edición del 3 de agosto de Los Angeles Times en donde se recogen declaraciones de Frank Stark, director del New Zealand Film Archive.

Para más información véase http://www.filmpreservation.org and http://www.filmarchive.org.nz.

 Fuente: anabad.org

 
Anuncios

Una respuesta

  1. […] Es el primer trabajo cinematográfico que pervive que llevaba la firma del que luego se convertiría en el mago del suspense, Alfred Hitchcock. En los créditos aparecía como asistente de dirección, guionista, editor y en el diseño de producción. La película, muda y de 1924, era The white shadow y estuvo perdida hasta que este verano fue descubierta en unos archivos cinematográficos en Nueva Zelanda. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: