Carteles teatrales valencianos del siglo XIX, de la Universitat de València

Cartel en Parnaseo

(Clica en la imagen para aumentar)

Parnaseo es un interesante servidor Web de la Universitat de València sobre Literatura Española y Bibliografia, estructurado en diferentes secciones: Lemir (Literatura Española Medieval y del Renacimiento), Ars Theatrica (Teatro hispánico); Stichomythia (Revista de Teatro Español Contemporaneo), Textos Facsimilares (edición de textos digitalizados); Información general, Enlaces, Catálogos y Bases de datos. En esta última sección, entre otras, se encuentra la Colección de Carteles teatrales valencianos del siglo XIX existentes en la Biblioteca General e Histórica de la Universitat de València. Esta colección la compone un total aproximado de 3600 carteles que comprenden desde los años 1839 a 1876, y que la Universidad de Valencia ha digitalizado y puesto a disposición de los internautas interesados en este tipo de documento “perimusical” .

En la Colección de Carteles teatrales valencianos del siglo XIX se puede buscar por títulos, autores, compañia teatral, actores, cantantes, tipo de obra, etc. Existen índices para cada uno de los campos y, por ejemplo, en cuanto al “tipo de obra” no solo encontramos géneros teatrales puros, sino también todo tipo de música escénica y teatro lírico del XIX:  bailables de toda clase, arias, canciones, boleras, valses, coplas, jaleos, entremeses, habaneras, tonadillas, polkas, sainetes, zarzuelas y óperas (con una gran variedad de denominaciones, al estilo de la época)... y un largo etcétera. Quizá una pega es que los génerlos han sido extraídos de forma literal del mismo y no se ha aplicado un control terminológico sobre ellos, lo que facilitaría las búsquedas y mejoraría los resultados. Pero, sea como sea, es un recurso muy interesante para todo aquel interesado en conocer los estrenos y representaciones en los teatros valencianos del XIX.

Esta base de datos está realizada dentro del Proyecto HUM2005-01334, del Plan Nacional de Investigación Científica (Ministerio de Educación y Ciencia, Dirección General de Investigación), y en el que José Luis Canet dirige a un grupo formado por Ramón Eleuterio, José Gallardo, Héctor H. Gassó, Amelia L. López, Olga Muñoz,  José A. Navalón, Diego Romero y Rosa Sanmartín

 

Anuncios

Instrumenta Musicae y manual de catalogación, para fondos musicales del siglo XIX

Instrumenta Musicae

Este Catálogo Colectivo tiene como objetivo el inventario, descripción y localización del Patrimonio Bibliográfico Musical conservado en las Bibliotecas Nacionales Iberoamericanas. Su origen se debe al proyecto presentado en la Asamblea de ABINIA que tuvo lugar en Guatemala el año 2002. Los países que han manifestado su deseo de participar, en esta primera etapa, han sido: Bolivia, Chile, Cuba, España, México, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Contenido

Se ofrecen en este momento más de 15.000 obras, y aproximadamente 25.000 ejemplares, procedentes mayoritariamente de la Biblioteca Nacional de España, como primera aportación para el catálogo colectivo.

Tipología del fondo

Partituras (música práctica) publicadas -o producidas- durante el siglo XIX, tanto impresas como manuscritas. Dada la forma de difusión de la música es frecuente que de muchas obras se hayan conservado solamente los papeles para la ejecución o las copias entregadas para la protección de derechos. Monografías de tema musical. Incluyendo suplementos musicales, integrados en monografías dedicadas a otros temas, o en publicaciones periódicas generales. Ediciones facsímiles, incluidas las propias partituras que, lógicamente, constituyen el contenido fundamental del catálogo.

Características de la colección

Incluye todos los géneros: música teatral (zarzuela y ópera), religiosa, militar, música instrumental, especialmente la de salón (valses, polcas, mazurcas, etc.) muy abundante en el periodo seleccionado.

Cubierta manual BNE sobre catalogación de música del siglo XIXManual de catalogación de partituras del siglo XIX

Este manual plantea, con ejemplos, el control bibliográfico de documentos musicales. Abarca desde la música práctica a los tratados, que entran en la denominación de monografías, y a las publicaciones seriadas. No se prescinde de la catalogación analítica de partituras incluidas en libros o revistas ni de la descripción bibliográfica de facsímiles actuales que reproducen ediciones del siglo XIX.

Dentro del esquema del MARC 21 se amplia la información básica habitual para introducir, a través de las notas, datos biográficos de compositores, arreglistas o autores literarios o sobre diversos aspectos de la publicación, distribuidores, ilustradores, etc.

Incluye impresos y manuscritos, forma esta última frecuente en la difusión de la música hasta épocas muy cercanas, sobre todo en las ejecuciones y representaciones teatrales. Los modelos que se ofrecen relativos a los ejemplares pretenden fijar una política para el conocimiento de las colecciones patrimoniales y para el establecimiento de catálogos colectivos dedicados a la música.

Fuente: BNE

Congreso Internacional: “La música en torno a 1812”

Congreso Música en torno a 1812La Universidad de Granada (en colaboración con el Ayuntamiento de La Zubia, la Diputación Provincial de Granada y el Grupo de Investigación “Patrimonio Musical de Andalucía”) organiza el Congreso Internacional: “La música en torno a 1812”, en conmemoriación del Bicentenario de la Constitución de Cádiz, los días 10 y 11 de mayo de 2012 en La Zubia (Granada)

El programa completo ya está disponible, a falta de las comunicaciones que  pueden enviarse antes del 2 de abril de 2012 a la dirección musica@ugr.es. El tema de la comunicación debe encuadrarse dentro de alguno de los cuatro bloques temáticos del congreso:

1) Música, pensamiento y política en la España decimonónica
2) Música en torno a 1812: los repertorios y su interpretación
3) Música popular y nacionalismos en torno a 1812
4) Visiones interdisciplinares: teatro, cine, artes plásticas y literatura.

Objetivos

En 2012 se conmemora el bicentenario de la proclamación de la Constitución de Cádiz, un documento nacido dos décadas después del comienzo de la Revolución Francesa y en el difícil contexto de la Guerra de Independencia en España. Por entonces, el texto gaditano estableció los principios del liberalismo democrático de soberanía nacional y la separación de poderes, todo ello frente al régimen absolutista anterior. Así, la Constitución de 1812 supuso un cambio en el orden político y social de la época, convirtiéndose en el hito democrático de la primera mitad del siglo XIX que se proyectaría en los movimientos liberales europeos y americanos, hasta el punto de inspirar muchos de los textos constitucionales nacidos en dichos territorios. Por tanto, 1812 y los años alrededor de éste se convirtieron en un periodo clave de la historia occidental, que influyó en todas las facetas de la vida y, por supuesto, en la música.

En concreto, los primeros años del siglo XIX mancaron el paso del Clasicismo al Romanticismo, aunque estos dos términos no deben ser tomados como antagónicos en lo que a música se refiere, sino que más bien están marcados por una continuidad en la que se van desarrollando los cambios estilísticos. No obstante, el movimiento romántico mostraba cierto matiz revolucionario contra las limitaciones del Clasicismo, pero al mismo tiempo aparecía como una evolución y progreso respecto a este último. Además, a principios del siglo XIX las ideas liberales también se consolidaron en cuestiones como la emancipación de los compositores de los mecenas y el cambio en su consideración social. Todo ello hizo que alrededor de 1812 surgiese música de todo tipo, género, estilo y funcionalidad, desde los villancicos que seguían componiendo los maestros de capilla para la celebración de las festividades más importantes del calendario litúrgico, hasta la música para los instrumentos solistas como la guitarra o el piano, pasando por la ópera de corte revolucionario, la música orquestal o el folklore. Por todo ello, el estudio y puesta en común de las nuevas investigaciones sobre la música en torno a 1812 resulta verdaderamente interesante, más aún en la celebración del bicentenario de un documento fundamental para la historia como fue la Constitución de Cádiz, abordando el contexto político y estético, el repertorio, su interpretación, la música popular y las visiones interdisciplinares de la música en la época.

Más información e inscripción: Web del Congreso Internacional “La Música en torno a 1812”.

CONACULTA publica una antología de música mexicana para piano de 1810 a 1910

Cubierta del libroLa diversidad musical del repertorio pianístico mexicano, que muestra la importancia que tenía ese instrumento para la élite del país, ha sido compilada en la antología La música mexicana para piano de 1810 a 1910, como identidad diversa.

Publicado por la Dirección General de Vinculación Cultural, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el volumen es una representación de los diferentes caminos musicales que surgieron a finales siglo XIX.

La investigación estuvo a cargo de Aldo E. Tercero, quien revisó materiales de la Biblioteca de la Escuela Nacional de Música de la UNAM, el Conservatorio Nacional de Música, la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada y el Archivo General de la Nación.

En esa época, expresó el investigador, el piano era un medio de socialización en torno al cual se bebía, se hacían negocios y se escuchaba a las señoritas tocarlo; las obras, seleccionadas por su calidad, creatividad y significado histórico, dan cuenta de una amplia diversidad cultural.

Aldo E. Tercero señaló que a finales del siglo XIX, en Europa, la ópera evolucionó en diferentes géneros, como la zarzuela española, con influencias musulmanas, o la opereta, que se convirtió después en un género ligero, como el cabaret.

Estos géneros llegaron a México y tuvieron gran popularidad. Así como los cantantes europeos vinieron a este país, muchos mexicanos, como Ángela Peralta, emigraron a trabajar a Europa.

Entre los intérpretes que actuaron aquí estuvieron Teresita Arbeu, Enzo Leviva, algunos pertenecientes a compañías de ópera que dieron grandes giras por toda la República.

Otro dato aportado por la publicación señala que en México, al igual que en Europa, se compuso una enorme cantidad de piezas para piano, con las formas musicales de moda. Aunque muchas de esas piezas fueron de una calidad deficiente.

En esa época, en Europa, Federico Chopin era el compositor de música para piano por excelencia, pues sus obras poseían una gran calidad; por ello, en México surgieron autores que emplearon viejas y nuevas formas musicales, como berceuse, barcarola, preludios, sonatas, rondós y mazurkas.

El autor del libro resaltó que los compositores mexicanos que le dedicaron obras al piano siempre tuvieron contacto con los mejores pianistas de la época y evolucionaron a la par que sus similares en Europa en su forma de componer y enseñar.

El recuento realizado en esta antología permite comprender cómo, a pesar de que desde la Conquista y hasta antes de la Independencia, la iglesia intentó ,pero no tuvo éxito en reprimir sones que la población cantaba, las composiciones prevalecen hasta nuestros días.

Para Aldo E. Tercero es interesante que las fiestas, fandangos y mitotes eran una característica de los habitantes prehispánicos del Nuevo Mundo que se conserva dentro de la cultura mexicana, en combinación con las fiestas religiosas españolas.

El libro ofrece también una serie de datos y partituras que abren el panorama de conocimientos sobre el periodo abordado por el autor, además de dar cuenta del intenso intercambio cultural que existía entre Europa y México en el terreno musical.

Fuente: diario Provincia de México

Los cilindros para fonógrafo de Leandro Pérez

Carátula de la ediciónLa colección de cilindros para fonógrafo de Leandro Pérez, grabaciones fonográficas aragonesas fechadas entre 1898 y 1907 va a permitir a los oscenses al escucharlas “viajar en el tiempo”, tal y como indicó ayer Vicente Baldellou, director del Museo de Huesca, y, sobre todo, descubrir a un violinista de Sariñena desconocido, José Porta.

La antigua capilla del Museo acogió ayer la presentación del libro disco editado por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, representado por el director general de Patrimonio y Cultura, Jaime Vicente, y del director del trabajo y autor de los textos, Javier Barreiro En un acto público, al que asistieron miembros de la familia Pérez Loriente, Javier Barreiro destacó su generosidad al donar esta donación al Gobierno de Aragón. Su trabajo comenzó con la audición de los 223 cilindros de cera que conforman esta colección. “Escogí los que me parecieron más significativos para su edición y, a partir de allí, comenzó un proceso técnico muy complejo en el que se limpiaron, remasterizaron y grabaron para que se escuchen en buenas condiciones”.

Desde intérpretes franceses al género chico, pasando por una antigua grabación de sevillanas cantadas por El Ciego Acosta o un desconocido registro del barítono aragonés Mariano Aineto, este libro disco recupera una colección con un interés y relevancia “indudable, no sólo por su valor como uno de los primeros soportes musicales de grabación y reproducción sonora, sino por ser representativa de los gustos y ambiente cultural, musical y social de la burguesía aragonesa de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX en la capital oscense”, según Javier Barreiro, que en los textos lo refleja y lo recoge.

Barreiro destacó de esta colección “la revelación de la figura de Pepito Porta, un violinista de Sariñena que fue un niño prodigio, al que Sarasate nombró su sucesor y del que algún experto dice que es mejor que el maestro”.

En una velada que se grabó en 1907 en el domicilio de Leandro Pérez, invitaron a Pepito Porta a una exhibición. “Al parecer grabaron esos cilindros que son los que nos han llegado a nosotros y que van a servir para reivindicar la figura de un músico brillante que desarrolló su carrera en el extranjero y murió muy joven”.

La colección de la familia Pérez es parte de la historia de Huesca y, además, “pone en valor a un violinista olvidado”.

Una colección extensa y completa

El director general de Patrimonio y Cultura del GA, Jaime Vicente, destacó la importancia de esta colección “porque hay muy pocas de cilindros, ya que buena parte de ellos se reutilizaba y, además, tuvieron un periodo de vida muy corto porque enseguida fueron sustituidos por los discos de piedra, anteriores a los vinilos”.

Relegados por los nuevos sistemas de reproducción, Vicente aseguró que es “infrecuente que se conserven colecciones tan extensas y completas como la de Leandro Pérez, que forma parte de nuestro patrimonio y estará en el archivo de Huesca”.

Los cilindros son el primer sistema de grabación mecánica, directa y original, por lo que su recuperación ha sido “un trabajo difícil” que ha incluido varias fases, desde el análisis a la restauración y recuperación de la música, para luego digitalizarla y pulirla y completarla con un estudio de su propio contenido.

Fuente: Diario del Alto Aragón

Presentación del libro “Cartas (1853-1897)”, de Johannes Brahms, en el Argonauta

 

Cubierta del libro

Cubierta del libro "Cartas (1853-1897) " de Johannes Brahms

El próximo miércoles 22 de diciembre, a partir de las 20:00 h. tendrá lugar la presentación del libro Cartas (1853-1897) de Johannes Brahms, una edición que ha estado a cargo de Hans Gál y que ha sido publicada por la editorial Nortesur, en El Argonauta, la librería de la música (C/ Fernández de los Ríos, 50, Madrid). En ella estarán la musicóloga Áurea Domínguez (prologuista de la traducción al español de este libro, realizada por  José Aníbal Campos-), y el musicólogo y director de la colección Nortesur-Musikeon(1) Luca Chiantore(2).

El prologo del ibro dice:

Existen muchas maneras de acercarse a la vida de un artista: analizando sus obras, leyendo sus escritos, estudiando su entorno cultural o atendiendo al recuerdo de sus contemporáneos. En el caso de Johannes Brahms, hombre reservado y frugal, la atenta lectura de sus cartas es el canal privilegiado para conocer los momentos sobresalientes de su biografía tal como él los vivió en primera persona, así como las maneras de pensar que marcaron las distintas etapas de su vida. La extensa correspondencia que Brahms mantuvo con Joseph Joachim, Clara Schumann, Eduard Hanslick, Hans von Bülow y otros se presenta en este volumen cuidadosamente seleccionada por el musicólogo y compositor Hans Gál, cuyos comentarios hilvanan una auténtica “vida a través de las cartas” reveladora de la vida interior de uno de los grandes músicos de todos los tiempos.

(1)Nortesur es una nueva editorial que nace de la voluntad de recuperar libros “clásicos” caídos en el olvido o nunca traducidos al castellano, incentivando al mismo tiempo la publicación de novedades muy selectas que respondan a un criterio de gran calidad y máximo interés para el estudioso y el amante de la buena literatura. Musikeon colabora con Nortesur en sus distintas colecciones, y muy particularmente en las de ensayo y libros de bolsillo, pero sobre todo en una colección específica dedicada a la música, que reúne, por un lado, documentos históricos nunca publicados en español y, por el otro, estudios recientes sobre interpretación, composición y estética musical. Una nueva iniciativa de Musikeon dirigida tanto a los investigadores como al público deseoso de conocer un poco más de cerca la música que ama.

(2) Lucha Chiantore es pianista y musicólogo italiano, y dirige desde 2003 Musikeon, empresa de servicios musicológicos y formación musical especializada. Su actividad investigadora se centra en la teoría y la historia de la interpretación musical, con especial atención a la música del siglo XIX. Su Historia de la técnica pianística (Madrid, 2001) es la referencia absoluta sobre el tema en los países de habla hispana. Desarrolla, además, una intensa labor didáctica, repartida entre la Escola Superior de Música de Catalunya y los Cursos de Interpretación Pianística de Musikeon, que dirige desde 1992 y en donde se han formado algunos de los músicos más brillantes de la última generación.

Universidad de Indiana (EEUU) I: Proyecto In Harmony Sheet Music

Durante algunas entradas  voy a mostrar los recursos musicales on-line que ofrece la Universidad del Estado de Indiana . Es una gran universidad americana repartida en nueve campus, encontrándose su sede en la ciudad de Bloomington.  Allí podemos encontrar  el  Archivo de Música Tradicional y del Departamento de Folclore y Etnomusicología,  ya que la música popular es de una gran relevancia en Indiana, y estos dos organismos recogen música y tradición oral de todo el mundo y en múltiples formatos. Además, en dicho campus está ubicada la Jacobs School of Music, -entre otras muchas escuelas y facultades-  con su William & Gayle Cook Music Library, una de las mayores biliotecas musicales universitarias del mundo, y de la que hablaré en otro post. Además, la UI alberga en otros campus del Estado importantes departamentos de música, como el de la escuela de artes visuales y escénicas de Fort Wayne y el de Indiana University Southeast. En el post de hoy hablaré del proyecto digital In Harmony Sheet Music y de las bibliotecas participantes en él, entre ellas la Lilly Library, de esta Universidad estadounidense.

En octubre de 2004, la Universidad del Estado de Indiana recibió una subvención del Institute of Museum and Library Services (IMLS) para poner en marcha  In Harmony: Sheet Music from Indiana, un proyecto para catalogar y digitalizar las partituras de las colecciones de cuatro instituciones asociadas a la Universidad:

El objetivo del proyecto es crear una colección de partituras en línea que muestre cómo los museos y bibliotecas con materiales complementarios pueden trabajar conjuntamente para crear recursos digitales compartidos. Desde In Harmony: Sheet Music from Indiana, se pueden consultar las colecciones musicales de estas cuatro instituciones.

Con esto se consigue:

  • Centralizar desde un único sitio web todas las búsquedas a los fondos digitalizados de las cuatro instituciones anteriores
  • Poner a disposición de los interesados no solo los fondos de música impresa, sino de otros materiales como mapas, fotografías, manuscritos, objetos…

La Lilly library en datos:

En cuanto al análisis del OPAC de la Lilly Library, In Harmony Sheet Music/Lillly library permite encontrar documentos:

  • Browsing (navegación u “ojeo”): índices de
    • Nombres de compositores, arreglistas, letristas…
    • Títulos
    • Años (26.003)
    • Instrumentación
    • Género
    • Temas
  • Búsquedas
    • Sencilla
    • Avanzada: operadores booleanos, truncamiento con *, frases
    • Historial
    • “Mis selecciones”: guardar la búsqueda y enviar por e-mail

Por cierto, In Harmony ofrece su software open source de catalogación de partituras escargable desde aquí.

Lilly Library permite descargar las partituras completas en PDF, siempre y cuando no estén protegidas por derechos de autor. Así que se trata de una buena fuente de consulta y obtención de música americana de los siglos XIX y XX.

Además, se puede buscar por el tema de la cubierta, ya que la Lilly Library ha clasificado además las partituras por sus diseños, ilustraciones, grabados, fotografías… Este es un aspecto que  no siempre se suele tener en cuenta en la clasificación de música impresa, y realmente es una importante fuente de información acerca de las técnicas de edición, los gustos, la estética de los siglos XIX y XX…  He seleccionado una pequeña muestra que podeis ver en el slideshow que ilustran el final de este post.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A %d blogueros les gusta esto: