“Un recorrido personal por la documentación musical”, por Agustín Manuel Martínez

Hoy os ofrecemos este precioso texto, casi una carta de amor, de un músico profesional hacia el mundo de la documentación y los documentalistas musicales. El invitad@ de hoy es Agustín Manuel Martínez, pianista, profesor y conferenciante con numerosas publicaciones en su haber y con una gran actividad en Internet mediante su completo blog De la creatividad al piano.
No os perdáis este texto, que seguro que os va a gustar, que nos habla sobre la importancia del libro, de la partitura, de la grabación sonora, de la necesidad que tiene el músico de estar próximo a ellos, y de que ese lugar de encuentro entre ambos son las bibliotecas, archivos y centros de documentación.

Agustín Manuel Martínez

Agustín Manuel Martínez

Hola, a tod@s!! 🙂

Quería transmitiros con estas líneas mi pasión como diletante aún (tanto hay por aprender) por esta disciplina que, posiblemente, aun no sea tan conocida como debiera, incluso en el ámbito de los propios músicos (tironcillo de orejas cariñoso, simbólico, sin “tocamiento”:).

Pienso que no es materia reservada a erudit@s y sesudos musicólog@s o a aquell@s que posean carnet de investigador (si en algún lugar no me dejaron acceder por falta de éste, pienso que hubiera preferido que me colocasen cien policías al costado mientras ojease el material protegido por su especial valor, tal ha sido y es mi curiosidad por descubrir aspectos nuevos del multiforme mundo de los sonidos modulados 🙂 sino una necesidad para todo estudiante que sienta verdadera vocación por aprender transitando el infinito camino de la música.

Por tanto, andar en ella me llevó a las mil y una veredas que eran las bibliotecas, las fonotecas, los rastros, las librerías de ocasión, etc… allí donde iba encontraba más libros maravillosos y/o más grabaciones interesantes y mientras más se busca, mas se encuentra y más se desea hallar, saber es sed…

Leí una vez que el curso de la carrera de Manuel de Falla cambió con la aparición en mi vida de un libro, La nueva acústica, de Lucas (de ahí parte su radical y original armonía de El amor  brujo…) Nunca se sabe, por tanto, lo que puede depararte visitar mañana cierto centro de documentación musical!!!

En muchos de estos lugares encontré ayuda experta, que eran como sherpas que me facilitaban mi ambular y guiaban por los senderos más intrincados. Tengo recuerdos maravillosos de bibliotecarias excepcionales…

Recuerdo con especial cariño la del Conservatorio de Valencia, o el Centro de Documentación Musical de Andalucía, en Granada, que me proporcionó las grabaciones de Cubiles del primer volumen de Danzas gitanas de Turina (es el dedicatario de esa obra), o la Biblioteca Nacional (donde me dejaron copia de las maravillosas interpretaciones de Pilar Bayona, esa joya del pianismo español que merece mayor reconocimiento a mi juicio), o la catalana, o el Centro de Documentación del Flamenco jerezano, donde nos atendieron tan bien cuando llevé a mis alumn@s a ver una exposición sobre fonografía, o el apoyo del Archivo Turina, o las tiendas de libros de lance de tantas ciudades, como la calle de la Nave en la capital del Turia, -ojalá los tiempos que corren no se lleven por delante este tipo de locales, en los que siempre se encuentra alguna obra única (puede desengañarse ya el lector que crea que se formará seriamente sin leer libros-libros, de papel, no está toda la bibliografía musical digitalizada y quizá pasen siglos… Tanto se ha escrito…

En casa tendré unos dos mil libros sobre música y quizá sólo se puedan encontrar en la nube un uno o dos por ciento de ellos, no puedo decir lo mismo de las dos mil grabaciones en aquellos soportes ya tan arcaicos (aunque tan entrañables) como son las cintas de casette (siempre agradeceré a Albert Nieto que me regalase su amplísima “casecoteca”), o los vinilos… Ni de las partituras: ahora en un pequeño dispositivo físico puedes tener a mano prácticamente toda la literatura musical universal…

Luego aparecieron las bibliotecas virtuales… Me pareció extraordinaria en su momento la aportación de la Cervantes al digitalizar ciertas partituras albenicianas.

Quiero desde aquí animaros a la aventura de adentrarse sin miedo en el bosque maravilloso de los libros de música, de las grabaciones, de las partituras… Que no os asuste su densidad. Comenzad por lo que más os atraiga y de una rama querréis saltar a otra próxima… Adelante, IndianasJones del futuro de nuestra música!!!!

Agustin Manuel Martinez
www.elblogdelacreatividadalpiano.blogspot.com

Anuncios

Isabel Villagar: “El sector de la música peca de falta de unión”

Hoy compartimos un texto elaborado por la soprano valenciana Isabel Villagar, que nos ha hecho llegar con la intención de poner en valor la enseñanza musical, reflexionar sobre la necesidad de unión entre los diversos actores relacionados con la música, y su preocupación por lograr una equiparación en cuanto a la cultura musical al nivel de los países europeos más adelantados. Seguro que estamos todos de acuerdo con ella.

Isabel Villagar

Isabel Villagar

Considero necesario dar visibilidad a la realidad de la educación musical de este país y a la realidad de los profesionales de la música. La situación actual es indignante y propia de un país subdesarrollado.

El sector de las artes en general y de la música en particular peca de una falta de unión. Hay que hacer un esfuerzo muy grande para cohesionarse y permanecer unidos y para ello ayuda que se dé el paso de pertenecer a asociaciones profesionales, en mi caso soy delegada de dos.

Intento no alarmar sino plantear una realidad objetiva, hacer pedagogía es parte del trabajo y poner en evidencia los problemas es el primer paso para comenzar a solucionarlos.

La cuestión es que ni los propios músicos saben que tienen graves problemas porque no han mirado mas allá de su día a día.

Mayor cohesión del sector para poder tener una industrias culturales fuertes es importante pero sin la ayuda y apoyo de las administraciones públicas es imposible realizarlo. Éstas no hacen mucho caso si no hay suficiente masa social que lo reivindique. En algún momento hay que romper la serpiente que se muerde la cola.

Más becas a los estudiantes de música y para la adquisición de instrumentos musicales, educación musical en la Constitución, música moderna en los conservatorios públicos y escuelas de musica públicas, reconocimiento profesional de los estudios de música, cualificaciones profesionales, mayores oportunidades al inicio de las carreras de los músicos, que los conservatorios se adhieran plenamente a las universidades, reducción del Iva cultural, mejora de la consideración social del musico…

Hay mucho por hacer pero es totalmente factible, no es sueño sino objetivos a cumplir en el menor plazo posible para equipararnos a Europa y no perder el tren del progreso cultural, que tan ligado va al económico, si no será uno de sus vagones de tiro fundamentales!

Isabel Villagar

www.isabelvillagar.com
www.vocalcenter.es
www.labrujuladelcanto.com

Tecnologías para Musicología en el 19º Congreso IMS2012, por Miroslava Hristova Markova.

Miroslava Hristova Markova es una estudiante de Musicología en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca que recientemente ha finalizado los exámenes del último año de carrera estando de Erasmus en la Universidad de Bolonia, ciudad en la que ha visto tantas posibilidades musicológicas que ha decidido quedarse a vivir. Sus intereses se centran principalmente en la edición crítica de música instrumental del siglo XIX, aunque a esta alma inquieta cualquier cosa despierta su curiosidad.

Esta semana nos cuenta que la pirmera semana de julio asistió al 19º Congreso de la nternational Musicological Society, y comparte con nosotros qué es lo que se trató en él acerca de las tecnologías aplicadas a la Musicología: digitalización, bases de datos, archivos digitales, enciclopedias online, repertorios … Agradezco a Miroslava que nos cuente estas cosas tan interesantes, en las que convergen la Musicología y las Ciencias de la Información-Documentación.

Miroslava Hristova Markova

Miroslava Hristova Markova

Este año la capital italiana se convertía en la sede musicológica por excelencia celebrando el XIX Congreso de la Sociedad Internacional de Musicología: “Música, Cultura, Identidad”. Las instituciones organizativas,  Accademia Nazionale di Santa Cecilia, Fundación  Musica per Roma, junto con las tres universidades: La Sapienza, Tor Vergata y Roma Tre, se encargaron de estructurar un programa de gran contenido y calidad que tuvo su lugar a lo largo de siete días. Una semana repleta de mesas redondas, sesiones de estudio, comunicaciones, proyectos y grupos de estudios que enriquecían el conocimiento de los presentes ofreciendo la oportunidad de contemplar las diversas vías de investigación musicológica. En los momentos del coffee break se establecían variopintas redes de relaciones en las que se resolvían dudas, se intercambiaban ideas, consejos, se creaban nuevos proyectos, etc. La gran importancia de este tipo de congresos permite dar a conocer el trabajo que lleva a cabo cada investigador o grupo de investigadores y por lo consiguiente aportar herramientas de estudio que facilitan y aportan nuevas ideas a la comunidad musicológica.

Entre la variedad temática, cuyos resúmenes se encuentran en el volumen del respectivo congreso, nos encontramos con el Grupo de Estudio de Musicología Digital en el que se presentaron varios proyectos que exhibían las infraestructuras para la preparación electrónica de las ediciones críticas, la vinculación de los registros bibliográficos de material de origen digital, la colaboración editorial de las ediciones en línea, el análisis digital de música codificada, los nuevos trabajos del RISM y varios catálogos y bases de datos on-line.

Desde la década de 1960 las tecnologías relacionadas con la musicología han ido evolucionando y sufriendo cambios a través del desarrollo de Internet y el progreso de las técnicas de recuperación de información musical. Teniendo en cuenta este avance se observa una mayor atención tanto al aspecto productivo, organizativo y analítico como a la búsqueda y entrega de gran cantidad de datos digitales (grabaciones de audio y vídeo, bases de datos, páginas web,…). De esta forma se fomentan numerosos instrumentos de investigación que facilitan la búsqueda y aumentan la accesibilidad del material musical.

De entre los proyectos que se expusieron se habló del MEI (Music Encoding Initiative), del Marenzio Online Digital Edition, del Clori (Catalogo de las cantatas de cámara italianas), del SIMSSA Project (Single Interface for Music Score Searching and Analysis), del Stanford Josquin Project, del Schenker Documents Online, del DIAMM (Digital Archive of Medieval Music), del CESR (Centre d’Études Supérieures de la Renaissance) del mejoramiento del Grove Music Online a través de la opinión de los usuarios (updateGMO@oup.com), de los nuevos proyectos del RISM (Répertoire International des Sources Musicales), RILM (Répertoire International de Littérature Musicale) y RIPM (Répertoire International de la Presse Musicale) de entre otros.

A través de esta muestra de herramientas metodológicas, fuentes documentarias, colecciones, bibliotecas, programas de edición musical, base de datos, etc. y sus consiguientes discusiones se vislumbran nuevas aspectos a indagar con un aumento considerable en cuanto a la accesibilidad del material a estudiar.

Pero no hay que olvidar que detrás de todos estos proyectos nos encontramos con grupos de investigadores cuya labor nos guía hacía le elección del tema en que queremos especializarnos.

A %d blogueros les gusta esto: