Se proyecta un centro de documentación sobre el Jazz en VAlencia

JazzEste fin de semana hemos sabido que CulturArts, la Consellería de Educación Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana, pretende crear en su comunidad un gran archivo de jazz que sea referencia para estudiosos y aficionados. Por ello ha lanzado una convocatoria para que cualquier ciudadano ceda documentos sobre jazz que tengan guardados con los que poder constituir un gran fondo documental. La llamada está dirigida tanto a músicos como a aficionados, periodistas o profesionales de otros sectores que hayan tenido contacto en algún momento con el mundo del jazz.

La idea es reunir documentos no comerciales o de difícil acceso como fotografías, carteles, folletos, programas de mano, tarjetas, partituras antiguas, maquetas discográficas, grabaciones privadas en diferentes formatos de audio, entradas de conciertos, boletines, dossiers o fanzines.

La colección estará a disposición de estudiosos e historiadores y cada objeto será catalogado con indicación del nombre de su donante, que aparecerá indicado en futuros proyectos, como publicaciones o exposiciones. El progreso de la iniciativa será comunicado asimismo a través de las principales redes sociales. Cabe indicar que iniciativas similares, como la que se promovió para captar documentos relacionados con las Fallas, fracasaron al no lograr respuesta del público.

CulturArts custodia ya importantes legados jazzísticos de varios aficionados, así como los fondos pertenecientes a la Fundación Ebbe Traberg, una de las colecciones de jazz más importantes de España. En la primavera de 2015 CulturArts Música colaborará con el Consorcio de Museos en la organización de una exposición sobre el desaparecido club Perdido (1980-1995), una de las referencias imprescindibles de la difusión del jazz en Valencia.

Fuente: Las Provincias

El Consell Valencià de Cultura aboga por crear un Centro de Documentación de Música Antigua

Logo Consell Valencià de CulturaFuente: Europa Press

El Consell Valencià de Cultura (CVC) apuesta por la creación de un Centro de Documentación de Música Antigua, que incluya las secciones de Música de toda la Corona de Aragón y el Museo de los Instrumentos, como herramienta “capital para la recuperación del patrimonio musical valenciano

El pleno de la institución consultiva ha aprobado este jueves una declaración sobre el proyecto, que ha sido redactada por la Comisión de Legado y presentada por el consejero Ricardo Bellveser al resto de miembros.

Bellveser ha explicado que, aunque en un primer momento la idea era animar a la habilitación de un centro específico de estudio del repertorio en la antigua Corona de Aragón, se modificó y amplió la propuesta tras escuchar en calidad de experta a la subdirectora de Música de CulturArts –antes directora del Institut Valencià de la Música (IVM)–, Inmaculada Tomás, quien informó “de las escasas disponibilidades presupuestarias actuales de su departamento”, pero también de “la consolidación del proyecto en el que trabajar de un Centro de Documentación de Música Antigua”.

Por ello, el CVC anima a llevar adelante esta idea con el fin de “sistematizar” los esfuerzos que hasta el momento se están haciendo desde distintas entidades, entre las que ha resaltado la labor de varias formaciones musicales, como Capella de Ministrers o Capella Saetabis.

Protagonismo del “cap i casal”

Según señala la declaración aprobada, “la responsabilidad de la ciudad de Valencia, como ‘cap i casal’ de un territorio especialmente relevante en el campo de la música, se tendría que traducir en un protagonismo capaz de llevar a buen término el impulso del Centro de Documentación, con las secciones de Música Antigua de la Corona de Aragón y del Museo de Instrumentos”. Este museo, según se ha recordado, fue defendido ya por el CVC en un informe de 2009, y serviría como “espacio de recogimiento y difusor” de los diversos fondos instrumentales que existen en poblaciones como l’Alcúdia o Xàbia.

Igualmente, el organismo insta a poner en marcha “redes como la de los monasterios o los castillos de la Comunitat” para acoger y recuperar patrimonio musical y considera que todo esto “implica la colaboración entre las autoridades administrativas, la Iglesia, entidades privadas, académicas y la ciudadanía general, así como el apoyo financiero público y privado y las necesarias relaciones con los proyectos culturales de la UE”.

Seguir leyendo en Europa Press

Iniciativa para la creación de un “Centro de Documentación sobre la canción de autor”

Por Fernando G. Lucini (Musicólogo, periodista y escritor)

A lo largo de estos últimos días vengo repitiéndoselo a los periodistas que se interesan por la exposición «… Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA» [del 15 de diciembre al 13 de enero en el Centro Cultural Federico García Lorca de Rivas-Vaciamadrid (Madrid)]: esta muestra no es, en ningún caso, un “punto de llegada”, sino todo lo contrario: “va a ser un definitivo punto de partida, o de arranque” de algo que considero culturalmente necesario e imprescindible, y en lo que vengo soñando y trabajando desde hace ya bastantes años:

Creo que es urgente, y que ha llegado el momento, de crear “un espacio” —que poco a poco iremos perfilando— desde el que se reivindique y se potencie la “canción de autor” como un género musical que fue esencial y determinante para la cultura, para la democracia y para la defensa de los derechos humanos en España durante los años pasados; y que, a la vez,tiene un apasionante futuro, sobre todo, en el relevo generacional que están protagonizando numerosos jóvenes creadores y creadoras, próximos e identificados con ese género musical y literario al que llamamos“canción de autor”. 

Ese “espacio” que es urgente crear —al que antes hacía referencia— debería ser, desde mi punto de vista, un CENTRO DE DOCUMENTACIÓN SOBRE LA CANCIÓN DE AUTOR que asumiera, entre otros, estos dos objetivos:

El primero, recoger y aglutinar todo tipo de materiales o documentos sonoros y gráficos creados en torno a la “canción de autor” en España, desde sus orígenes a la actualidad.

Estaríamos hablando, en consecuencia, de defender, proteger y conservar la historia de nuestra “canción popular”, y más concretamente, de nuestra “canción de autor”, contra el olvido. Planteamiento que considero imprescindible para que no tengamos que hablar en el futuro de “recuperación de la memoria”, ya que no será necesario “recuperar” lo que jamás se ha perdido. De eso se trata.

En esa perspectiva en el Centro de Documentación, al que me estoy refiriendo, se crearían varios ámbitos o espacios de recogida y archivo de materiales e informaciones abiertos y puestos al servicio de la ciudadanía; entre ellos los siguientes:

Fonoteca del «Centro de Documentación de la Canción de Autor».

La Fonoteca del Centro recogerá:

Una colección, lo más completa posible, de discos de vinilo y CD’s editados en todo el territorio nacional, y en el exilio, desde mediados de los años sesenta a la actualidad. Discografía, referida al género de la “canción del autor” que será actualizará de forma permanente.

Un archivo sonoro informatizado y una «base de datos cruzados», que en este momento ya se está construyendo, y que actualmente consta de más de 5.000 discos, de 1.800 compositores e intérpretes españoles y latinoamericanos, y de más 70.000 canciones. Base de datos que se completará con otras dos, de carácter básico, sobre la “canción de autor” francesa e italiana.

Biblioteca del «Centro de Documentación de la Canción de Autor».

En esta biblioteca —a través de compras y, sobre todo, de donaciones—, se recogerán los principales libros —ensayos, biografías, cancioneros, tesis doctorales, etc.— y revistas especializadas, que se han editado en España sobre la “canción de autor” a partir de los años setenta, y hasta la actualidad.

Archivo de imágenes del «Centro de Documentación de la Canción de Autor».

En el Centro de Documentación se creará también un “banco de imágenes” —fotografías, documentales, programas de TV, vídeos, etc.— de compositores, poetas, conciertos, encuentros, certámenes o acontecimientos relacionados con la ” canción de autor”.

Documentos y referencias históricas del «Centro de Documentación de la Canción de Autor».

En la misma perspectiva de “protección y conservación de la memoria contra el olvido” dentro del Centro de Documentación se creará una sección dedicada a la recogida y el archivo digitalizado de todo tipo de documentos referidos a la historia, al desarrollo, y a la evolución de la “canción de autor” en las diferentes Comunidades Autónomas Españolas y en los países Latinoamericanos.

Un segundo objetivo esencial del Centro de Documentación, deberá ser el apoyo al CONOCIMIENTO, a la PROMOCIÓN y al DESARROLLO de la “canción de autor”.

En ese sentido, entre otros, podrían crearse tres espacios o secciones:

Catálogo de cantautores del «Centro de Documentación de la Canción de Autor».

Uno de los trabajos prioritarios que deberíamos emprender sería la elaboración de un catálogo lo más completo posible de todos aquellos creadores e intérpretes que están trabajando —o hayan trabajado— en el ámbito de la “canción de autor”. Catálogo en el que aparecieran sus nombres, su localización geográfica y datos de contacto, sus grabaciones, y todos aquellos datos que resulten necesarios para difundir su trabajo y su obra en el ámbito nacional e internacional. (Por supuesto, en este catálogo se incluirían todos los jóvenes creadores, tengan, o no, realizada una primera maqueta o grabación).

Formación: Curos y Seminarios del «Centro de Documentación de la Canción de Autor».

Esta sería una sección del Centro de Documentación que debería tener una singular importancia por su carácter educativo. En ella se abordarían, al menos tres planes de formación:

• Cursos y seminarios de formación y perfeccionamiento para los propios creadores (compositores e intérpretes).

• Cursos y seminarios dirigidos a los medios de comunicación.

• Cursos y seminarios dirigidos al profesorado de Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Facultades de Pedagogía, de Historia, de Filología, Escuelas de Música. etc. (Cursos y seminarios en los que se planteará como meta esencial, la aproximación de la “canción de autor” a la escuela, y a los programas y proyectos educativos.

Promoción y asesorías del «Centro de Documentación de la Canción de Autor».

Por último —y el listado de acciones y propuestas queda totalmente abierto— sería preciso crear un espacio de promoción y asesoría a los jóvenes cantautores sobre todo en el inicio de su andadura creativa y profesional que cada vez es mas difícil, arriesgada y compleja.

Todo esto, y mucho más, puede llegar a ser el CENTRO DE DOCUMENTACIÓN DE LA CANCIÓN DE AUTORque propongo poner en marcha lo antes posible contando con la adhesión, la solidaridad y las colaboraciones de todas las personas que amamos la cultura, la “canción de autor” y, en general, la música en libertad.

Fuente: blog de Fernando Lucini

El Centro de Cultura Tradicional de La Rioja

El nuevo Centro municipal de Cultura Tradicional de La Rioja llevará el nombre del ex-concejal logroñés Emilio Marañón, uno de los principales impulsores de la recuperación del folclore popular riojano, fallecido hace ahora un año.
El alcalde de Logroño, Tomás Santos, y familiares de Marañón visitaron anoche el Centro, ubicado en el edificio remodelado del antiguo colegio universitario, en la calle Obispo Bustamante.
El Centro de la Cultura Tradicional tiene como objetivo principal aglutinar todo lo relacionado con la cultura popular riojana, a través de la documentación, investigación y exposición.
Así, se contará con todo lo relacionado con tradiciones, música y danza, etnografía, antropología, literatura, etimología, refraneros, costumbres, juegos, supersticiones y creencias, cantares y cancioneros, cuentos, historia, leyendas, topografía, alfarería, oficios y herramientas, cosechas, golmajería, entre otros asuntos.
Se contará, en concreto, con un Centro de Documentación específico sobre la cultura popular (etnográfico); monografías; música popular riojana; archivos sonoros de la tradición oral en La Rioja; fototeca; archivo de películas, vídeos, documentales; carteles; y se realizarán labores de archivo de fondos, análisis de documental, tratamiento informático, y recuperación y difusión de documentos.
También se prevé un espacio museográfico, un espacio preparado para la presentación de exposiciones y colecciones de elementos, objetos o documentos; y una colección permanente de instrumentos musicales y juegos tradicionales.
Leer la noticia completa en larioja.com

El Festival flamenco de Ogíjares digitaliza 30 años de historia

Estos fondos ampliarán la colección del mayor centro documental de flamenco del mundo.

Fuente: laopiniondegranada.es

El consejero de Cultura, Paulino Plata, ha presentado este viernes en Ogíjares el resultado de la digitalización de los fondos documentales del Festival Flamenco de esta localidad, lo que supone 7.000 minutos de grabaciones sonoras en formato digital que han pasado a integrarse en los archivos del Centro Andaluz de Flamenco en Jerez. Estos fondos vienen a ampliar la colección de archivos sonoros, audiovisuales y gráficos que atesora el mayor centro documental de flamenco del mundo, informa la Consejería de Cultura en un comunicado.

el flameco, Patrimonio Cultural Inmaterial de la HumanidadPlata ha destacado la importancia de este tipo de acuerdos, que enriquecen el valioso legado flamenco de la comunidad. Una vez concluido el proceso de digitalización, que se ha desarrollado durante un año, los archivos de audio han sido devueltos al consistorio, junto con una copia digital de los mismos de alta calidad, con el objetivo de que puedan ser consultados por todos los aficionados al flamenco, investigadores y estudiosos, sin necesidad de manipular los originales.

El Festival Flamenco de Ogíjares celebró su primera edición en 1980. Alrededor de un centenar de CD recopilan estos 30 años de historia del flamenco en Ogíjares, en los que sesenta cantaores, tres decenas de guitarristas y otra veintena de bailaores han formado parte del cartel. Fosforito, Camarón, Luis de Córdoba, Chiquetete, Diego Clavel y Calixto Sánchez fueron los programados en la primera noche del festival, que se ha consolidado como cita de referencia en la provincia granadina.

Por el Festival de Ogíjares han pasado además, entre otros, Enrique Morente, Terremoto, Camarón, Chocolate, El Sordera o el guitarrista Pedro Bacán, cuyo legado sonoro forma parte de los fondos del Centro Andaluz de Flamenco.

Acceso de los usuarios
.

De este modo, los usuarios que lo deseen pueden disponer de dichos documentos a través de la red de Puntos de Información de Flamenco (PIF), una intranet de flamenco desde la que consultar los archivos digitalizados del Centro Andaluz de Flamenco. En Granada, hay puntos PIF en la Biblioteca de Andalucía y en el Centro de Documentación Musical.

Además, el Ayuntamiento de Ogíjares volcará los archivos en el futuro Centro de Flamenco de Ogíjares, tanto físicamente como en su página web, una vez que concluya su puesta en marcha. Asimismo, el consistorio estudia la posibilidad de editar recopilatorios o álbumes especiales a partir de los documentos digitalizados, que incluyen soleás, bulerías, seguiriyas o granaínas, hasta palos menos frecuentes, como alboreás, romeras o jaberas.

La colaboración entre el Ayuntamiento de Ogíjares y la Agencia Andaluza del Flamenco responde a un interés común por preservar la historia del flamenco. La Consejería de Cultura pretende seguir convirtiendo el Centro Andaluz de Flamenco en el referente mundial de la documentación y del estudio del flamenco. Para ello se recurre a este tipo de colaboraciones, basadas en la adquisición y cesión de fondos para su digitalización y archivo.

En el último año se han suscrito también acuerdos de este tipo con la Bienal de Flamenco de Sevilla y con el Ayuntamiento de Cabra, entre otras entidades. Para facilitar el acceso al legado documental que se guarda en el Palacio Pemartín de Jerez de la Frontera, sede del Centro Andaluz de Flamenco, se creó en 2006 la red de Puntos de Información de Flamenco, en la que ya están disponibles un 90% de los a fondos digitalizados.

Los 746 registros sonoros procedentes del Festival Flamenco de Ogíjares, además de los archivos digitales de los carteles de todas las ediciones del Festival, ya están disponibles en esta red. La colección del Centro Andaluz de Flamenco asciende a más de 300.000 archivos, de los que un 50% ya está digitalizado.

En su mayoría son audios provenientes de diversos formatos de origen: 73 cilindros de cera, más de 4.000 LP, casi un millar de singles, 416 cantes de discos de pizarra, 155 de musicassettes, más de 4.500 cintas abiertas, más de 37.000 procedentes de CD y más de 400 vídeos. Además, hay más de 2.200 fotografías, 1.804 carteles, 1.350 partituras y 50 libros.

Mª Luz González, del centro de documentación y archivos de la SGAE

 

María Luz González Peña

María Luz González Peña. Imagen tomada de zarzuela.net

En elpais.com, vía Baratz en Facebook.

“Los archiveros vivimos en las mazmorras, pero rodeados de joyas”

Así se titula en reportaje que publica hoy elpaís.com, en el que entrevista a Mª Luz González Peña, directora del centro de documentación y archivos de la SGAE. Para completarlo y saber más el origen, historia y formación de estos fondos podeis leer la entrevista que Ignacio Hassa Haro publicó en zarzuela.net el 5 de octubre de 2007.

Bajo la tarta modernista que es el edificio de la Sociedad General de Autores (SGAE) hay un discreto sótano donde se guardan las joyas. Están hechas de papel que huele a viejo y de notas musicales. Partituras originales y manuscritas de 1.700 zarzuelas que son “el tesoro de la casa”, según su guardiana, María Luz González Peña, directora del centro de documentación y archivos de la SGAE. Esta menuda asturiana se mueve deprisa entre las cajas de cartón con ph neutro. “La escalera es muy pesada y a veces trepo por las estanterías como si me creyese Pinito del Oro…”. “La trapecista del tiempo de maricastaña…”, aclara. Chispa zarzuelera no le falta.

Cada caja verde tiene una etiqueta con el título de la obra. “Date una vuelta y léelas”, ordena la archivera, “verás que divertido, ¡hay hasta una dedicada a la falda pantalón!”. No se encuentra esa, pero abundan los hallazgos: Quítese usted la bata,Los dineros del sacristán,Canela fina,La del 4º piso,El terror de las mocitas,Similiquitriqui”… de El hijo de Buda a Temple baturro, lo que uno quiera entre los miles de materiales de orquesta de zarzuela, sainete lírico, sainete cómico lírico bailable, partichelas, libretos, partituras sinfónicas… Hasta 30.000.

González escoge posar con El rey que rabió, un original de Ruperto Chapí que el compositor adornó con un excelente dibujo propio en su primera página. “Trata sobre un rey que no se fía de sus ministros cuando le dicen que el país va bien y se infiltra de incógnito en el ejército, se enamora de una chica, hay un perro rabioso que muerde a otro soldado… mucho enredo y danzas de países extranjeros que siempre quedan muy lucidas”, resume la archivera que habla como una metralleta.

Podeis leer el reportaje completo en elpais.com

A %d blogueros les gusta esto: