El Archivo de la SGAE decora el hotel Casa de la Lírica

Eurostars_lirica_jpgHoy compartimos una noticia muy apropiada para la época en la que nos encontramos, que hemos conocido a través de la web de la Sociedad General de Autores y Editores de España: su Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) de la SGAE, en su faceta por promocionar, divulgar y asesorar el riquísimo patrimonio que atesora ha cedido al hotel Eurostars Casa de la Lírica de Madrid una serie de fotografías históricas relacionadas con el mundo de la zarzuela.

El edificio, que se encuentra en la calle Aduana, 19 de Madrid, ha sido recientemente reformado manteniendo su estilo clásico, y su habitaciones se han tematizado con las ocho zarzuelas más representativas de este género musical: La verbena  de la Paloma, Doña Francisquita, Gigantes y cabezudos, La perfecta casada, La Parranda, Luisa Fernanda, La patria chica y La Revoltosa. Además, las dos salas de reuniones del establecimiento están dedicadas a los grandes maestros Tomás Bretón y Ruperto Chapí.

La decoración de todo el hotel se centra en la historia musical española del siglo XX. Al lado de cada puerta de las habitaciones se puede ver el cartel original de cada una de las zarzuelas anteriormente mencionadas. Además, las estancias poseen cuadros decorativos a base de imágenes y partituras de la pieza musical en concreto que el Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) de la SGAE y el Museo Nacional del Teatro han cedido.

Anuncios

Tertulia sobre archivos musicales y derechos de autor en Radio Clásica

Sigue leyendo

Mª Luz González, del centro de documentación y archivos de la SGAE

 

María Luz González Peña

María Luz González Peña. Imagen tomada de zarzuela.net

En elpais.com, vía Baratz en Facebook.

“Los archiveros vivimos en las mazmorras, pero rodeados de joyas”

Así se titula en reportaje que publica hoy elpaís.com, en el que entrevista a Mª Luz González Peña, directora del centro de documentación y archivos de la SGAE. Para completarlo y saber más el origen, historia y formación de estos fondos podeis leer la entrevista que Ignacio Hassa Haro publicó en zarzuela.net el 5 de octubre de 2007.

Bajo la tarta modernista que es el edificio de la Sociedad General de Autores (SGAE) hay un discreto sótano donde se guardan las joyas. Están hechas de papel que huele a viejo y de notas musicales. Partituras originales y manuscritas de 1.700 zarzuelas que son “el tesoro de la casa”, según su guardiana, María Luz González Peña, directora del centro de documentación y archivos de la SGAE. Esta menuda asturiana se mueve deprisa entre las cajas de cartón con ph neutro. “La escalera es muy pesada y a veces trepo por las estanterías como si me creyese Pinito del Oro…”. “La trapecista del tiempo de maricastaña…”, aclara. Chispa zarzuelera no le falta.

Cada caja verde tiene una etiqueta con el título de la obra. “Date una vuelta y léelas”, ordena la archivera, “verás que divertido, ¡hay hasta una dedicada a la falda pantalón!”. No se encuentra esa, pero abundan los hallazgos: Quítese usted la bata,Los dineros del sacristán,Canela fina,La del 4º piso,El terror de las mocitas,Similiquitriqui”… de El hijo de Buda a Temple baturro, lo que uno quiera entre los miles de materiales de orquesta de zarzuela, sainete lírico, sainete cómico lírico bailable, partichelas, libretos, partituras sinfónicas… Hasta 30.000.

González escoge posar con El rey que rabió, un original de Ruperto Chapí que el compositor adornó con un excelente dibujo propio en su primera página. “Trata sobre un rey que no se fía de sus ministros cuando le dicen que el país va bien y se infiltra de incógnito en el ejército, se enamora de una chica, hay un perro rabioso que muerde a otro soldado… mucho enredo y danzas de países extranjeros que siempre quedan muy lucidas”, resume la archivera que habla como una metralleta.

Podeis leer el reportaje completo en elpais.com

A %d blogueros les gusta esto: