Castilla La Mancha recupera su patrimonio musical

Hace más de ochocientos años, entre los siglos XI y XIII, se compusieron unos manuscritos musicales medievales que con el paso del tiempo cayeron en el olvido. El azar los llevó a engrosar el patrimonio documental de Castilla-La Mancha, a través de los archivos históricos provinciales, y gracias al compromiso del Gobierno del presidente Barreda con la conservación, protección y difusión del patrimonio histórico entre la ciudadanía, estas partituras han sido recuperadas y de nuevo vuelven a sonar.

Estos espirituales cantos gregorianos fueron descubiertos en los dos últimos años, entre los setenta kilómetros lineales de documentación que componen los fondos de los archivos históricos provinciales de Castilla-La Mancha. Cuenca, Toledo y Guadalajara son los lugares donde gracias a la profesionalidad técnica se produjeron los hallazgos de estos pergaminos musicales.

Este hallazgo pone de manifiesto la importancia del papel de los archivos históricos provinciales como centros del saber, que constituyen la memoria individual y colectiva, y son indispensables para conocer nuestro pasado.

Para dar a conocer a la población estos hallazgos, el programó una serie de conciertos en estas tres ciudades, bajo el título ‘La Armonía Trovada’. Con esta denominación se hacía referencia al juego de palabras por el que la palabra trovar significa no sólo cantar, sino también encontrar.

Como parte de la programación de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, con la que colabora el Gobierno regional, hoy lunes, el grupo Schola Antiqua  interpretará esta música monódica de fragmentos hallados en el Archivo Histórico Provincial de Cuenca.

El concierto tendrá lugar a las 12:30 horas, en la Iglesia del Monasterio de la Concepción Francisca, en la Puerta de Valencia, y está dirigido por Juan Carlos Asensio.

Contenido de la grabación

Tras los conciertos que se llevaron a cabo en 2010, se editó el disco ‘La Armonía Trovada, música recuperada en los Archivos de Castilla-La Mancha’, un CD compuesto por las mejores piezas procedentes de estos manuscritos musicales. En total, son quince temas interpretados y grabados por Schola Antiqua, uno de los más prestigiosos grupos del mundo en el ámbito del canto medieval, bajo la dirección del especialista y reconocido musicólogo, Juan Carlos Asensio.

Las partituras que componen esta grabación formaban parte de códices litúrgicos medievales, que con la aparición de las nuevas técnicas de notación musical dejaron de cumplir su función en el canto de los oficios religiosos, convirtiéndose, eso sí, en valiosos contenedores de documentos.

No en vano, existen numerosos testimonios de la existencia, por entonces, de un mercado de pergamino y papel usado, como también se refleja en el capítulo IX de la primera parte de El Quijote.

El paso del tiempo ha dejado su huella en estos pergaminos y, en algunos casos, la poca legibilidad de los mismos hace difícil su recuperación. Sin embargo, los fragmentos dejan leer piezas infrecuentes, como las antífonas procesionales que se interpretan en esta grabación.

Las piezas que componen este disco son una pequeña muestra de todos los documentos hallados, a los que se ha intentado dar la mayor coherencia litúrgica posible.

Fuente: lacerca.com

Anuncios

Rastrología: una ciencia un tanto oculta…

El interés de Papeles de Música -y de la que “suprascribe”- en cuanto a la investigación musical se centra en el aspecto material o codicológico del documento musical, más que en su contenido, que lo dejaremos para los especialistas en musicología. Al fin y al cabo, los bibliotecarios y archiveros son “preinvestigadores”, pues son capaces de obtener mucha información del objeto que luego han de estudiar los investigadores.

En este sentido, el mundo de la investigación del documento musical tiene muchos más componentes de los que a priori se puede pensar. Por ejemplo, el factor instrumento escriptóreo influye determinantemente en la forma de la notación musical que encontramos en cada época. Pero hoy voy a hablar brevemente de una disciplina llamada rastrología, que estudia el uso de un instrumento especial  de escritura en los manuscritos musicales. En principio puede parecer un tema secundario en el momento de llevar a cabo algunas investigaciones musicológicas, pero en realidad es de vital importancia ya que ayuda a su datación, a conocer el lugar de origen de una partitura o la mano que realizó la copia.

El rastrum, instrumento de escritura exclusivo de la música.

Pauta con rastrum

Uno de los avances técnicos en cuanto a materiales para la escritura musical fue la utilización de una plumilla especial llamada rastrum o rastral ( en alemán), con cinco puntas. Probablemente su nombre lo reciba de su parecido a un rastrillo, y es especial para del dibujo del pentagrama, y con él, de una sola tirada de esta plumilla se dibuja la pauta musical, evitando tener que hacer por separado cada una de las lineas que lo forman. Hoy en día la digitalización es una herramienta básica para la investigación musical, y mediante la micro-medición de las pautas, comprobando la anchura de las mismas, el espacio entre las líneas, o la marca y trazo que han dejado, se pueden obtener datos preciosos para ubicar los manuscritos musicales o fragmentos mediante su comparación.

No se ha hallado información acerca de cuál fue el momento en que se empezó a utilizar, pero se supone que sucede cuando la producción musical abandona el escriptorio monástico, se empieza a producir y copiar más cantidad de música y en un material más económico como es el papel, haciéndose los formatos más pequeños, escribiendo música en pliegos o en hojas sueltas. Sí se sabe que se utilizó hasta la impresión y venta de hojas pautadas en el siglo XIX.

Vesión moderna del Stravigor, con dos medidas para la pauta

Stravinsky diseñó y patentó en el año 1911, el “Stravigor”, y lo utilizó exhaustivamente en sus composiciones. En la imagen de arriba, tenemos una versión más moderna, con la que se pueden hacer pentagramas con dos interlineados diferentes. Hoy en día todavía puedes adquirir plumillas de este tipo en tiendas especializadas en material de escritura, y también maquinitas con un rodillo que incluyen una almohadilla y tinta.

Referencias

Mañana comienza el curso de restauración digital de manuscritos

Como ya os contamos en febrero, mañana dia 1 da abril dará comienzo el curso “Tecnología digital avanzada aplicada al estudio de manuscritos medievales”, en el que habrá una parte práctica de la técnica de restauración digital. El curso está abierto a personas provenientes de cualquier disciplina, pero, al organizarlo el Departamento de Musicología de la Universidad Complutense de Madrid, estará muy enfocado a la aplicación de esta tecnología en documentos musicales, que explicará el clavecinista y musicólogo valenciano David Catalunya.

En Papeles de Música puedes leer la información completa de este curso. Y seguiremos informando…

Curso: Tecnología digital aplicada a manuscritos medievales

Cartel curso Tecnología DigitalEl Grupo de Investigación Música Antigua y Proyecto I+D El canto llano en la época de la polifonía del Departamento de Musicología de la Universidad Complutense de Madrid ha organizado el curso “Tecnología digital avanzada aplicada al estudio de manuscritos medievales”. La fecha, del 1 al 3 de abril, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00, y el lugar, el Colegio Mayor Loyola Pº Juan XXIII 17 (Ciudad Universitaria) de  Madrid.

Impartido por David Catalunya Marín, en este curso se abordará la codicología a la luz de las nuevas posibilidades metodológicas que ofrece la tecnología digital avanzada, que se ha convertido en una herramienta esencial para el David Catalunya Marín. Un extenso capítulo será dedicado a la técnica de restauración digital, método que permite aumentar digitalmente la visibilidad de palimpsestos o pasajes ilegibles a causa del deterioro. El curso incluye un taller práctico de restauración digital.

La ‘restauración digital’ consiste en aumentar virtualmente la visibilidad de elementos que, aunque a simple vista sean prácticamente imperceptibles, tienen existencia real en un manuscrito. Para ello se emplean fotografías digitales de altísima resolución (hasta 1033 dpi, lo que se traduce en archivos informáticos de unos 350 MB) y herramientas de edición fotográfica avanzada. También pueden emplearse otros recursos auxiliares como la radiación ultra-violeta, fotografías multiespectrales u otros efectos lumínicos.

En el siguiente vídeo se pueden ver algunas restauraciones digitales realizadas por David Catalunya. Las imágenes de esta demostración forman parte de una investigación actualmente en curso sobre los manuscritos hispánicos de polifonía medieval, siglo XIV, que se está desarrollando en el marco del proyecto I+D “El canto llano en la época de la polifonía” de la Universidad Complutense de Madrid.

Manuscrito Guerra: editado el primer disco de la colección

Carátula del primer volumen del Manuscrito GuerraEste mes ve la luz el primero de una colección de seis discos con la grabación completa de los 100 Tonos Humanos del Manuscrito Guerra, llamado así por haber sido copiado por Jose Miguel de Guerra en el siglo XVII.

Bajo el sello discográfico Naxos, con transcripción para soprano y arpa barroca de Manuel Vilas e interpretado por la Isabel Monar y el propio Vilas, en este enlace podeis consultar la ficha completa del disco.

El manuscrito

También en la web de Naxos podeis leer una completa información del Manuscrito Guerra, que con signatura Ms 265 se encuentra en la Biblioteca Xeral de Santiago de Compostela. En ella, se habla de aspectos tanto codicológicos como históricos acerca del manuscrito y del copista, de lo cual recojo unos fragmentos:

Con la signatura Ms 265 se encuentra en la Biblioteca Xeral de la Universidad de Santiago de Compostela un importante manuscrito musical que denominamos hoy en día Manuscrito Guerra, el cual toma este nombre por estar copiado por José Miguel de Guerra (1646–1722), escriba de la Capilla real desde 1677 hasta poco después de 1680. Este importante manuscrito nos ofrece una fuente fundamental y de capital importancia para el conocimiento de la música vocal profana española de la segunda mitad del siglo XVII. Esta colección de tonadas fue descubierta hace pocos años por Álvaro Torrente y Pablo Rodríguez, musicólogos que publicarían en 1998 un magnífico artículo el la Journal of the Musical Association(1) donde hacen un exhaustivo estudio de este manuscrito.

Está este manuscrito formado por 111 folios que contienen 100 piezas anónimas, todas ellas para voz solista y acompañamiento continuo, excepto dos piezas a dos voces. El copista omitió el nombre de sus autores; sin embargo, algunas de estas piezas aparecen en otros manuscritos donde sí consta el nombre del autor. Por lo tanto, cotejando estas otras fuentes, podemos atribuir algunas de estas piezas a Juan Hidalgo, José Marín, Juan de Navas, Cristóbal Galán, Juan Del Vado y Matías Ruiz, lo que significa decir que este manuscrito es una antología de las mejores obras compuestas por los músicos más renombrados de España en la segunda mitad del siglo XVII.

Nuestro manuscrito carece de fecha y dedicatoria, lo que dificulta su datación; sin embargo, en el recto del primer folio podemos leer: Joseph Myguel de Gerrª . Escriptor de la R. Capillª de su majestad escrivio este libro, lo cual nos indica claramente que fue copiado en los años en los que José Miguel de Guerra ejerció su oficio como copista musical para la Capilla Real. Para intentar datar nuestro manuscrito con más exactitud, observamos que en él se incluyen piezas de la zarzuela Los celos hacen estrellas, estrenada el 22 de Diciembre de 1672, y un par de obras del entonces joven arpista Juan de Navas, cuya carrera empezó a florecer después de la muerte en 1685 de Juan Hidalgo, también arpista y maestro de la Capilla Real desde 1645; esto nos hace suponer que el manuscrito pudo ser copiado en torno a 1680.

[…]

Nuestro manuscrito es pulcro, cuidado, hermosamente copiado y con un papel de muy alta calidad, además de utilizar pergamino en algunos de sus folios. En esto observamos diferencias con otros manuscritos conocidos donde, a veces, la escritura es muy descuidada, con numerosos errores, emborronamientos, poca claridad y con tinta y papel de baja calidad. Sin duda, el manuscrito Guerra se acerca más a una antología destinada a la más alta nobleza o realeza.

[…]

En el manuscrito no se aporta ninguna información sobre qué instrumento o instrumentos acompañarían estas obras. Encontramos alguna pieza donde figuran acordes para acompañar con la guitarra; pero no cabe duda que podría ser utilizado cualquiera de los dos instrumentos imprescindibles, según nos indican las fuentes, para el acompañamiento de este tipo de canciones teatrales: la guitarra o el arpa de dos órdenes.

Manuel Vilas

(1) Alojado en digital.csic.es (repositorio en acceso abierto), la web presenta, en el día de hoy, problemas en su acceso.


Bach en versión Biblioteca digital.

Bach Digital (http://www.bach-digital.de) es una biblioteca digital que contiene manuscritos autógrafos y piezas originales de Johann Sebastian Bach. Usando opciones de la búsqueda avanzada de trabajos o de fuentes, uno puede encontrar escaneadas con alta resolución los manuscritos, así como el particellas utilizadas por Bach y copias o trabajos hechos por otros compositores.

Los manuscritos autógrafos y las fuentes originales de las colecciones de bibliotecas participantes – la Biblioteca Estatal de Berlín, el Bach-Archiv de Leipzig y la Biblioteca Estatal Sajona – biblioteca del Estado de Dresden y de su Universidad – estarán completamente digitalizados antes de 2011, abarcando así el 90% de los manuscritos restantes en todo el mundo, ampliándose más adelante a otras colecciones.

Bach Digital es un proyecto común de la Biblioteca Estatal de Berlín,  – Patrimonio Cultural Prusiano, la Biblioteca Estatal Sajona – biblioteca del Estado de Dresden y de su Universidad, el Bach-Archiv de Leipzig, y financiado por el Deutsche Forschungsgemeinschaft.

En cuanto a sus propósitos, Bach-Archive dice:

El objetivo de los diversos proyectos individuales es el de proveer a los investigadores y amantes de la musica alrededor del mundo el acceso a la información académica acerca de los trabajos de la familia Bach así como toda la información acerca de la transmisión de estos trabajos. Si es posible la información debería estar acompañada por los escaneos en alta resolución de las fuentes descritas.

Los manuscritos autógrafos y las fuentes originales de los trabajos de JS Bach tienen prioridad porque los amantes de la música, los científicos y los músicos nunca han perdido interes en estos manuscritos. Las fuentes, sin embargo, están ahora dispersas alrededor del mundo un proceso que comenzó inmediatamente después de la muerte de J.S. Bach y la dispersión de su patrimonio.

Internet ahora ofrece la posibilidad de reunir juntos los manuscritos autógrafos que se dispersaron alrededor del mundo a una biblioteca digital accesible al menos de manera virtual a cualquier hora en cualquier lugar en el mundo. Las ventajas de una biblioteca digital como esta son obvias: relacionada, pero actualmente serparada fuentes actuaalmente almacenadas en sitios separados pueden ser virtualmente reunidos.

A la vez, las bibliotecas se encargan de proteger los manuscritos mediante la reducción del uso de los originales. […]. Además de los escaneos de alta resolución, los cuales transmiten una intensa impresión de la notación musical de Bach, los metadatos y la variadedad de opciones de búsqueda complementan la oferta digital sobre Bach.

Filigrana

Partitura con filigrana

Como ejemplo de estas opciones, watermarks permite buscar por la filigrana de los papeles sobre los que escribió o se escribieron sus obras, con las imágenes digitalizadas -o a veces dibujos- de dichas marcas de agua., clasificados según la imagen que representan o la inicial del nombre que aparece en ellas. Este elemento suele ser un buen recurso para datar y localizar un documento si éste no aparece fechado, ya que sabiendo dónde y cuándo vivó un fabricante de papel, se puede saber si esa obra fue escrita en ese momento o es una copia posterior, por ejemplo. Así, encontramos los manuscritos sobre un fondo de filigranas de águilas, árboles, inicales coronadas, escudos, medias lunas, árboles (como en el de la imagen adjunta)…

También podemos encontrar imágenes de todos los copistas y/o transcriptores de sus obras, mediante la búsqueda Handwriting Samples, con muestras de autógrafos contemporáneos a Johan Sebastian Bach -como por ejemplo, el su segunda mujer Anna Magdalena- o posteriores, o del propio compositor. Son sólo muestras, -algunas imágenes son mejores, otras digitalizadas en blanco y negro – pero nunca la obra completa.

La opción de búsqueda en Sources ofrece multitud de campos para hacer búsquedas combinadas: compositor, biblioteca, catálogos de Bach, fecha del manuscrito, con/sin imagen digitalizada, autógrafo -escrito por Bach/heterógrafo (escrito por otra persona)… en este cao, sí podemos encontrar piezas completas, como esta Misas de Palestrina copiada por Johann Sebastian Bach probablemente entre 1720 y 1739.

En la búsqueda por trabajos (opción Works ), además ofrece otros campos como el de género (motetes, música de cámara, conciertos… Incluso en las búsquedas en cantatas, se puede refinar a la la celebración concreta a la que  va desdicada la composición (Navidad, Pentecostés, Epifanía, Miércoles Santo…)


Es maravilloso poder estudiar “directamente” la escritura de un gran compositor del pasado, poder ver sus trazos, su orden o desorden en el pentagrama, el folio amarillento, la caligrafía en los términos o los adornos en las portadas… Gracias a la evolución de las TIC -Tecnologías de la Información y la Comunicación- y a la iniciativa de muchas instituciones tenemos la ocasión de poder tener ante nuestros ojos -con las limit limitaciones lógicas de los bits- estas auténticas joyas…

A %d blogueros les gusta esto: