El “caleidoscopio acústico” de Friedich Kulhau

Kuhlaus Kaleidakustikon (en la imagen) es un juego musical de dados del compositor germano-danés Friedrich Kuhlau (1786-1832), que tiene como objetivo divertir pero también proporcionar conocimientos sobre el arte de componer. Cuando se publicó en Copenhague en 1820, se dijo de él que así como el caleidoscopio es para el ojo, este juego lo es para el oído.

Kuhlaus Kaleidakustikon. Musik- och teaterbiblioteket (Estocolmo)

Kuhlaus Kaleidakustikon. Musik- och teaterbiblioteket (Estocolmo)

Cómo funciona el juego

El Kuhlaus Kaleidakustikon, subtitulado “un entretenimiento musical” consta de 21 mazos de 11 cartas cada una. Cada tarjeta tiene una melodía en un compás de 3/4, y todas ellas están marcadas con letras y números. Al lanzar dos dados, el azar selecciona la tarjeta a tarjeta la melodía de un vals para piano. Una tabla de color naranja actúa como una especie de atril.

El número total de combinaciones es 11 21 = 7400249944 258160101211, lo que significa más de 7.400 billones de valses diferentes, y se calcula que se necesitarían 16 mil billones de años para tocar todas las versiones posibles. Este tipo de música al azar, aparece a mediados de la década de 1700 y Kuhlau no fue el único, ni el primero, para componer este tipo de música. Uno de los primeros compositores a los que algunos estudiosos atribuyen los primeros ejemplos fueron Johann Kirnberger (1721-1783), Joseph Haydn (1732-1809) y Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) con su Musikalisches Würfelspiel. Durante la década de 1950 y 60 experimentaron con la música aleatoria compositores como John Cage, Charles Ives, Pierre Boulez y Karlheinz Stockhausen.

El “caleidoscopio acústico”, ahora digitalizado

Se conserva una copia de este “juego” en la Musik- och teaterbiblioteket (biblioteca de música y teatro) de Estocolmo, probablemente una de los pocos ejemplares conservados en el mundo, a parte de una copia incompleta en la Biblioteca Real de Copenhague.

Después de casi 200 años, el Kuhlaus Kaleidakustikon tiene una nueva vida gracias a la digitalización. Se puede descargar, imprimir y comenzar el juego de ser un compositor de obras que con toda seguridad nadie haya oído antes jamás. Puedes descargarlo desde el catálogo de la Musik- och teaterbiblioteket. Las posibilidades que ofrece este juego a nivel personal o para realizar actividades con niños y estudiantes de música son ilimitadas

¡A jugar!

Más información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: