El Fondo de Música Tradicional (IMF-CSIC), accesible en Internet

La investigación musicológica es, desde hace más de un siglo, un punto de interés para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En el caso de la música tradicional, Eduardo Martínez Torner comenzó a colaborar hacia 1910 con el filólogo Ramón Menéndez Pidal en la recopilación de las melodías de romances populares existentes en toda España, aportando una información valiosísima para el estudio de la evolución de estas músicas, ya que hasta entonces los romances se habían estudiado básicamente desde el punto de vista textual.

Desde esta semana ya podemos consultar parte del fondo de música tradicional que conserva la Institución Milà i Fontanals del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IMF-CSIC). Se trata de las recopilaciones de canciones que recogieron diferentes investigadores entre los años 1944 y 1960, en el marco de las Misiones folklóricas, y de los cuadernos presentados a Concursos organizados por la Sección de Folklore del antiguo Instituto Español de Musicología del CSIC. Son más de 20.000 documentos en fichas tamaño cuartilla con las melodías, textos y datos de los informantes y cuadernos de infantiles presentados por maestros que habían recogido el material entre sus alumnos.

Cabecera web Fondo Música Tradicional IMF-CSIC

Aunque aún está en construcción, en la web podemos tener ya acceso a una gran cantidad de información, clasificada por fuentes (concursos o misiones), localidades (tanto del origen de informantes como de toma de datos), investigadores e informantes que participaron en las recopilaciones, géneros y piezas, que pueden buscarse por íncipit textual o musical (para el que han ideado una codificación con cifras y símbolos), y filtrar los resultados de diferentes formas. Ofrecen también una bibliografía que irá creciendo a medida que evolucione este recurso web.

Este Proyecto es una iniciativa del Grupo de Investigación “Música, patrimoni i societat” [AGAUR; 2009 SGR 1329] de la Generalitat de Catalunya. La intención es digitalizar las fichas y registros sonoros para poder tener acceso completo al contenido, con lo que además de colaborar en la difusión y acceso al patrimonio musical y favorecer la investigación en este campo, los responsables del proyecto apuntan otras ventajas como  la recuperación de la memoria histórica musical de las familias de los informantes, el valor educativo que supone que los niños conozcan y vuelvan a cantar las canciones de sus bisabuelos/as, o incluso conocer y volver a jugar a los juegos donde se cantaban, por ejemplo.

El equipo responsable del proyecto está formado por Emilio Ros-Fábregas (Investigador Científico en Musicología del CSIC-IMF),  Ascensión Mazuela-Anguita (Investigadora, Grupo “Música, patrimoni i societat”), María Gembero-Ustárroz, (Científica Titular en Musicología del CSIC-IMF) y Jan Koláček, (Charles University de Praga). Esta iniciativa se une a otros de características similares como la conocida Fundación Joaquín Díaz, en Urueña (Valladolid) o el Romancero Pan-Hispánico de la Universidad de Wahsington, citando un par de iniciativas más.

Anuncios

El IVM y la Academia de la Llengua crearán una base de datos de música tradicional valenciana

Logo IVMEl Institut Valencià de la Música (IVM) transcribirá la letra de 700 canciones tradicionales valencianas como resultado de un convenio de colaboración firmado recientemente con la Academia Valenciana de la Llengua (AVL), según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Esa información formará parte de una base de datos que se incorporará posteriormente al repositorio -biblioteca digital- del IVM y que se convertirá en un valioso instrumento de consulta e investigación sobre música tradicional valenciana, ya que incluirá, además de las letras, los documentos sonoros, gráficos o escritos de los que se disponga.

El IVM proporcionará al AVL las transcripciones –que efectuará de acuerdo con los criterios lingüísticos establecidos por esta última entidad–, así como toda la información complementaria necesaria para su tratamiento en formato electrónico.

Las canciones serán seleccionadas tras el estudio de diversos fondos de música tradicional: 30 discos y aproximadamente 1.000 cintas de casete de los Tallers de Música Popular, 200 casetes de los años 70 propiedad de Salvador Seguí, diferentes programas de música tradicional grabados por RTVE, los fondos musicales a disposición de la AVL, así como cualquiera al que se pueda tener acceso.

Hasta el momento los registros sonoros y otros documentos relacionados con ellos se encuentran dispersos en diferentes archivos y formatos, y alguno de ellos, por su antigüedad o deficiente calidad técnica se encuentran en peligro.

El proceso durará un total de tres años y comprenderá tres fases: la transcripción de la letra de la canción, la catalogación de los archivos sonoros para aportar datos sobre el origen, los topónimos, los intérpretes, etcétera, y la incorporación a la base de datos.

Fuente: Europa Press

El legado sonoro de Alan Lomax

Rogelia Gayo, una de las mujeres a las que grabó Lomax en su periplo asturiano.

Rogelia Gayo, una de las mujeres a las que grabó Lomax en su periplo asturiano.

Sale a la luz un libro que incluye dos discos con grabaciones realizadas por el etnomusicólogo estadounidense en Asturias

El salón de actos del Museo del Pueblo de Asturias acoge hoy a las siete de la tarde la presentación del libro «Alan Lomax in Asturias. November 1952», uno de los títulos más ambiciosos de la colección sonora del Archivu de Música Tradicional y Fontes Sonores de la Música Asturiana.

Este volumen, realizado en estrecha colaboración con el Alan Lomax Archive de Nueva York y editado en asturiano, español e inglés, lleva incorporados dos discos que recogen las grabaciones realizadas por el etnomusicólogo y antropólogo musical estadounidense Alan Lomax (1915-2002) en su visita a Siero, Cabrales, Llanes, Mieres, Aller, Valdés, Miranda, Somiedo, Oviedo y Gijón tras llegar de un viaje por Europa.

En el acto estarán presentes Josefina Moradiellos, Manuel Otero, Ángela Mestas y Maruja Suárez, que hace casi sesenta años cantaron y tocaron para el investigador varios de los sones recogidos por éste, alguno de las cuales aparece en la portada del volumen con fotografía de aquella época interpretando «The Corri-Corri».

Este esperado disco-libro incluye numerosas fotografías de la época e interesantes textos con apuntes del mismo autor sobre cada pieza, además de otros textos históricos, geográficos, sociales y musicales sobre Asturias.

Judith R. Cohen, responsable de las grabaciones hechas por Lomax en España, señala en el libro «la inestimable colaboración» de Anna Lomax Wood para la recuperación y uso de estas fuentes sonoras ahora editadas y las muchas dificultades encontradas por Lomax en su visita a España, como la acaecida en el Festival Folclórico de Mallorca, donde se encontró con el musicólogo Costantin Brailoiu, el musicólogo alemán Marius Schneider y el musicólogo español García Matos, quien estaba realizando estudios sobre el folclore español con apoyo del alemán, entonces director del Instituto de Musicología de España con los Archivos de Música Popular de Ginebra y UNESCO. Sobre Schneider y sus amenazas veladas («me aseguraré de que no reciba usted apoyo de ningún musicólogo español»), escribió Lomax en su saga «Folksong hunter» que era un «autoritario idiota y nazi refugiado que había asumido la dirección de música folclórica de Berlín después de que Hitler se la quitara a su director judío y que ahora mandaba en el archivo del CSIC».

«Me amenazó», continúa relatando Lomax, «con echarme de España, y yo le respondí que grabaría la música de este país desgraciado aunque tuviera que empeñar el resto de mi vida en ello». Lomax se quedó viajando por diversas regiones de España mucho tiempo mientras Brailoiu, Schneider y Matos viajaban -curiosamente- a Asturias. Sobre este período el libro recoge también textos epistolares de Lomax donde apunta cosas como «la Guardia Civil, espantosa, con sus sombreros negros, me tenían en sus listas; nunca sabré por qué, pues nunca me detuvieron; pero al parecer siempre sabían dónde encontrarme. En los lugares más perdidos, más olvidados, menos probables, en las montañas… aparecían como buitres negros que llevaban consigo el hedor del miedo, y entonces los músicos perdían su coraje».

Encontró Lomax en el profesor de historia, antropólogo y cantante ovetense Juan Uría Ríu apoyo incondicional para su incursión en el mundo vaqueiro e incluso alguna pieza interpretada por este experto asturiano aparece ahora recuperada en este volumen. También un texto sobre este viaje y este folclore de Fidela Uría Líbano, y otros de Naciu Llope (Colectivo Belenos) y Lisardo Lombardía (director del Festival Intercéltico de Lorient y del Colectivo Belenos).

Alan era hijo del no menos legendario etnomusicólogo John Lomax, a quien acompañó para grabar las primeras canciones de los esclavos negros del Delta del Mississippi. En su carrera destacó la seria propuesta de enraizar sociología y el corpus musical en su afamado sistema «Cantométrico». Con sus estudios del blues resucitó, redescubrió y relanzó a nombres míticos como Woody Guthrie, Muddy Waters o Leadbelly y fue precursor del «folk-revival» que tan grandes nombres ha dado a la historia de la música de raíz. Viajó por Irlanda y las islas escocesas gaélicas, Rumanía y España para recoger el folclore de estas tierras. Es autor de innumerables libros y protagonista de programas de radio especializados por los que recibió prestigiosos galardones; el último, un «Grammy» póstumo por toda su obra al año de su muerte.

Fuente: lne.es

XII Congreso del Grupo del ICTM de Arqueología Musical

La Sección departamental de Música, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid, y el  International Council for Traditional Music (ICTM) Study Group for Music Archaeology organizan el XII Congreso del Grupo del ICTM de Arqueología Musical. “Sound and Ritual: Bridging Material and Living Cultures”, del 20 al 24 Septiembre de 2011 en la Universidad de Valladolid.
Con frecuencia, los aspectos rituales relacionados con la producción de sonido son reconocidos por los estudios de Arqueología Musical, ya que la música en el registro arqueológico está en general estrechamente relacionadas con actividades no meramente económicas difíciles de identificar y que han sido descritas genéricamente como rituales. De hecho, el comportamiento ritual en las sociedades pasadas está a menudo reflejado en la cultura material, pero el significado individual del acto ritual es difícil de deducir. Aún más difícil es el estudio de la interacción de las actividades rituales y musicales o sonoras en las culturas del pasado remoto. En algunos casos, las tradiciones vivas pueden darnos algunas indicaciones, pero la información etnomusicológica y etnográfica también revela el amplio marco de interpretaciones posibles incluso cuando no existe continuidad cultural con el presente. Así mismo, un análisis cuidadoso de los contextos arqueológicos de los artefactos sonoros, el simbolismo de los instrumentos musicales, y las fuentes iconográficas o textuales nos aporta mucha información en torno a los comportamientos simbólicos. 
Este encuentro busca tanto entender los comportamientos rituales y religiosos relacionados con las prácticas musicales del pasado, incluyendo su dimensión performativa, como analizar las características rituales de la performance musical. La discusión incluye la comparación de estos elementos en sociedades de distintas áreas culturales y épocas, incluyendo las tradiciones vivas.
 
 

La BV Miguel de Cervantes dedica un portal a Al Tall y a la música tradicional valenciana

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes inauguró el 14 de julio un portal dedicado a Al Tall, conjunto valenciano constituido en 1975 para recuperar músicas tradicionales y crear otras nuevas basadas en las formas ancestrales de cantar y en la fusión con otras músicas mediterráneas. Este nuevo espacio forma parte de la Biblioteca Joan Lluís Vives, sección de la Cervantes dedicada a difundir, con la colaboración de la Red Vives de Universidades, las obras más representativas de la cultura valenciana, catalana y balear.

Durante sus 36 años de trayectoria Al Tall ha actuado en más de un millar de conciertos, ha publicado una veintena de trabajos discográficos y ha marcado un hito en la música de base tradicional valenciana con temas como “Tio Canya” y “Quan el mal ve d’Almansa” y discos como Tocs i vares. Su trabajo abrió nuevos caminos a la música y ha consolidado una opción cultural hoy enraizada en la sociedad, con numerosos grupos y cantantes, que asume como natural la creación de nueva música tradicional, la fusión dentro del ámbito sonoro del mediterráneo, la desfolclorización y el reciclaje del lenguaje sonoro tradicional para el consumo actual.

El nuevo espacio de la Cervantes, dirigido por Joan Borja y coordinado por Josep Forcadell (ambos de la Universidad de Alicante), ofrece una extensa bibliografía sobre un grupo que se ha convertido en referencia fundamental en la reivindicación del lenguaje sonoro tradicional y de los valores, la lengua y la identidad de los valencianos. Permite también el acceso a una amplia galería de imágenes con los miembros del conjunto, las portadas de los discos y diversas fotografías de los conciertos. La sección se completa con abundante documentación sobre su trayectoria y materiales procedentes de la exposición Al Tall, 35 anys de música mediterrània des del País Valencià, organizada por la Universidad de Alicante en octubre de 2010 y que está circulando por diversas instituciones y sedes universitarias.

Fuente: blog de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

A %d blogueros les gusta esto: