14.000 cartas de Saint-Saëns serán digitalizadas y pronto disponibles en Gallica

Postal de Saint-Saëns en Gallica

Postal de Saint-Saëns en Gallica

Al acercarse el centenario de la muerte de Camille Saint-Saëns en 2021, la Biblioteca de Dieppe (Francia) ha decidido digitalizar la correspondencia del famoso músico, que estarán disponibles a través de Gallica. El motivo de ser la ciudad de Dieppe la depositaria de esta documentación (ya que Saint-Saëns nació en Paris y murió en Argel) se debe a que su padre era de esta localidad normanda, y él mismo pasaba allí temporadas con su familia. Desde finales de la década de 1880, el músico hizo varias donaciones sucesivas a la ciudad de Dieppe, incluidas sus pertenencias personales legadas poco antes de su muerte, en memoria de sus orígenes.

En total, casi 14,000 cartas, 600 partituras y 600 libros se guardan en el museo de la ciudad. Con motivo de las exposiciones y eventos que se están preparando para el centenario de la muerte del compositor, se ha escogido digitalizar la correspondencia, que se ha dividido en dos: por un lado, 1400 cartas llamadas “preciosas”, algunas de las cuales llevan la firma de autores como Wagner, Proust o Pasteur, y por otro 12500 misivas consideradas más “banales”: telegramas, tarjetas de visita, postales… Todo ha sido clasificado por autor y por fecha, para facilitar el trabajo de los investigadores.

Como explica Franceinfo, esta fase de digitalización se lleva a cabo en el castillo de Sablé-sur-Sarthe, una de las delegaciones de la la Biblioteca Nacional de Francia (BnF) centro dedicado a la conservación, restauración de documentos y que tiene un escáner específico para este tipo de archivos, para posteriormente ofrecer las copias a través de la biblioteca digital francesa en línea. Para ir abriendo boca, ya puedes ver más de 3000 cartas digitalizadas en el sitio de Gallica

Anuncios

Conferencia “Europeana Sounds 2015 : El futuro de los sonidos históricos”

Europeana Sounds 2015La conferencia internacional Programa de «Europeana Sounds 2015 : Le futur des sons historiques» tendrá lugar el viernes 2 octubre 2015 en la Biblioteca Nacional de Francia. Esta conferencia pondrá en valor el vasto patrimonio sonoro europeo: un tesoro cultural frecuentemente olvidado.

Lanzado en febrero de 2014, Europeana Sounds es un proyecto trienal cofinanciado por la Comisión Europea que reúne a 24 anticipantes de 12 países, y que está coordinado por la British Library. Pretende dar acceso a más de un millón de registros sonoros en línea: música, programas radiofónicos, sonidos de la naturaleza, efectos sonoros y grabaciones de la palabra, así como una multitud de objetos relacionados con estos sonidos, como por ejemplo partituras y fotografías.

Estos registros libremente accesibles constituyen una oportunidad única de explorar e interactuar con nuestro patrimonio acústico. Encontramos, por ejemplo, la grabación más antigua de una partitura de Mozart o la única grabación conocida del poeta francés Guillaume Apollinaire. Europeana Sounds permite igualmente a los expertos de toda Europa de participar en el futuro del patrimonio sonoro, compartiendo sus conocimientos y colaborando con innovaciones tecnológicas.

La conferencia alternará intervenciones originales de personalidades europeas e internacionales, y discusiones sobre temas tales como el derecho de autor o las recuperaciones de colecciones sonoras.  Demostraciones interactivas presentarán las últimas innovaciones tecnológicas relacionadas con el sonido. Habrá numerosas  performances en directo, en particular del músico y productor de música electrónica británico, Matthew Herbert, que atesora más de veinte años de carrera y que ha publicado en 2015 su vigesimotercer álbum.

La jornada está dirigida a un amplio público: musicólogos, especialistas en tecnología e informática, especialistas en derechos de autor, archiveros, músicos, estudiantes…

Habrá traducción simultánea en francés e inglés.

Europeana Sounds 2015 : Le futur des sons historiques

Viernes 2 de octubre 2015, de 9h a 17:30. Biblioteca Nacional de Francia, París.

Programa e inscripción GRATUITA en: http://www.europeanasounds.eu/fr/conference-europeana-sounds-2015

@EU_Sounds

#EUsounds15

MANNO – Catálogo de manuscritos franceses con notación neumática

La invención de la notacióaquitanan musical occidental en el siglo IX surge como una consecuencia de la reforma del canto de la Iglesia Galicana desde el siglo VII, que se vio favorecida por el “renacimiento” de la letra en le época carolingia. Desde su origen, las formas gráficas eran muy diversas, y las principales familias de notación se distinguen normalmente por su localización. A menudo, el empleo de una grafía marca una pertenencia, indica un origen y por consiguiente transmite información útil sobre la historia de los textos y de las instituciones religiosas, no solo en el ámbito litúrgico sino también en el intelectual. Los textos notados antes del fin del siglo XII son cantos litúrgicos, poesías latinas y ejemplos de libros de teoría musical.

La impresionante cantidad de manuscritos notados en el reflejo de estos aspectos esenciales de la vida de monjes y clérigos de el cristianismo medieval. En su mayoría, se conservan en el mismo lugar en el que fueron copiados. El caso de Francia es diferente, ya que las confiscaciones revolucionarias dieron lugar a colecciones de manuscritos litúrgicos en las bibliotecas municipales.

La colección de la Biblioteca Nacional de Francia es todavía más diferente. Se remonta al reinado de Carlos V (1364-1380), y se ha enriquecido continuamente a lo largo de los siglos hasta nuestros días con volúmenes llegados de todas las regiones francesas.  Ofrece una muestra de todos los tipos de notaciones musicales, pero principalmente de la aquitana (Sur de Francia) y francesa (Norte y centro de Francia).

Es esta notación la que ha sido escogida para la primera parte para elaborar MANNO, un catálogo de manuscritos musicales de la Biblioteca Nacional de Francia que no había sido realizado antes, al contrario que en otras bibliotecas parisinas especializadas. El catálogo de estos manuscritos notados se limita a las primeras épocas, entre el siglo IX y el XII, periodo rico en invenciones poéticas y musicales. El soporte lo forman grandes manuscritos utilizados para el recuerdo del canto a lo largo del año litúrgico. El catálogo también incluye fragmentos o anotaciones marginales de textos litúrgicos realizados en manuscritos profanos. La identificación de estos testimonios revela una parte todavía poco conocida de la historia y cultura medieval y de nuestra historia musical.

A %d blogueros les gusta esto: