Aragón tendrá un archivo de música popular aragonesa

jota aragonesaAragón contará con un archivo de música popular de la comunidad. La Comisión de Educación, Universidad, Cultura y Deporte de las Cortes de Aragón ha aprobado por unanimidad pedir al Ejecutivo autonómico que continúe trabajando en la documentación e investigación y Archivo de la Música Popular Aragonesa y que recopile las grabaciones, partituras, cancioneros y documentos complementarios (catálogos, libretos, bibliografía y hemerografía, entre otros) de los aragoneses que hayan interpretado o compuesto música o escrito textos para ella.

Asimismo, se solicita que se facilite la puesta a disposición de este fondo a la ciudadanía en general y a las personas interesadas en su estudio.

Así se recoge en una iniciativa presentada por Chunta Aragonesista (CHA) y enmendada por el Partido Aragonés (PAR), que ha sido defendida por el diputado de CHA, Gregorio Briz, quien apunta que “las próximas generaciones tengan el acceso a esa música, esos catálogos, bibliografía…” ya que Aragón “tiene unas sólidas señas de identidad, entre las que se encuentran numerosas manifestaciones de la música tradicional popular como la jota, la más conocida pero no la única, ya que hay también están la mazurca, los paloteados, los villanos, los boleros o valses”

A su entender, el Fondo Documental de Patrimonio Etnológico de Aragón, que ofrece un catálogo de recursos documentales, discografía musical y fuentes de documentación en Internet sobre la música tradicional de Aragón, no es suficiente y ha defendido la recogida y salvaguarda del material sobre la música popular aragonesa, así como su catalogación, creando un fondo que ha deseado que se desarrolle “a la mayor celeridad”.

El diputado del Partido Popular, Fernando Galve, ha subrayado la “gran riqueza del folclore popular aragonés” y se ha referido a los centros de estudio locales que llevan “muchos años” trabajando en su recuperación, con numerosas publicaciones, para considerar adecuado que se continúe con esta labor.

La diputada del Partido Socialista, Maite Pérez, ha indicado que “una sociedad se reconoce por su cultura, tradiciones y folclore” y ha recalcado como desde los años 90 “se ha ido despertando otro tipo de manifestaciones de otras disciplinas, además de la jota, a las que hay que dar cabida y debe ser la Administración quien lidere ese despertar y recuperar tanta tradición rica en Aragón”.

La diputada del PAR María Herrero ha sostenido que desde la Dirección General de Patrimonio “se ha trabajado en la documentación, investigación y archivo de todo este material” y ha abogado por “continuar trabajando” y facilitar que se ponga a disposición de la ciudadanía.

La diputada de Izquierda Unida, Patricia Luquin, ha manifestado que esta labor ya se está haciendo “en otras Comunidades Autónomas” y es necesaria para “conocernos y saber de dónde venidos”, además del enriquecimiento cultural que supone.

Desde Chunta Aragonesista apuntan que la inversión necesaria para crear este archivo no sería muy importante y gracias a ello se conseguiría conservar “este patrimonio”, algo que, recordaba “es una responsabilidad, sobre todo porque la música tradicional muchas veces se transmite sólo de forma oral y la bibliografía no es demasiado amplia”.

Fuente: Europa Press

Anuncios

Barroco 3.0 en Huesca

Logo de Barroco Avanzado 3.0El Auditorio del Palacio de Congresos de Huesca acoge este sábado, a las 20.00 horas, el concierto ‘Barroco avanzado 3.0. La música que atraviesa los Pirineos’, que se enmarca dentro de un proyecto destinado a la difusión del patrimonio musical de la época del Barroco avanzado en los territorios contiguos de Aragón, Cataluña y Midi-Pyrénées.

En este concierto se dará a conocer obras del archivo de la Catedral de Huesca, con más de 1.500 que destacan por su variedad de géneros y autores, y una parte del fondo del archivo musical de la iglesia de Sant Esteve de Olot han sido durante este tiempo la referencia para que músicos no profesionales de ambas ciudades investigaran en este patrimonio musical.

El proyecto, además de difundir este patrimonio musical, se ha desarrollado con la voluntad de fomentar el movimiento de artistas de los tres territorios y el trabajo conjunto entre ellos. En el caso de Huesca, el proyecto Barroco avanzado 3.0 ha permitido, gracias a las gestiones realizadas desde el área de Cultura del Ayuntamiento, “acceder por primera vez, con una apertura total, al archivo musical de la Catedral, lo que supone un hito histórico”, explicó Conrado Betrán, director de la Coral Oscense, que presentó el concierto junto a Teresa Sas, concejala de Cultura, y Luis Lles, técnico del área.

Interpretarán el concierto la Coral Oscense, el Cantabile Cord de Cambra de Olot, los solistas Rosa Mateu (soprano), Salvador Parrón (tenor), Pau Bordas (bajo) y Jordi Domènech (contratenor), junto a la Orquesta de Cámara de Toulouse, todos bajo la batuta de Elisenda Carrasco.

(Elaborado a partir del Diario del Alto Aragón y del periódico digital El Economista)

Los cilindros para fonógrafo de Leandro Pérez

Carátula de la ediciónLa colección de cilindros para fonógrafo de Leandro Pérez, grabaciones fonográficas aragonesas fechadas entre 1898 y 1907 va a permitir a los oscenses al escucharlas “viajar en el tiempo”, tal y como indicó ayer Vicente Baldellou, director del Museo de Huesca, y, sobre todo, descubrir a un violinista de Sariñena desconocido, José Porta.

La antigua capilla del Museo acogió ayer la presentación del libro disco editado por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, representado por el director general de Patrimonio y Cultura, Jaime Vicente, y del director del trabajo y autor de los textos, Javier Barreiro En un acto público, al que asistieron miembros de la familia Pérez Loriente, Javier Barreiro destacó su generosidad al donar esta donación al Gobierno de Aragón. Su trabajo comenzó con la audición de los 223 cilindros de cera que conforman esta colección. “Escogí los que me parecieron más significativos para su edición y, a partir de allí, comenzó un proceso técnico muy complejo en el que se limpiaron, remasterizaron y grabaron para que se escuchen en buenas condiciones”.

Desde intérpretes franceses al género chico, pasando por una antigua grabación de sevillanas cantadas por El Ciego Acosta o un desconocido registro del barítono aragonés Mariano Aineto, este libro disco recupera una colección con un interés y relevancia “indudable, no sólo por su valor como uno de los primeros soportes musicales de grabación y reproducción sonora, sino por ser representativa de los gustos y ambiente cultural, musical y social de la burguesía aragonesa de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX en la capital oscense”, según Javier Barreiro, que en los textos lo refleja y lo recoge.

Barreiro destacó de esta colección “la revelación de la figura de Pepito Porta, un violinista de Sariñena que fue un niño prodigio, al que Sarasate nombró su sucesor y del que algún experto dice que es mejor que el maestro”.

En una velada que se grabó en 1907 en el domicilio de Leandro Pérez, invitaron a Pepito Porta a una exhibición. “Al parecer grabaron esos cilindros que son los que nos han llegado a nosotros y que van a servir para reivindicar la figura de un músico brillante que desarrolló su carrera en el extranjero y murió muy joven”.

La colección de la familia Pérez es parte de la historia de Huesca y, además, “pone en valor a un violinista olvidado”.

Una colección extensa y completa

El director general de Patrimonio y Cultura del GA, Jaime Vicente, destacó la importancia de esta colección “porque hay muy pocas de cilindros, ya que buena parte de ellos se reutilizaba y, además, tuvieron un periodo de vida muy corto porque enseguida fueron sustituidos por los discos de piedra, anteriores a los vinilos”.

Relegados por los nuevos sistemas de reproducción, Vicente aseguró que es “infrecuente que se conserven colecciones tan extensas y completas como la de Leandro Pérez, que forma parte de nuestro patrimonio y estará en el archivo de Huesca”.

Los cilindros son el primer sistema de grabación mecánica, directa y original, por lo que su recuperación ha sido “un trabajo difícil” que ha incluido varias fases, desde el análisis a la restauración y recuperación de la música, para luego digitalizarla y pulirla y completarla con un estudio de su propio contenido.

Fuente: Diario del Alto Aragón

A %d blogueros les gusta esto: