Valencia modela la fábrica de la música

Por Carmen Velasco para Las Provincias

La fábrica de la música estará en Valencia. La Comunitat exportará e importará músicos, porque ya ha demostrado sus credenciales: las bandas de los pueblos son una mina de talento y las orquestas del Palau de la Música y de Les Arts están colmadas de intérpretes de cualquier lugar del planeta. A partir de ahora, la capacidad y el ingenio musical nace y se reproduce en la Comunitat bajo el paraguas de Berklee Valencia, que ocupa 3.600 metros en el entorno del auditorio Reina Sofía.
Las instalaciones del campus europeo de la prestigiosa institución de Boston se mostraron ayer por primera vez. En las salas de ensayo, las cabinas de grabación y las aulas docentes, que fueron abiertas para los responsables políticos de la Generalitat -con el presidente Alberto Fabra a la cabeza- y las autoridades de Berklee College of Music, huele a nuevo, a inacabado y a obras. La primera fase de las obras concluirán a finales de año y las salas más tecnológicas a partir de julio de 2012. La institución académica alcanzará «la velocidad de crucero en 2013», según Guillermo Cisneros, el director del campus Berklee Valencia.
Berklee College of Music invierte seis millones de euros en convertir un espacio diáfano del Palau de les Arts en un estudio de grabación de 125 metros cuadrados, una ‘black box’ para 100 personas, cuatro salas de post producción, dos laboratorios tecnológicos, salas de ensayo y aulas docentes. En tiempos de crisis, en el que las inauguraciones han sido completamente reemplazadas por los cierres, la inyección económica de Berklee College en Valencia se antoja todo un maná.
El campus valenciano de Berklee dispone de la última tecnología aplicada a la música y a la enseñanza, algo imprescindible para triunfar. «Ojalá que dentro de cuatro o cinco años podamos estar hablando de una lista de líderes de la industria y de ganadores de Grammys que han estudiado en Valencia como ya pasa en Boston», vaticinó Ann Kreiss, consejera de Berklee College of Music de Boston.
Pese a la inversión y la adecuación de las instalaciones, la sede del campus de Valencia es provisional. El desembarco de Berklee en un anexo del Palau de les Arts es «un primer paso para afianzar la relación entre Boston y Valencia y éste (el coliseo operístico) es un magnífico escenario para fidelizar a los estudiantes» porque «no se descarta nada y ya se estudiará qué hacer en el futuro», apuntó Cisneros, quien afirmó que la Comunitat «es una referencia para Berklee».
Preguntado por la construcción del emblemático edificio en un terreno del barrio de Quatre Carreres, el presidente del Consell no contradijo la versión oficial: «Yo creo que la Torre de la Música no está descartada». Y no se ahondó más en la cuestión, salvo que la SGAE, promotora de la Torre de la Música, no forma parte del proyecto actual. A partir de aquí, sólo el tiempo certificará si se alza el mastodóntico edificio o, al contrario, está muerto desde sus cimientos.
Mil alumnos al año
Con independencia de la construcción de la Torre, Berklee ya ha plantado sus semillas musicales en Valencia y piensa recolectar frutos. Mil alumnos, procedentes de todo el mundo, estudiarán anualmente en Berklee Valencia: 200 participarán en los másters; 100 y 150 alumnos de Boston (que quieran hacer carrera internacional) cursarán ‘global studies’; y de 500 a 600 participarán en programas cortos de especialización.
El próximo enero, 35 estudiantes de Boston asistirán a clases en Valencia. En septiembre de 2012 se pondrán en marcha los primeros másters, que tendrán un precio de 24.500 euros y una duración de 12 meses. Cisneros avanzó que Berklee Valencia ya ha recibido las primeras solicitudes «sin haber hecho promoción» y proceden de China.
El campus de Valencia «es una ocasión para marcar el ritmo mundial», afirmó el presidente de la Generalitat después de visitar las instalaciones. Para Alberto Fabra, la institución aunará pasado y futuro, es decir, la tradición musical de la Comunitat, «que es una referencia a nivel nacional», y la proyección internacional.
La presentación de la sede valencia de la escuela de Boston es «una foto ilustrativa de la Comunitat», dijo Fabra. «Hemos invertido en prosperidad, en modernidad y en futuro y ahora podemos recoger los frutos del esfuerzo que estos últimos años hemos ido haciendo en nuestro territorio», agregó.
Defendió la aportación de las bandas porque son «una seña de identidad que nos consolida como un pueblo vertebrador y vamos a seguir trabajando para consolidar el trabajo que realizan las bandas haciendo que la música suene en cada rincón de la Comunitat».
Al recorrido por la sede de Berklee Valencia acudieron los consellers de Educación, Cultura y Gobernación, José Císcar, Lola Johnson y Serafín Castellano, respectivamente, y la intendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt, entre otros.
Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: