Sony desarrolla un cassette 3.700 veces más capaz que un Blu-ray

CassetteLos nostálgicos de antiguos soportes de audio podrían estar de suerte, porque parece que van a aunar la clásica cassette con lo último en tecnología digital. Y es que Sony ha creado una cinta magnética de última generación que permite almacenar hasta  185 terabytes de datos.

El mercado de este producto, aunque podría utilizarlo cualquier persona, está pensado que sean las grandes empresas que necesitan almacenar gran cantidad de información.

En Dailymail.co.uk se explica todo lo referente a la tecnología de almacenamiento de estos nuevos soportes, pero nada en cuanto a la forma de acceso a la información, la durabilidad del soporte o preservación del contenido. ¿Creéis que tendrá éxito?.

Más información en Sony. net

Anuncios

Discos en hielo y en 3D: experimentando con la técnica y los materiales

Disco fabricado con técnicas 3D por Amanda Ghassaei

Disco fabricado con técnicas 3D por Amanda Ghassaei

Hay personas para las que no todo termina con el formato digital, y que deciden experimentar con los materiales y técnicas para dar a la música un nuevo medio de reproducción. Es más: utilizan un archivo digital para hacer el proceso inverso, convertirlo en un documento sonoro con soporte físico. O no tan físico, si pensamos en el disco de hielo que la banda indie Shout Out Louds escogió para lanzar uno de sus sencillos, en una edición limitada de diez packs que contenían un molde de silicona y agua destilada que se llevaba al congelador. Después de seis horas, se extrae un disco que puede reproducirse (en un tocadiscos normal) hasta 50 veces antes de que se descongele. Como se aprecia en el vídeo del proyecto, el sonido es sucio y ya de origen puede venir rayado, pero no se puede negar que es un modo curioso de experimentar con la escucha.

También experimenta con los materiales y las tecnologías Amanda Ghassaei, quien toma archivos digitales y los imprime en 3D, creando discos de 33 y de 78 rpm en un proceso que podría resumirse en tres pasos, que -si no los he entendido mal- consisten en utilizar la información binaria de un archivo raw de audio para traducirla en la profundidad del surco de un disco, de forma que cuando este gire la aguja se mueva verticalmente para que quede registrada esa onda de sonido original, dibujar, mediante un modelo 3D, la anchura y espesor de la ranura (que determina el volumen del sonido, los canale…) y exportar esta información a  formato STL (STereo Lithography), especial para impresoras 3D, para fabricar un disco en resina sintética.

¿Qué aplicación posible tiene esto? Si se pudiera recrear la “forma cilindro”, se me ocurre que quizás  podrían reconstruirse grabaciones en cilindros de cera perdidas de los que haya sido posible conseguir una digitalización antes de su completa destrucción o conseguir copias múltiples para aquellos nostálgicos que gusten de los reproductores antiguos. El sonido resultante es bastante sucio -podría decirse que muy similar al fonógrafo-, pero las canciones son perfectamente reconocibles y quizás esta apasionada de las tecnologías de audio sea capaz de mejorar su invento en el futuro.

http://www.instructables.com/id/3D-Printed-Record/D

A %d blogueros les gusta esto: