Curso: documentación audiovisual en televisión

La Asociación ALDEE (Asociación Vasca de profesionales de Archivos, Bibliotecas y Centros de Documentación)  ha organizado un curso en Bilbao, para los días 9 y 10 de febrero, sobre Documentación audiovisual en televisión. Este curso pretende dotar al alumno de los conocimientos necesarios para poder no sólo desarrollar la labor de documentalista audiovisual en una televisión sino también para conocer los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de establecer un centro de documentación audiovisual.
Horario: 09.00 – 15:00
Duración: 12 horas
Lugar: Bilbao

Objetivos: Este curso pretende dotar al alumno de los conocimientos necesarios para poder no sólo desarrollar la labor de documentalista audiovisual en una televisión sino también para conocer los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de establecer un centro de documentación audiovisual. A lo largo de dos días, en los que se combinará la teoría con la práctica, se realizará un recorrido exhaustivo por todos los aspectos relacionados con la documentación audiovisual de televisión: características del material audiovisual; funciones del centro de documentación; políticas de archivo, de selección, de análisis y de préstamo; selección y análisis del material; gestión de derechos; formatos de programas; soportes y tipos de grabación; realización audiovisual; sistemas digitales; metadatos; explotación del archivo, etc. El curso también incluye una visita al Centro de documentación de EITB

Profesorado: Mabel Giménez Rayo. Documentalista en Antena 3 TV. Doctora en Documentación ( Universidad Carlos III)

Programa:

1. Características del material audiovisual
2. La conservación del material audiovisual
3. El centro de documentación (informativos y programas)
4. El documentalista audiovisual de televisión
5. El usuario del centro de documentación de televisión
6. La producción audiovisual: del sistema analógico al digital
7. El tratamiento documental del material audiovisual en televisión
8. La gestión de derechos y el uso del material
9. El futuro de la profesión

Para mayor información: http://www.aldee.org/cas/

Anuncios

El archivo de RTVE.es podrá verse en el televisor

Logo RTVE.esEl ingente contenido audiovisual que ha ido atesorando RTVE.es desde su creación, en mayo de 2008, estará disponible a partir de ahora también en el televisor, sin pasar por el teclado del ordenador. Ricardo Villa, director de Medios Interactivos de RTVE, ha asegurado durante la presentación del proyecto que con el desembarco del programa A la carta en las consolas Xbox 360, Playstation 3 y en los televisores con conexión a Internet de Samsung y Sony -en los modelos de LG se incorporará en semanas- se inicia “un camino de regreso hacia nuestro lugar natural: la televisión”. Pero para disfrutar de ese gran archivo, con más de 60.000 programas y series completas de TVE, que se alimentará cada semana con 700 emisiones nuevas, será necesario tener en casa un aparato reciente, comprado hace menos de dos años, y que sea compatible con la tecnología Hbb tv (Hybrid Broadcast Broadband TV), impulsada por los principales fabricantes y televisiones públicas europeas y al que se han sumado recientemente TVE y las privadas en España.

 Francisco Asensi, director de Estrategia de RTVE.es , también presente en el acto, ha reconocido el escaso poder de penetración que actualmente representa esta manera de consumir televisión en España. Según sus propios cálculos, solo dos millones de hogares cuentan con una televisión conectada, a los que habría que sumar otros cuatro millones de espectadores potenciales que tienen una PS3 o una Xbox 360 en el salón. La apuesta, en cualquier caso, es de futuro. Los responsables del ente público se han marcado una fecha en el horizonte: los Juegos Olímpicos que acogerá Londres el próximo verano, que serán emitidos en su integridad por TVE. Para entonces creen que la tecnología habrá madurado y estará lista para conquistar el salón de casa. “Confiamos en que esta cita deportiva sea clave y sirva de trampolín”, ha explicado Ricardo Villa.

“La televisión va a cambiar radicalmente a partir de 2012”, ha continuado este responsable, quien ha asegurado que los cambios que está sufriendo la industria son comparables a aquellos que transformaron la telefonía móvil cuando se popularizaron los SMS, y más recientemente con el auge de servicios de mensajería instantánea como elwhatsapp. “Lo que ha ocurrido con el móvil es muy importante para entender lo que está pasando con el televisor”. Villa ha asegurado que la clave de esta nueva herramienta es “la simpleza de su uso”, en un intento de marcar distancias con otras plataformas como PC, móviles y tabletas, soportes en los que, ha recordado, también está presente la televisión pública. “Hemos encontrado la fórmula para que cualquier persona con un simple mando a distancia pueda acceder a una experiencia mucho más profunda que la ofrecida hasta ahora por un televisor”. “El salto será natural; simplemente bastará con pulsar un botón rojo en el mando”, ha explicado.

El usuario podrá acceder al fondo audiovisual de RTVE por múltiples vías, aunque el contenido que encontrará variará ligeramente de una plataforma a otra. Así, los propietarios de un televisor de última generación podrán descargarse una aplicación gratuita desde la que disfrutar de la oferta de TVE, agrupada en cuatro grandes bloques: Series, Programas, Informativos y Documentales. Allí encontrará el contenido de la última semana de emisión y los cinco episodios más recientes de series como Cuéntame oÁguila Roja, entre otras. El archivo histórico de RTVE solo será accesible a través del navegador que incorporan estos televisores, la mayoría de los cuales son lentos y engorrosos, muy por debajo de la velocidad de cualquier navegador de un ordenador de sobremesa.

En consolas, TVE se aprovecha de la última actualización del sistema operativo de la Xbox 360 -la de mayor envergadura hasta la fecha- para incorporar una aplicación desde la que entrar en una selección de los mejores programas, documentales, series y vídeos informativos del día y de las últimas semanas. Desde el mando de la consola (o con el mero movimiento de los brazos si se hace uso de Kinect, el dispositivo de Microsoft que reconoce gestos y voces) también se podrá ver la señal en directo de La 1, Teledeporte y Canal 24 horas. El resto de canales -La 2 y Clan- llegarán en futuras actualizaciones, según ha explicado María Maycas, subdirectora de Participación de RTVE.es. En Playstation 3 simplemente se rediseña la aplicación que ya existía hace dos años, sumando nuevos contenidos y mejorando la navegación y los menús. La oferta audiovisual de RTVE se completa con un acuerdo con Ono, en virtud de la cual a partir del 22 de diciembre los contenidos online de RTVE también podrán verse desde la plataforma TiVo, la televisión a la carta de Ono, con la novedad de que en esta ocasión también se podrá escuchar los programación completa y en alta calidad de las emisoras de Radio Nacional de España.

Fuente: El País

“Los archivos audiovisuales de medios de comunicación”

Los archivos audiovisuales de medios de comunicación. Ponencia presentada por  Aníbal Salvador BejaranoRocío Laura Aguirre en el IX Congreso Argentino de archivística

Resumen

“Los medios de comunicación son la representación física de la comunicación en nuestro mundo; es decir, son el canal mediante el cual la información se obtiene, se procesa y, finalmente, se expresa, se comunica.” (Cervantes Medina, 2006). Los tipos y las formas de clasificarlos y caracterizarlos son muy variados, pero a los fines de este trabajo, se los reúne en cuatro grandes grupos: medios audiovisuales, medios radiofónicos, medios impresos y medios digitales. El Tiempo (1995) los describe de la siguiente manera:las características de los archivos audiovisuales en general y de la televisión como medio masivo de comunicación. Luego, se desarrollan cuestiones propias de los archivos audiovisuales propios de las emisoras de televisión, los tipos de materiales y documentos que gestionan para que, por último presentar una propuesta para la gestión documental en los archivos audiovisuales de televisión.

Los archivos audiovisuales de medios de comunicación

Silvia Romano, resalta que la única diferencia que existe entre los archivos audiovisuales y los demás tipos de archivo, es la institución de donde provienen, los primeros son los que “…hacen de la información audiovisual su centro de interés, como las emisoras de televisión” (Romano, 2004). La idea de que la única divergencia entre una archivo cualquiera y un archivo audiovisual es el tipo de material que genera o conserva, es un pensamiento simplista pero cierto, porque las tareas que deben realizarse en un archivo audiovisual, se llevan adelante en todos los archivos, como ser: la organización, el almacenamiento, la descripción y la explotación del fondo. Además, coincidiendo con esta afirmación que presenta la autora, de que los archivos audiovisuales son aquellos que centran su interés en esta documentación, el presente trabajo no considera como un archivo audiovisual a los archivos fotográficos (sólo imágenes fijas), a los archivos puramente sonoros ni a las secciones multimedia de una biblioteca.

Siguiendo con la línea de pensamiento de Romano, los archivos audiovisuales son los encargados de reunir, gestionar y preservar los documentos, para facilitar el acceso a ellos, como cualquier otro archivo, salvando las características particulares de los materiales conservados. También Edmondson, bajo esta óptica, define al archivo audiovisual como a “…una organización o un departamento de una organización que se dedica al acopio, la gestión y la preservación de una colección de medios audiovisuales, y del patrimonio audiovisual, y a facilitar acceso a ellos” (Edmondson, 2004: 27). Incluso la Asociación de Archivos Audiovisuales de Asia Suroriental y el Pacífico define al archivo audiovisual como una organización o unidad de una organización que se dedica a recoger, gestionar, conservar y facilitar el acceso o la utilización de una colección de materiales audiovisuales y afines.

 Los matices conceptuales también dan lugar a una diversidad terminológica para la unidad de información que realiza las tareas archivísticas, dando lugar a varias definiciones y denominaciones, como ser: archivo audiovisual, centro de documentación audiovisual, servicios de documentación de los medios audiovisuales, servicio de archivo y documentación audiovisual.

Características de los archivos audiovisuales

Los archivos audiovisuales se caracterizan por el tipo de documento especial que gestionan, teniendo en cuenta tanto el soporte como el contenido, más aún cuando uno condiciona al otro. Es indudable que estas particularidades están muy marcadas por el tipo de soporte, ya que el contenido varía en respuesta al formato de grabación, ya sea como imágenes en movimiento, sonido, o la combinación de ambos. Por lo que, las particularidades del tipo documental que conservan, le dan esa distinción que engloba todos los aspectos relacionados con la custodia, la accesibilidad y la recuperación de los documentos audiovisuales, las exigencias de la conservación física y del contenido que son mucho más estrictas que para otros formatos, su situación tecnológica, y los derechos de autor de la documentación preservada. Por lo tanto, sus funciones principales son “…el acopio, la gestión, la conservación, la promoción y la facilitación de acceso al patrimonio audiovisual…”

Continuar leyendo en mundoarchivístico.com

Salvar el patrimonio audiovisual de RTVV, todo un reto.

Por medio del Col.legio Oficial de bibliotecaris i Documentalistes de la Comunitat Valenciana, Lola Alfonso Noguerón (Jefa de la Unidad de Documentación de Televisión Valenciana) ha hecho llegar este manifiesto a favor de la importancia de los archivos audiovisuales en general, y del de RTVV en particular, de la labor que desarrollan los documentalistas para lograr la preservación del patrimonio audiovisual, y de cómo se está viviendo profesionalmente en estos tiempos de recortes económicos. Como digo, poniendo como caso a la Unidad de Documentación de RTVV, pero que perfectamente puede ser extrapolable a cualquier centro de documentación audiovisual y con unos pensamientos que, seguramente, compartirán muchos documentalistas audiovisuales.

Comparto aquí un fragmento que podeis leer íntegro, con permiso de Lola Alfonso para PdM -permiso que agradezco , en castellano y en valenciano:

[…]Desde el año 1989 a los telespectadores les llegan imágenes de informativos, deportes, programas de producción propia, de producción delegada, películas dobladas al valenciano, retransmisiones de acontecimientos estelares, y retransmisiones de eventos no tan estelares, programas especiales sobre fiestas, o especial elecciones. La mayor parte de este material se conserva en el archivo o centro de documentación. En las televisiones, al igual que en otras instituciones o empresas, el archivo siempre crece; es intrínseco a la producción, y al centro de documentación de cualquier radiotelevisión. En una empresa de muebles, cuando el producto está acabado se envía fuera de la fábrica para ser vendido. Aquí, cuando se produce y realiza un programa, éste se emite y una vez difundido por las cadenas televisivas, es archivado, ocupando no sólo espacio físico y ahora también, un espacio de almacenamiento digital. Se archiva porque es muy rentable. Es más económico sacar imágenes de archivo que enviar un equipo a grabar. Y en temas como deportes o tribunales y justicia, por poner solos dos ejemplos, la documentación es imprescindible para contextualizar la noticia, reportaje, entrevista o programa. Es tan rentable que el nivel de explotación de este archivo es elevado.
Pero para tener documentación y poder localizar las imágenes y prestarlas, hay un colectivo de profesionales que día a día, trabajan registrando, catalogando, analizando, describiendo los planos, los lugares, las personas y clasificando los materiales para su posterior explotación o reutilización, son los especialistas en las búsquedas, en la recuperación de la información. RTVV dispone de un fondo documental de más de 230.000 horas conservadas en cintas betacam sp, sx y digitales, y más de 30.000 horas digitalizadas. Es un reto la conservación y salvaguarda del patrimonio audiovisual de esta empresa pública protegida por la Ley de Patrimonio. Tecnológicamente se dispone de sistemas de gestión que permiten el acceso directo a los contenidos para los usuarios internos, y la web es cada vez más, una ventana abierta a contenidos digitalizados. La profesora Alice Keefer, en un artículo publicado en La Vanguardia del 6 octubre del 2002, advertía de de los riesgos de la información registrada en soportes electrónicos y sobre el futuro de la memoria cultural destacando que: “Las soluciones, cuando lleguen, tendrán un precio”.

[…]

La situación económica no puede servir de coartada para todo. No debemos permitirlo. Sigo ilusionada y convencida del privilegio de trabajar en audiovisual, y tengo muchos y muchas colegas con los que comparto la profesionalidad del día a día. Sin ellos, no podría ir a trabajar y entre todos seguimos haciendo la televisión que los políticos quisieron y quieren.
Es lamentable que haya miedo en decir lo que se piensa públicamente por los tiempos de crisis, ERES, despidos o expurgos, pero lo peor es haber visto como se ha ido deteriorando la imagen de estas empresas, de los profesionales que aquí estamos. Y mientras tanto, compañeros cámaras, redactores, personal de las móviles a los que a veces han abroncando o vapuleado, han de salir a trabajar jugándose el tipo.
En el centro de documentación no tenemos esos problemas. Archivamos la televisión que hacemos, pero ésta, se quiera o no, es parte de la historia contemporánea de la Comunidad Valenciana en imágenes. Es todo un reto que a los archivos, bibliotecas y centros de documentación se nos oiga en estos momentos.
Y un reto aún mayor, el conservar activamente el patrimonio audiovisual generado por la radiotelevisión pública valenciana.

Blogs: “La red al servicio de la documentación audiovisual”, por Elena Servín

La experiencia que ha dejado la documentación audiovisual desde la entrada de la digitalización, influenció la ideología de las instituciones abocadas al tratamiento documental de archivos sonoros. A principios de la década de 1990 instituciones como la British Broadcasting Corporation (BBC), Radiotelevisione Italiana (RAI) y Radio Televisión Española (RTVE) y actualmente la National Geographic, Discovery e History Channel han emprendido iniciativas comerciales con fines educativos y culturales aplicables a sus archivos. Pero sin lugar a dudas, el Institut National de l’Audiovisuel (INA)en Francia, es quien más experiencias relevantes ha tenido en este campo.

La digitalización no tendría el mismo impacto si no fuera por la existencia de las redes. Tomando lo anterior como base, se han desencadenado una serie de proyectos culturales y educativos en diversos canales de televisión y estaciones de radio, en su mayoría de países avanzados. Dichos proyectos se centran en el uso y difusión de los archivos audiovisuales a través de redes, ya que éstas facilitan la interacción social, acortan distancias y reducen costos.

Muchos son los proyectos que en la actualidad se están llevando a cabo, uno de ellos es “Alejandría” que se lleva a cabo en la República de Chile, cuyo objetivo es que dicho país logre conjuntar la mayor biblioteca digital con contenidos educativos en línea de Latinoamérica, así como la afortunada distribución de esos contenidos multimedia. América Latina Interconectada con Europa (ALICE), Cooperación Latinoamericana de Redes Avanzadas (CLARA) y la VideotecATEI son proyectos establecidos para crear una infraestructura de redes digitales con el fin de organizar los servicios internacionales de redes para la comunidad.

Lo anterior es tan solo un breve ejemplo de lo que la tecnología, aplicada a los archivos audiovisuales, es capaz de aportar a la sociedad. El accesible manejo e intercambio de información entre el colectivo documental y la sociedad, nos lleva a un escenario donde la información generada a nivel mundial esté a un clic de distancia.

fuente: elenaservin.wordpress.com

TVE digitalizará su archivo histórico de cine en Galicia

TVE, Xunta Y Consello da Cultura Galega firmaron ayer el acuerdo para iniciar los trabajos

El director de TVE, Santiago González; el Conselleiro de Cultura y Turismo, Roberto Varela; el secretario Xeral de Medios de la Xunta, Alfonso Cabaleiro y el presidente del Consello da Cultura Galega, Ramón Villares, firmaron ayer –en un acto presidido por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo– un acuerdo por el cual se comprometen a digitalizar todo el archivo histórico de cine rodado en Galicia entre los años 1971 y 1986 por las cámaras de Televisión Española.

Dicho archivo se encuentra depositado en el Centro Territorial de TVE en Galicia y está compuesto por más de 4.000 soportes de cine en 16 milímetros con un amplio abanico temático que va desde el acontecer político del tardofranquismo, la transición y la construcción de la autonomía, hasta estampas de la vida en el campo, la pesca, el deporte, los sucesos o la cultura, informó TVE en un comunicado.

De esta manera, se podrán rescatar los primeros testimonios audiovisuales que fueron filmados para una televisión de escritores gallegos de la talla de Celso Emilio Ferreiro, Otero Pedrayo o Álvaro Cunqueiro, emocionado en uno de sus últimos actos cuando recogió el Pedrón de Ouro y lanzó un grito en defensa de Galicia y del gallego “para ben e decoro do mundo”.

Estos documentos ayudarán a comprender la realidad política y social que se vivía en la época a través de las imágenes de las primeras manifestaciones en defensa de las libertades y el autogobierno. Y es que el de Galicia es uno de los primeros Centros Territoriales de TVE que fue abierto en España y que además cuenta con uno de los archivos más completo y extenso de cine en el país.

La importancia de estos testimonios audiovisuales radica en que fue la única televisión de la época durante casi dos décadas, hasta que el mercado televisivo se abrió a otras ofertas. Además, este material ve aumentado su valor por estar filmado en cine y no en soporte electromagnético o vídeo, que en sus primeros años perdía rápidamente la calidad de sus propiedades.

El convenio contempla la digitalización de todos estos documentos gráficos y soportes sonoros en un plazo de cinco años y facilitará el acceso a estos contenidos por parte de investigadores de distintas disciplinas, reservándose Televisión Española el derecho de explotación audiovisual. El soporte original de cine podría ser trasladado posteriormente a la Cidade da Cultura, bajo la normativa de conservación y supervisión de RTVE.

Este acuerdo se firma cuando se cumplen 40 años de la inauguración del centro de TVE en Galicia, el 25 de julio de 1971, una efeméride que se adelanta para no coincidir co Día da Patria Galega.

Fuente: xornal.com vía Recbib

Conclusiones del foro sobre Documentación Musical en Fesabid 2011

El viernes finalizaron las XII Jornadas Españolas de Documentación Fesabid 2011, que se celebraron junto a la conferencia EBLIDA-NAPLE 2011 y las XVI Jornadas Bibliotecarias de Andalucía. De los días 25 a 27 de mayo se han reunido más de 600 asistentes, más de 90 intervinientes en las mesas de los diferentes foros sectoriales y talleres profesionales y 15 ponentes internacionales, todo ello en seis salas diferentes del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, simultaneando a lo largo del día 35 actividades profesionales de bibliotecas, archivos y centros de documentación de diferentes ámbitos.

Pio Pellizzari

Pio Pellizzari, director de la Swiss National Sound Archives. Foto: swissinfo.ch

Uno de esos foros sectoriales ha sido el dedicado a la situación profesional del documentalista musical. Organizado por AEDOM,estuvieron presentes en la mesa Pio Pellizzari, vicepresidente de la Asociación Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales (IASA), Federica Riva, presidente de la rama en Italia de la IAML, Reynaldo Fernández Manzano – Director del Centro de Documentación Musical de Andalucía, Laura Prieto Guijarro, Profesora de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, moderados por José Luís Maire, vicepresidente de AEDOM.
El primer dato a destacar de este foro profesional fue la escasa asistencia de público. Ya se ha dicho que en las Jornadas de Fesabid se simultaneaban diferentes talleres y foros sectoriales, lo que permitía elegir acudir a la sala que tratara el tema de  interés de cada uno. En cuanto a esta sesión, podría decirse que ha sido de las que menos asistencia ha presentado, y no precisamente por la poca calidad de los participantes en ella. ¿Por qué? ¿Ha habido poca difusión de esta mesa de expertos, o es que realmente este campo especializado de la documentación interesa poco?   ¿Está la documentación musical más próxima a los estudios de Musicología que a los de Documentación, se entiende más en ese contexto? Quizás –o todavía-  si. De hecho, esa ha sido una de las conclusiones que se pudo sacar en claro de las diferentes intervenciones y del debate posterior.
En primer lugar, Laura Prieto apuntó algo que ya conocemos los que nos interesamos por la gestión de los fondos musicales: la poca oferta universitaria en cuanto a materias de documentación musical, dándose una gran parcialidad en la enseñanza que siempre suele ser optativa. Propone varias posibilidades para formar especialistas (master, posgrados, proporcionar herramientas al documentalista…) y considera que los conocimientos musicales son imprescindibles, como es obvio. El tema quizás esté en cuál debe ser ese nivel. Para Laura Prieto, el que da una titulación en musicología.
Para Pio Pellizzari y Federica Riva, la calidad de un documentalista musical, o audiovisual, o de documentación sonora, reside en la formación -que no necesariamente tiene que haber pasado por los estudios de documentación- o especialidad en un tema concreto. No recuerdo los datos concretos –decir que estas dos intervenciones fueron íntegramente en italiano- pero hablaba de de una mujer que durante años se había encargado de organizar un importante festival de rock de una ciudad, y que hoy por hoy era quien catalogaba la música  de este género en la Fonoteca Nacional Suiza.

La ponencia de Pellizzari se basó en un planteamiento esquematizado y muy claro: de qué tiene necesidad nuestro servicio de información   y definir el perfil que desea para dar ese servicio (conocimientos generales, bibliotecarios, musicales y tecnológicos). Presentó un “Planning matrix”: diversos perfiles porofesionales, con los roles que ya tienen hoy por hoy y con las competencias que cubre cada perfil, y dónde se puede adquirir la formación necesaria para ello. Pellizari no perdió de vista varias consideraciones: que el mundo bibliotecario cambia constantemente (perfiles, exigencias profesionales, técnicas, exigencias del público, tecnologías…), que las asociaciones profesionales deben estar cerca de  bibliotecas y archivos musicales/conservatorios, así como ofrecer un programa de formación contínua e incluso presentarse  como partner de escuelas y universidades Además, no hay que dejar de desarrollar técnicas (habló del FRBR http://www.frbr.org/)  e incluso tratar de establecer una colaboración internacional mediante intercambio de personal y conferencias, seminarios, cursos temáticos de verano…
Todos, eso sí, coincidieron en la importancia de formar personal especializado en estos materiales. Reinaldo Fernández-Manzano destacó el intento tímido que la Universidad de Granada trata de llevar a cabo con su máster en Historia y Ciencias de la Música -sabemos que no es el único máster en España de estas características, pero en ellos se aprende a manejar las herramientas de tratamiento documental de de forma más bien superficial, y Francesca Riva trató el tema de las vías que en Italia existen para formar  especialistas en bibliotecas musicales.

El debate posterior también fue interesante. Entre el público, como digo escaso pero también de calidad, había representantes del Centro de Documentación de Música y Danza del INAEM, de la Fonoteca Nacional de Catalunya y del Centro de Documentación Musical de Andalucía. De esta parte de la sala, las opiniones eran similares –necesidad de especialización en los centros universitarios y conservatorios- pero con matices: la documentación musical y sonora es una muy buena salida laboral para una persona con estudios de Biblioteconomía y Documentación y musicales de grado profesional, que no haya pensado en dedicarse a la investigación, composición o interpretación,  y de entre ellos se puede encontrar perfiles  muy capaces de gestionar fondos musicales. Es decir, habría que dejar de pensar que sólo los musicólogos tienen la capacidad de dedicarse a estos menesteres (y anoto que quien transmitía esta opinión al resto era un musicólogo)

También es cierto que dependerá del nivel que, por ejemplo, se desee de la descripción de un documento, sobre todo cuando hablamos de cantorales o música antigua. ¿Equipos multidisciplinares documentalista-musicólogo? Esa es una buena combinación que hoy por hoy se viene dando según las necesidades del centro o servicio de información. Al fin y al cabo, no hay que olvidar que un documentalista, archivero o bibliotecario musical en principio no se dedica a investigar, sino a describir los documentos para que otros –los musicólogos- los recuperen y hagan sus investigaciones con ellos.

A la observación unánime de la poca oferta académica, se lanzó la propuesta de que AEDOM podría intentar estar más en contacto con Facultades y Escuelas de Documentación para intentar conseguir que existiera más contenido en los estudios de grado para formar especialistas en documentos musicales. Todos los allí presentes sabemos que, hoy por hoy, no hay ningún lugar en el que un estudiante pueda acabar la carrera especializado en este ámbito o al menos con una formación aceptable para enfrentarse a estos materiales especiales.

La mesa redonda se alargó casi una hora más del horario previsto de finalización, al ser pocos y bien avenidos esta charla parecía casi más una conversación entre colegas de profesión con los mismos intereses e inquietudes. Esperaremos al próximo número del Boletín de Aedom para leer, en forma de dossier extra, las aportaciones de esta sesión.   De momento, se pueden consultar en la web de Fesabid 2011 las conclusiones generales de las Jornadas, que son pefectamente extrapolables casi en su totalidad  a la situación del profesional de las bibliotecas y archivos musicales: fomentar el asociacionismo, mejorar la conexión Universidad/Servicios de información/ Asociaciones, incrementar la presencia y el reconocimiento social de los profesionales de la información, buscar la cooperación, adaptarse a las nuevas necesidades de información surgidas con las tecnologías…

Las Jornadas han dado mucho más de sí al margen de este foro profesional, y todas tan interesantes como el tema del documentalista musical:  se ha hablado de la información en el contendio audiovisual, de archivos de televisión y del perfil de sus profesionales, del proyecto presentado en marzo en México para crear una Red de Bibliotecas de Filmotecas Iberoamericanas,  del uso del podcasting sonoro para el fomento de la lectura… Espero que las intervenciones estén pronto disponibles para poder compartirlas con todos vosotros.

A %d blogueros les gusta esto: