La historia de Nipper y el fonógrafo de su amo

La pintura original de Francis Barraud de Nipper con un fonógrafo de cilindros de Edison Bell

Seguro que reconoces la imagen de la izquierda. Se trata del cuadro que inspiró al logotipo de la compañía “His master’s voice” o “La voz de su amo”. La historia de este emblema es bastante emotiva: el pintor inglés Francis Barraud recibió como parte de la herencia de su hermano Mark, también pintor, su fonógrafo, su colección de cilindros de cera y a su perrito Nipper, un Jack Russel Terrier. Entre aquellos cilindros, había algunos en los que el propio Mark había registrado su voz, y cada vez que Francis reproducía uno, Nipper se acercaba a la campana del fonógrafo y escuchaba con atención, entre curioso y confundido al no comprender de dónde surgía la voz de su amo. Originalmente se tituló “Dog looking at and listening to a Phonograph”, cambiándose el nombre a “His master’s voice” con posterioridad.

El autor del cuadro con la nueva versión con un gramófono.

Francis Barraud recreó esta escena en 1895, cuatro años después de la muerte de Nipper, y vendió los derechos de la obra la compañía Gramophone Company en 1899, quien le pidió que rehiciera el cuadro sustituyendo el fonógrafo por un modelo de gramófono de los que ellos producían. Realizó 24 copias del cuadro y Gramophone Company y sus empresas asociadas utilizaron este emblema a partir de 1909.

En 1931, Gramophone Company se fusionó con Columbia Graphophone Company creando la Electric & Musical Industries Ltd, conocida como EMI, hoy en día dividida en las compañía fonográfica y la editorial en Universal Music Group y Sony respectivamente.

EMI Archive trust, organización benéfica que se estableció en 1996 para mantener los archivos de la compañía EMI y sus empresas matrices, atesora gran cantidad de documentación relativa a toda su historia y a la de la grabación del sonido. Entre esos documentos,  conserva un mutoscopio, (conjunto de fotografías diferentes agrupadas alrededor de un cilindro que al girar rápidamente genera la sucesión de esas imágenes, dando la sensación de una proyección de imágenes en movimiento) que muestra a un perro similar a Nipper frente a un gramófono en reproducción. Quizá trataban de recrear la reacción de Nipper, pero ni él era aquel simpático perrito ni lo que escuchaba era la voz de su amo. No te pierdas el final… ¡el título lo dice todo!.

 

Más en Blog Emi Archive trust

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: