El IVM recibe el legado del músico Antonio Pérez Aleixandre

El músico valenciano Antonio Pérez Aleixandre.

El músico valenciano Antonio Pérez Aleixandre. Levante-EMV

El Institut Valencià de la Música (IVM) ha recibido la donación del legado del músico valenciano Antonio Pérez Aleixandre (1882-1959), miembro destacado de la animada escena musical valenciana de las primeras décadas del siglo XX, vinculado a diferentes orquestas y grupos de cámara. El fondo incluye varias partituras editadas en Valencia o Madrid y abundantes manuscritos de obras inéditas, programas de mano, carnets de la asociación de profesores de orquesta, fotografías, así como correspondencia del músico con la SGAE en distintas etapas de su historia y con alguno de sus discípulos.

Todo este material permitirá a los investigadores avanzar en el conocimiento del ambiente musical valenciano de comienzos del siglo XX, sobre el que falta un estudio de conjunto. El legado ha sido cedido por la sobrina nieta de Antonio Pérez Aleixandre, en nombre de su tía e hija del músico, Mª Desamparados Pérez Soler. Pérez Aleixandre, discípulo de Salvador Giner, fue intérprete y profesor de viola, además de compositor. A comienzos del siglo XX participó activamente en el movimiento encaminado a dotar a Valencia de una orquesta profesional estable, entonces inexistente. A partir de 1915 fue uno de los impulsores de la recién creada Orquesta de Música de Cámara, que dirigió López-Chavarri, y luego intervino en la fundación de la Orquesta Sinfónica de Valencia (1916) y de distintas agrupaciones artísticas y sindicatos profesionales. En 1909, Pérez Aleixandre formó parte como secretario del comité que decidió las actividades musicales de la Exposición Regional. A su lado como docente aprendieron, por ejemplo, Arturo Llácer Pla y un jovencísimo “Joaquinito Rodrigo”. A este último está dedicada una de las partituras manuscritas legadas al IVM y fechada en 1913, cuando el compositor saguntino contaba 12 años y se iniciaba en el violín.

Fuente: Levante, El Mercantil Valenciano

Anuncios

Los sonidos de la cultura esquimal en la BNE

Ramón Pelinski

Ramón Pelinski

Ramón Pelinski, músico y etnomusicólogo, investigador del Departamento de Musicología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha donado a la Biblioteca Nacional de España (BNE) los estudios de investigación realizados en el Ártico Central sobre la música y las tradiciones de los pueblos Inuit.

Estos trabajos, que eran una parte de su colección personal, fueron realizados durante la etapa en la que el profesor Pelinski fue catedrático de Musicología en la Universidad de Montreal.

La donación está formada por alrededor de un centenar de cintas magnetofónicas que recogen su trabajo de campo, además de cuadernos manuscritos, partituras, monografías y revistas alusivas a la cultura esquimal.
Para la BNE supone la primera colección de este tipo; su descripción estará disponible en la base de datos de archivos personales y de entidades de la Biblioteca.

Para más información: http://www.bne.es/es/AreaPrensa/

Me voy un ratito, y la que se lía…

Y es que no se puede dejar solo a nadie…

Llego y me entero de que José Luis Rodríguez Neri, director Sociedad Digital de Autores y Editores (SDAE),  ha estado desviando casi 30 millones de euros de la SGAE, una sociedad centenaria fundada para proteger los derechos de los autores y editores españoles -menos mal que Sinesio Delgado o Chapí ya no están para ver en qué ha derivado su esfuerzo de esos primeros años-. Las consecuencias y reacciones no se han hecho esperar:  Neri a prisión bajo fianza, Teddy Bautista dimite -él dice “renunciar”, que suena más suave-, varios ayuntamientos se envalentonan y plantan cara a la SGAE, se suprime el canon digital -“ahora” parece que no era justo ni equitativo-, los tribunales donde decían digo ahora dicen Diego, Sinde dice “yo no he sido”, y Alejando Sanz que se siente utilizado. En fin: un verdadero jaleo.

El veranito de los robos…

Casi a la vez, nos enteramos que el Códice Calixtino ha desaparecido del Archivo de la Catedral de Santiago, tres de cuyas partes  incluyen música polifónica del “ars antiqua“. En seguida, las dudas: porqué se percataron tan tarde, quién tenía libertad para pasearse por el archivo, cómo puede suceder esto en unas instituciones en las que para acceder a sus fondos es necesario hacerlo casi “desnudo”, si es un encargo, un secuestro… incluso hay tiempo para bromas como la de que se trata de la promoción de una novela de Susana Fortes, la huella del hereje

Quizá este suceso haya removido la conciencia de un hombre de 63 años que en 2006 fué detenido por arrancar y robar partituras corales del Archivo Histórico de Barcelona, de la Biblioteca de Catalunya y de la Biblioteca Pública Arús. Esta semana ha sido condenado a dos años y medio de prisión y a pagar una indemnización de 113.785 euros. El amor a la música llevado al extremo a veces se paga caro…

Menos mal que hay buenas noticias…

Para acabar la crónica de los últimos quince días, tenemos noticias positivas para el mundo de la documentación musical: con dos donaciones, la de  la Discográfica EMI de 414 discos compactos de música clásica a la Biblioteca Nacional de España, y la de la familia de Enric Casals, hermano de Pau Casals, que ha hecho lo propio hacia el Archivo Nacional de Catalunya donando 183 partituras hace sólo cuatro días, se aumenta el Patrimonio Musical a disposición de estudiosos e investigadores.

También en Barcelona, la Biblioteca de Catalunya ofrece, hasta el 31 de julio, una interesante exposición de manuscritos e impresos musicales de la Edad Media y del Renacimiento conservados entre sus fondos.

Sólo quince días demuestran la cara y la cruz de la gestión de los fondos musicales en nuestro país. Hay muchas más cosas que contar, pero lo dejamos para otras entregas.

El Teatro Auditorium de Mar del Plata recibe una donación de material musical

David González

Fuente: elretratodehoy.com.ar

Una importante colección de material musical en formato vinilo, como así también valiosa bibliografía y catálogos nacionales y extranjeros en su presentación original, fueron donados a la biblioteca del Teatro Auditorium y ya han pasado a formar parte del patrimonio cultural de este Centro Provincial de las Artes.

La entrega del valioso aporte estuvo a cargo del reconocido coleccionista marplatense y fundador de la Asociación Amigos de la Opera, David González quien expresó su satisfacción y convencimiento de el material “estará en buenas manos”.

“Me siento muy cercano y vinculado al teatro desde hace muchísimos años, por lo que me da gran satisfacción poder concretar este donativo”, dijo González y agregó “son elementos originales que encierran un gran valor cultural y artístico”.

En su mayoría el material discográfico en formato vinilo data de los años ’70 hasta la llegada del CD. Se trata de una extensa colección de obras universales de música clásica, como así también opera y jazz y bandas se sonido de películas y grandes comedias musicales de Broadway.

“El Auditorium es el único teatro de Mar del Plata donde los amantes de la opera podemos disfrutar del género mediante las transmisiones en vivo desde Nueva York” destacó González a la hora de justificar su donativo destinado a enriquecer tanto el archivo como la biblioteca del teatro.

Además del material discográfico consistente en unos 200 discos de opera, clásico y jazz, González donó de su patrimonio, mobiliario de discoteca y una auténtica bandera Lenco de origen suizo.

Entre la bibliografía se destaca material de opera en distintos formatos, colecciones varias de revistas españolas y argentinas de música clásica, programas y catálogos de importantes teatros.

Tanto el archivo como la biblioteca del Teatro Auditorium permanecen abiertos en forma regular para el público en general que quiera consultar su material.

Nueva donación de documentos del compositor Arturo Dúo Vital a la Fundación Botín

Ariel y Roberto Dúo de la Llosa, hijos del compositor Arturo Dúo Vital (1901-1964), han donado a la Fundación Botín veintiséis nuevos documentos pertenecientes al archivo personal de este importante músico cántabro.
Se trata de manuscritos de diversas obras, borradores y, también, de documentación de prensa que sirvieron al compositor para la creación de la que es probablemente su obra más ambiciosa, la ópera ‘El Campeador’, que todavía permanece sin estrenar.
Esta reciente entrega, gestionada por el Centro de Documentación e Investigación de la Música en Cantabria  de la institución santanderina, viene a sumarse a los más de 300 documentos del compositor castreño, entre los que se cuenta la gran mayoría de sus partituras originales, incluida la citada ópera ‘El Campeador’, que ya se depositaron en la Fundación en el año 2010.
Compositor fundamental de Cantabria, la nueva documentación, que pasa a integrarse al ‘Fondo Dúo Vital’ de la Fundación, supone completar y enriquecer dicho Fondo, lo que resulta de gran interés en vistas a la unidad, conservación y salvaguarda del mismo, así como para la realización de cualquier trabajo de investigación que se pueda llegar a acometer sobre el compositor y su obra en el futuro.
Catalogación
La nueva documentación está ya debidamente catalogada, lo que permite a cualquier persona interesada en su consulta hacerlo directamente en la sede santanderina de la Fundación (calle Pedrueca) o bien a través de su página web (www.fundacionbotin.org), dentro de la sección Biblioteca/Acceso al catálogo.
 
 
 

El Palau de Música abre a los investigadores 1.900 discos donados por Almazán

El Palau de la Música ha puesto a disposición de los investigadores los 1.891 discos y material fonográfico que el subdirector de música e intendente de la Orquesta de Valencia, Ramón Almazán, ha donado al auditorio valenciano.

El legado musical, que se encuentra depositado en la sala María Callas de del Palau de la Música, consta de 1.327 discos compactos (524 de música sinfónica y de cámara y otros 803 del mundo de la ópera, principalmente de las etapas belcantistas y veristas), 358 vinilos y 206 grabaciones de DVD y VHS.

La presidenta del Palau de la Música, Mayrén Beneyto, ha resaltado la importancia de estos fondos, que “ya están a disposición para quien solicite consultarlos” y que “enriquecen el importante archivo musical y documental que dispone el Palau de la Música“.

Además de Ainhoa Arteta y Miguel Ángel Gómez-Martínez, al acto asistieron la concertino Anabel García del Castillo, el guitarrista José María Gallardo del Rey, la concejal Maria Àngels Ramón-Llin, altos cargos de la Orquesta de Valencia y una amplia representación de la sociedad valenciana.

Visiblemente emocionado, Almazán agradeció las muestras de cariño recibidas y comentó que el mejor destino que podía tener su colección de discos, gestada a lo largo de varias décadas de pasión por la música clásica, es el Palau de la Música, un organismo en el que se ha volcado como subdirector musical e intendente durante más de diez años.

La presentación tuvo lugar ayer por la noche, tras el concierto realizado por la Orquesta de Valencia y la soprano española Ainhoa Arteta, dirigidos por Miguel Ángel Gómez-Martínez, que también estuvieron presentes en dicho acto, junto a la concertino de la Orquesta, Anabel García del Castillo, el guitarrista internacional José María Gallardo del Rey, y una nutrida representación de la sociedad valenciana.

Almazán es subdirector de Música e intendente de la Orquesta de Valencia desde febrero de 2000. Es miembro del Consejo de Administración del organismo autónomo municipal Palau de la Música, Congresos y Orquesta de Valencia, desde su fundación en 1993.

Fuente: ADN.es

Jesús Villa Rojo cede su archivo a Guadalajara

El compositor briocense deja todo su legado a la Biblioteca de Investigadores de la Diputación Provincialde Guadalajara

Un millar de grabaciones de radio y televisión de interpretaciones de sus obras, bajo su dirección o como intérprete, un centenar de discos comercializados, una docena de tratados de investigación con sus materiales originales, y la producción creativa de Jesús Villa Rojo, en sus partituras originales, han sido cedidas por su dueño a la Biblioteca de Investigadores de la Diputación Provincial de Guadalajara. Se trata del archivo personal y profesional de este compositor y músico nacido en Brihuega, en el que también figura correspondencia, publicaciones y otros documentos. La cesión se ha formalizado a través de un convenio firmado este martes entre el músico y la presidenta de la Diputación, María Antonia Pérez León.

Villa Rojo, considerado uno de los compositores de música culta más importantes de Europa, se ha mostrado en todo momento emocionado y satisfecho por el apoyo que supone para su obra la posibilidad de que la Diputación la clasifique, la ponga a disposición de los investigadores, la mantenga y la difunda. Fue el propio músico, según ha desvelado Pérez León, quien propuso a la Diputación este acuerdo, que será fundamental “para interpretar el devenir de la música culta de los siglos XX y XXI”, en palabras de la presidenta. “Ten a seguridad de que van a estar bien cuidadas”, ha manifestado Pérez León.

El compositor ha señalado que se empieza a reconocer la labor de los músicos en Guadalajara, cuando hasta hace pocos años era un capítulo desconocido, a pesar de que, por ejemplo, hubo importantes músicos en la Casa del Infantado o los nombres de Diego y Sebastián Durón, también de Brihuega. También ha advertido la gran tarea que le queda por delante al equipo de la Biblioteca, que dirige Plácido Ballesteros, porque aunque su material se conserva en buen estado, es un volumen importante. La dificultad estriba también en que se trata de un personaje polifacético, y será complejo clasificar u obra como creador, intérprete, investigador o divulgador.

El motivo de ceder su legado a esta institución lo resumió Villa Rojo con la frase: “Dónde va a estar mejor que aquí”, y añadió que después de sus viajes por todo el mundo ha llegado al convencimiento de que “donde mejor me encuentro es en casa”. Por delante queda la tarea de clasificar, digitalizar todos los documentos y paulatinamente ir poniéndolos a disposición de los estudiosos, y mostrarlos a gran público a través de conferencias o exposiciones, ha precisado la presidenta.

Más de 20.000 documentos

El legado de Villa Rojo se añade a los más de 20.000 documentos que custodia la Biblioteca de Investigadores, como los del cronista provincial Francisco Layna Serrano, el etnólogo Sinforiano García Sanz, el escritor José Herera Petere, el profesor Manuel Criado de Val o el librero Salvador Cortés. A ello se añade el fondo documental del Centro de la Fotografía e Imagen Histórica de Guadalajara, con las instantáneas de Fernando Poyatos, Camarillo, Peco, o José López, que estos días se muestran en una exposición. “La Biblioteca de Investigadores es un ser vivo”, ha expuesto Pérez León, donde los documentos “no se apolillan”, sino que se difunden. El pasado año, 235 investigadores acudieron a sus intalaciones para estudiar documentos, y se recibieron cerca de 4.000 consultas a distancia.

 

Fuente: eldecano.es

A %d blogueros les gusta esto: