Encuentran las grabaciones más antiguas del Misteri d’Elx, datadas hacia 1950

Hilos magnéticos donde se conservan las grabaciones que realizó Palau en sus misiones. Foto JESÚS SIGNES

Hilos magnéticos donde se conservan las grabaciones que realizó Palau en sus misiones. :: JESÚS SIGNES

Los archiveros de la Diputación de Valencia son los responsables, gracias a su celo por guardar todo, incluso aquello que no se sabía muy bien qué era, de que CulturArts haya iniciado el proceso de digitalización de un material sonoro mítico. Durante años se rumoreó que existía, pero nadie lo había escuchado. Finalmente, apareció entre los documentos que la institución provincial guarda sobre el valenciano Manuel Palau. Se trata de una grabación del Misteri d’Elx, la más antigua que se conoce, previa al montaje musical que actualmente se interpreta, fruto de la revisión que realizó el compositor alicantino Óscar Esplá.

La catedrática Mari Carmen Gómez, una de las mayores expertas en el Misteri, arranca su catálogo sobre el drama ilicitano asegurando que «en el año 1960, bajo la directa supervisión de Esplá, el Patronato del Misterio de Elche realizó la primera grabación de la música». Sin embargo, la propia experta ha señalado, según fuentes de la Generalitat, la importancia del material encontrado en los archivos provinciales que digitaliza el antiguo Instituto Valenciano de la Música (IVM), ahora inscrito en CulturArts. Palau grabó el Misteri entre 1950 y 1952.

El drama asuncionista más importante del mundo por ser el único que continúa representándose, declarado por la Unesco en 2001 Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, quedó registrado en los hilos magnéticos de Palau que durante décadas han descansado en los archivos.

Con el fin de enriquecer la cesión que se firmó en marzo (por parte de la familia de Palau a la Generalitat) de documentos y grabaciones sobre el músico valenciano, el IVM inició una búsqueda para catalogar el material disponible en los diferentes fondos de las administraciones públicas. Jorge García, jefe del departamento de Documentación en la subdirección de Música de CulturArts, localizó los hilos del Misteri. El IVM ha encargado la digitalización a un pequeño estudio gallego con un reconocido prestigio por su artesanal modo de trabajar con este delicadísimo soporte, muy poco habitual y difícil de volcar a sistemas digitales.

Leer la noticia completa en Las Provincias

Anuncios

Hoy abre la biblioteca de Música, Danza y Teatro de CulturArts

CulturArts abre al público, hoy lunes 4 de noviembre, su Biblioteca especializada en teatro, danza y música, resultado de la fusión de las anteriores bibliotecas dependientes de los antiguos institutos culturales. Esta fusión ha dado lugar al nacimiento de una de las bibliotecas especializadas más importantes de la Comunitat Valenciana, que pretende ser referencia para estudiantes e investigadores de música y artes escénicas. Estará ubicada en el antiguo Instituto Valenciano de la Música (Plaza de Viriato, s/n, de Valencia)

La sección de música pone a disposición del público unas 5.000 monografías de historia y teoría de la música, 1.000 partituras impresas, 240 títulos de publicaciones periódicas y más de 100.000 registros sonoros en diferentes soportes, desde discos de pizarra, casetes o vinilos hasta discos compactos de todos los géneros musicales, con especial incidencia en la música de creación valenciana.

Entre sus colecciones cabe destacar el fondo Tallers de Música Popular, con más de 1.000 cintas de casete inéditas procedentes de grabaciones de campo realizadas en la década de 1980, y el fondo Fonoteca de Materials, una importante cantidad de grabaciones de música tradicional, publicadas en disco o inéditas. Se puede consultar en el catálogo on-line del Instituto Valenciano de la Música

Tiene además varios fondos personales de músicos como Vicente Asencio, Matilde Salvador o Ernesto Montserrat entre otros, y un valioso fondo monográfico sobre jazz propiedad de la Fundación Ebbe Traberg. Recientemente se ha incorporado a estas colecciones el fondo Manuel Palau, que comprende todos los documentos sonoros que pertenecieron a este músico valenciano.

Asimismo, la videoteca ofrecerá puestos de visionado para consultar las más de 3.000 grabaciones que componen la colección audiovisual, que permite conocer la historia del teatro y la danza valencianos de los últimos 30 años.

La sección de artes escénicas, pone a disposición del público más de 6.000 monografías especializadas en historia, teoría y técnica escénica. A la colección de monografías se une unos 1.200 títulos de textos dramáticos procedentes de montajes escénicos Todos estos fondos proceden de compras, donaciones, intercambios y depósitos, la producción de la subdirección de Música de CulturArts y donaciones de legados personales de gran valor histórico. Entre ellos se encuentra el fondo de publicidad del antiguo teatro Eslava, que recoge la actividad del teatro de 1901 a 1960, el legado del dramaturgo valenciano Hernández Casajuana y el del bailarín Vicent Gregori.

Se pretende que todos los fondos de la Biblioteca puedan consultarse por Internet, así como sus bases de datos, según las fuentes, que añaden que se trabaja también en la habilitación de un archivo digital dedicado a música y artes escénicas.

Un ERE deja sin documentalistas musicales al IVM

logo IVMLa fusión de organismos suele llevarse a cabo, entre otras cosas, para contribuir a la reducción de costes, lo cual supone prescindir o recolocar a parte del personal. Este ha sido el caso de CulturArts, un organismo creado a partir de la fusión del Instituto Valenciano de la Música, Teatres de la Generalitat, Instituto Valenciano de la Cinematografía y el Instituto Valenciano de Restauración,  y que en agosto ha hecho efectivo un ERE que ha afectado a 56 empleados que se venía planificando desde la propia creación de CulturArts. Como consuelo, queda decir que en un principio se preveía despedir a 120 personas, con lo que, dada la situación que vive la Comunidad Valenciana en estos momentos, casi, casi, tenemos que estar contentos.

En cuanto a lo que atañe a la temática de Papeles de Música es que en este despido se han visto afectadas cuatro personas del departamento de Documentación del Instituto Valenciano de la Música: una correctora, dos personas encargadas de la catalogación de música en la Biblioteca Valenciana y la -única- bibliotecaria  del propio IVM. Es decir: casi todo el personal experto en documentación musical que tiene en Instituto. Muchos proyectos se quedan en el aire, y no se sabe si la previsión de un nuevo Departamento de Documentación común a todas las subdirecciones de CulturArts satifará las necesidades de gestión de documentación musical, ni si se contará con especialistas en el tema.

La cultura no es tal sin un patrimonio documental que la recoja y la conserve para generaciones futuras. El manifiesto de los trabajadores del IVM nos recodaba una de las afirmaciones de la Ley Valenciana de la Música: “La música en sus múltiples formas y manifestaciones es una de las artes más cultivadas en la Comunidad Valenciana. Forma parte de su cultura y es una de las artes que más le identifica como pueblo”. La gestión de la documentación no es tarea sencilla, y es una lástima que no exista una completa conciencia de la importancia que el profesional de la Información y la Documentación tiene para la Música, algo que este manifiesto ya avisaba hace casi un año:

La defensa, conservación y difusión del patrimonio musical valenciano, que se concreta en la creación de una biblioteca especializada en música de la Comunidad Valenciana cuyos fondos se nutren de donaciones y legados de particulares y de músicos valencianos de la talla de Vicente Asencio, Matilde Salvador, Luis Sánchez, Agustín Alamán, Carlos Palacio, Salvador Seguí…, y en importantes trabajos de investigación, recuperación, catalogación y difusión de fondos de música tradicional, así como colaboraciones con otras instituciones como el Real Colegio de Corpus Christi, El Micalet, el Ateneo Mercantil, etc., pueden verse interrumpidos o gravemente recortados.

Esperemos que vengan tiempos mejores…

El legado de Manuel Palau i Boix, cedido a la Biblioteca Valenciana y al IVM

Manuel Palau i Boix

Manuel Palau Boix

La familia del compositor valenciano Manuel Palau i Boix ha firmado un acuerdo con la Generalitat por el que cede su archivo y biblioteca personal a la Biblioteca valenciana y al Instituto Valenciano de la Música, ahora Unidad de Música de CulturArts, para su uso, custodia y difusión.

Se trata de 3.069 documentos de su biblioteca personal, 196 grabaciones sonoras en diversos soportes, 109 publicaciones periódicas nacionales e internacionales y 1.242 documentos de su archivo personal (840 de ellos manuscritos de obras compuestas por Manuel Palau) además de diversos objetos y fotografías. Según el periódico Levante-EMV, la Unidad de Música de CulturArts recibirá y digitalizará los materiales audiovisuales y sonoros inéditos, mientras que la Biblioteca Valenciana custodiará el fondo manuscrito e impreso.

Salvador Almenar, nieto del compositor valenciano, ha manifestado que el deseo de la familia era que el material historiográfico y musical del compositor estuviera a disposición pública de investigadores e interesados en su obra, y contribuir a la difusión de su trabajo.

Además, la consellera de Cultura María José Català, ha anunciado que CulturArts valora llevar a escena la primera ópera en valenciano, Maror, con libreto de Xavier Casp y música de Manuel Palau i Boix. Hay que decir que Catalá fue estudiante de música en su juventud, y por eso para la consellera “la música es un pilar fundamental sobre el que basar nuestro crecimiento social, cultural, como pueblo e incluso económico”.

Leer más en la web del Instituto Valenciano de la Música

El IVM y la Academia de la Llengua crearán una base de datos de música tradicional valenciana

Logo IVMEl Institut Valencià de la Música (IVM) transcribirá la letra de 700 canciones tradicionales valencianas como resultado de un convenio de colaboración firmado recientemente con la Academia Valenciana de la Llengua (AVL), según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Esa información formará parte de una base de datos que se incorporará posteriormente al repositorio -biblioteca digital- del IVM y que se convertirá en un valioso instrumento de consulta e investigación sobre música tradicional valenciana, ya que incluirá, además de las letras, los documentos sonoros, gráficos o escritos de los que se disponga.

El IVM proporcionará al AVL las transcripciones –que efectuará de acuerdo con los criterios lingüísticos establecidos por esta última entidad–, así como toda la información complementaria necesaria para su tratamiento en formato electrónico.

Las canciones serán seleccionadas tras el estudio de diversos fondos de música tradicional: 30 discos y aproximadamente 1.000 cintas de casete de los Tallers de Música Popular, 200 casetes de los años 70 propiedad de Salvador Seguí, diferentes programas de música tradicional grabados por RTVE, los fondos musicales a disposición de la AVL, así como cualquiera al que se pueda tener acceso.

Hasta el momento los registros sonoros y otros documentos relacionados con ellos se encuentran dispersos en diferentes archivos y formatos, y alguno de ellos, por su antigüedad o deficiente calidad técnica se encuentran en peligro.

El proceso durará un total de tres años y comprenderá tres fases: la transcripción de la letra de la canción, la catalogación de los archivos sonoros para aportar datos sobre el origen, los topónimos, los intérpretes, etcétera, y la incorporación a la base de datos.

Fuente: Europa Press

Convocatoria de becas y ayudas de L’Institut Valencià de la Música

El Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV) publica en su edición del viernes 20 de abril, la convocatoria del Institut Valencia de la Música (IVM), de diversos tipos de ayudas musicales por un valor total máximo de 357.970 €.
Las convocatorias se refieren a becas de perfeccionamiento musical (66.290 €), ayudas para festivales, cursos, concursos proyectos musicales de carácter singular, programación estable de ayuntamientos y proyectos de producción musical (258.530 €) y ayudas a la producción discográfica (33.150 €).

Las becas de perfeccionamiento musical tienen por objeto facilitar la asistencia a cursos durante 2012 o el curso académico 2012-2013 en centros nacionales o internacionales y existen dos modalidades: las de hasta un mes de duración por un máximo de 1.000 € y las de un año por un importe máximo cada una de 6.000 €.

Ayudas a festivales, cursos, concursos
Por lo que respecta a la segunda categoría, las ayudas, por un máximo cada una de 15.000, van encaminadas a mejorar la oferta de actividades musicales de la Comunitat y afianzar su descentralización, consolidar una red de festivales, cursos de perfeccionamiento musical y actividades que sean un complemento adecuado a las programaciones de las principales ciudades valencianas, además de favorecer la programación musical estable anual de los ayuntamientos.

Ayudas a la discografía
El IVM concederá ayudas a las discografía de hasta 5.500 euros cada una a trabajos con depósito legal de 2012 y que deberán contener mayoritariamente obra de compositores valencianos o estar interpretada por músicos de la Comunitat y las empresas solicitantes tendrán que ser empresas o profesionales dados de alta en el epígrafe de actividades de producción o edición discográfica.

Consulta de las bases y fechas y vías de presentación
Las bases para los tres tipos de ayudas están disponibles tanto en el DOCV como en la página http://www.ivm.gva.es. Las solicitudes podrán presentarse hasta el día 15 de mayo por vía telemática a través del Prop (becas: http://www.gva.es/portal/page/portal/inicio/procedimientos?id_proc=15852; festivales y otras actividades musicales: http://www.gva.es/portal/page/portal/inicio/procedimientos?id_proc=176 ; y ayudas a la discografía: http://www.gva.es/portal/page/portal/inicio/procedimientos?id_proc=1569) o bien en el Institut Valencià de la (plaza de Viriato s/n, 46001, Valencia); la Conselleria de Turisme, Cultura i Esport (Avda. de Campanar, 32, 46015, Valencia) o en las direcciones territoriales de Turisme, Cultura i Esport de Alicante, Castellón y Valencia, además de las otras vías previstas por la ley.

Vía FSMCV

El IVM recibe el legado del músico Antonio Pérez Aleixandre

El músico valenciano Antonio Pérez Aleixandre.

El músico valenciano Antonio Pérez Aleixandre. Levante-EMV

El Institut Valencià de la Música (IVM) ha recibido la donación del legado del músico valenciano Antonio Pérez Aleixandre (1882-1959), miembro destacado de la animada escena musical valenciana de las primeras décadas del siglo XX, vinculado a diferentes orquestas y grupos de cámara. El fondo incluye varias partituras editadas en Valencia o Madrid y abundantes manuscritos de obras inéditas, programas de mano, carnets de la asociación de profesores de orquesta, fotografías, así como correspondencia del músico con la SGAE en distintas etapas de su historia y con alguno de sus discípulos.

Todo este material permitirá a los investigadores avanzar en el conocimiento del ambiente musical valenciano de comienzos del siglo XX, sobre el que falta un estudio de conjunto. El legado ha sido cedido por la sobrina nieta de Antonio Pérez Aleixandre, en nombre de su tía e hija del músico, Mª Desamparados Pérez Soler. Pérez Aleixandre, discípulo de Salvador Giner, fue intérprete y profesor de viola, además de compositor. A comienzos del siglo XX participó activamente en el movimiento encaminado a dotar a Valencia de una orquesta profesional estable, entonces inexistente. A partir de 1915 fue uno de los impulsores de la recién creada Orquesta de Música de Cámara, que dirigió López-Chavarri, y luego intervino en la fundación de la Orquesta Sinfónica de Valencia (1916) y de distintas agrupaciones artísticas y sindicatos profesionales. En 1909, Pérez Aleixandre formó parte como secretario del comité que decidió las actividades musicales de la Exposición Regional. A su lado como docente aprendieron, por ejemplo, Arturo Llácer Pla y un jovencísimo “Joaquinito Rodrigo”. A este último está dedicada una de las partituras manuscritas legadas al IVM y fechada en 1913, cuando el compositor saguntino contaba 12 años y se iniciaba en el violín.

Fuente: Levante, El Mercantil Valenciano

A %d blogueros les gusta esto: