Reseña: “Los Fernández-Shaw y su aportación al teatro lírico. Estudio de su colección de rollos de pianola”

Los Fernández-Shaw y su aportación al teatro lírico. Estudio de su colección de rollos de pianola. Esther Burgos, Adelina Clausó, Antonio Carpallo y José Prieto Marugán. SEDEM, 2018. 282 págs. ISBN: 978-84-86878-46-7.

El pasado 1 de marzo tuvo lugar la presentación oficial de una de las últimas publicaciones de la Sociedad Española de Musicología. Se trata del catálogo Los Fernández-Shaw y su aportación al teatro lírico: estudio de su colección de rollos de pianola.” escrito por Esther Burgos, Antonio Carpallo y Adelina Clausó, profesores de la Facultad de Ciencias de la Documentación de la Universidad Complutense de Madrid y con la colaboración de José Prieto Marugán. Junto a los autores estuvieron el presidente de la SEDEM y prologuista del libro, José Antonio Gómez Rodríguez y José Luis Gonzalo, Decano de la Facultad de Ciencias de la Documentación, arropados por un público asistente que llenó toda la sala de conferencias de la Facultad.

En los últimos tiempos han visto la luz varios artículos en revistas científicas, prensa e internet, conferencias e incluso una tesis doctoral, dedicados a la pianola y a sus rollos. Este es el primer catálogo ilustrado de los rollos de pianola perteneciente a los descendientes la más importante saga de libretistas de nuestro país: los Fernández-Shaw.

De la colección de rollos de pianola de los Fernández-Shaw ya se ofreció un aperitivo en las XXVI Jornadas FADOC celebradas en 2017 con el título “Organización y gestión del patrimonio musical en el siglo XXI”. En estas jornadas participó María Fernández-Shaw Toda, una de las bisnietas de la saga, con una ponencia centrada en mostrar la importancia de que estos legados familiares continúen interesando al público, investigadores e instituciones para que no se pierdan y se conserven para el futuro. Además, durante dos semanas, los visitantes a la FADOC pudieron disfrutar en la propia sede de la Facultad de una exposición sobre la historia de la música para pianola con una selección de rollos de esta colección particular de la familia Fernández-Shaw.

El fondo archivístico de los Fernández-Shaw está custodiado en la Biblioteca de la Fundación Juan March (con los sub-fondos de Carlos, Guillermo y Rafael) en una sección especial bautizada como “La saga Fernández-Shaw y el teatro lírico”. Este legado conserva materiales diversos: programas de mano, recortes, correspondencia, obra literaria, fotografía…. siendo la colección digital más grande del repositorio digital de la Fundación. Pero la familia no ha perdido los vínculos físicos con su documentación, ya que todavía poseen la biblioteca familiar, la pianola que perteneció a Guillermo y la colección de rollos que da pie a este catálogo que hoy reseñamos.

Tras un capítulo introductorio escrito por los autores que informa de los orígenes, la evolución y la difusión de la pianola y un anticipo de la colección que se presenta, el capítulo siguiente, de José Prieto Marugán (referente en la investigación sobre los Fernández-Shaw gracias a diversos artículos y dos monografías sobre Guillermo y Carlos Fernádez-Shaw), realiza una interesante reflexión en torno al fenómeno del registro sonoro y de cómo nuestros antepasados tenían la obsesión de capturar algo tan etéreo y fugaz como es el sonido, y del papel que jugó el autopiano en “domesticar” -en el sentido de hacerla doméstica- la música popular del momento.

Previo a las fichas catalográficas (capítulo 3 del libro), los autores explican el proceso de descubrimiento, organización, estudio y catalogación de la colección, además de un análisis de la misma tanto desde el aspecto físico como de su contenido, cuyos resultados arrojan información completa sobre los tipos de rollos, compositores, títulos, materias, géneros musicales… Los “top 5” de los compositores que aparecen son, de menor a mayor, Beethoven, Jesús Guridi, José Serrano, Amadeo Vives y Jacinto Guerrero. Por su parte, de las 9 editoriales presentes en la colección, encabezan la lista Victoria y Oriental. En cuanto a los autores literarios de los rollos de pianola, casi un tercio de aquellas obras con texto (sainetes, óperas y zarzuelas), fueron escritas por los Fernández-Shaw, siendo la gran mayoría de la pareja literaria formada por Guillermo Fernández-Shaw y Federico Romero.

Es en el capítulo 3, estudio del fondo, en donde se ofrece el conjunto de las 222 fichas catalográficas (explican que solo uno de los rollos no se ha podido identificar ni describir al no presentar etiquetas, portadas o sellos que aporten esta información) siguiendo las ISBD consolidadas y las Reglas de Catalogación españolas: título uniforme, título propiamente dicho, publicación, descripción física, notas, género musical, número de catálogo de editor y signatura componen una sencilla pero completísima ficha al mismo tiempo. En el campo de notas los autores no han escatimado en recoger información diversa y necesaria para identificar cada rollo, como la velocidad de reproducción, si el rollo presenta algún sistema que permita variar la intensidad de la mano derecha e izquierda del teclado, los libretistas de la obra (aunque no aparezcan en la fuente), así como las fechas de composición y/o estreno de la obra en cuestión. Valiosa es otra información que se aporta, como la información contenida en etiquetas comerciales, los folletos de algunos rollos en donde se explica cómo se ha de reproducir, sellos de almacenes, distribuidores o talleres de pianos y pianolas, fábricas y editoriales de rollos, e incluso en algún caso la letra de algunas piezas con voz. Las fichas están acompañadas de fotografías a color de los detalles de los rollos (sellos, portadas, marcas y etiquetas) que sirven para ilustrar de forma perfecta la información que en la ficha catalográfica se muestra. Cierra el libro una completa batería de índices de compositores, libretistas, títulos, editoriales y materias.

Este catálogo -junto con tesis y artículos publicados en los últimos tiempos sobre el rollo y la pianola- viene a mostrar que el estudio de estos registros sonoros en papel, soportes -muy- especiales para la música registrada, son necesarios para participar en la reconstrucción de la comercialización, difusión y recepción de la música en diversas partes del mundo.

Cristina Martí

Anuncios

El Archivo de la SGAE decora el hotel Casa de la Lírica

Eurostars_lirica_jpgHoy compartimos una noticia muy apropiada para la época en la que nos encontramos, que hemos conocido a través de la web de la Sociedad General de Autores y Editores de España: su Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) de la SGAE, en su faceta por promocionar, divulgar y asesorar el riquísimo patrimonio que atesora ha cedido al hotel Eurostars Casa de la Lírica de Madrid una serie de fotografías históricas relacionadas con el mundo de la zarzuela.

El edificio, que se encuentra en la calle Aduana, 19 de Madrid, ha sido recientemente reformado manteniendo su estilo clásico, y su habitaciones se han tematizado con las ocho zarzuelas más representativas de este género musical: La verbena  de la Paloma, Doña Francisquita, Gigantes y cabezudos, La perfecta casada, La Parranda, Luisa Fernanda, La patria chica y La Revoltosa. Además, las dos salas de reuniones del establecimiento están dedicadas a los grandes maestros Tomás Bretón y Ruperto Chapí.

La decoración de todo el hotel se centra en la historia musical española del siglo XX. Al lado de cada puerta de las habitaciones se puede ver el cartel original de cada una de las zarzuelas anteriormente mencionadas. Además, las estancias poseen cuadros decorativos a base de imágenes y partituras de la pieza musical en concreto que el Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) de la SGAE y el Museo Nacional del Teatro han cedido.

“La Guerra de la independencia en la zarzuela”, nueva exposición de la BNE

guerra independencia BNEEs estupendo el gran interés que está teniendo la Biblioteca Nacional de España en promocionar nuestro patrimonio musical, ya que en los últimos meses está programando numerosos eventos relacionados con sus fondos musicales.

Si la semana pasada inauguró su esperada exposición de cantorales, culminación de un largo proceso de catalogación y digitalización de los mismos, en los últimos doce meses numerosa noticias han interesado al mundo de la Música, la Musicoogía, la Documentación Musical y los, en general, amantes de la música por igual: la incorporación de nuevos archivos de personalidades de la música y la musicología, como el de José Luís Delás o el de Ramón Pelinski, talleres para niños, charlas y mesas redondas, y más exposiciones (con la de la Asociación Wagneriana de Madrid), e incluso conciertos de géneros diversos, es en esta ocasión cuando nos ofrecen algo muy nuestro, tanto en lo musical como en lo histórico: una nueva exposición titulada La Guerra de la independencia en la zarzuela

Comisariada por Antonio Gallego, en La Guerra de la independencia en la zarzuela (que podrá visitarse desde el 30 de septiembre hasta el 25 de enero del 2015), podrán verse unas cuarenta piezas y cuatro vídeos en una muestra dividida en distintas secciones: El mito del 2 de mayo, El mito de Bailén, Los sitios de Zaragoza, Otras vicisitudes de la guerra, El equipaje del rey José y el final de la guerra (documentos) y Nuestro patriotismo y la marcha de Cádiz, El sitio de Zaragoza y la charanga militar de Oudrid, Ilustradores de zarzuelas y Don Benito Pérez Galdós y la zarzuela (vídeos)

Entre las partituras, un fragmento de el primer acto de Cádiz, de Javier de Burgos, con música de Chueca y Valverde, estrenada en 1886, y que pasó a ser utilizada como un segundo himno nacional, e incluso se le buscó nueva letra, en el tiempo de la pérdida de las colonias de Cuba y Filipinas, y que para Gallego, “es la pieza más relevante”. Además, podrán contemplarse, entre otros manuscritos, partituras e incluso novelas versionadas posteriormente en este género lírico, El tambor de granaderos (1894), de Chapí y Sánchez Pastor; La sobresalienta (1905), de Jacinto Benavente y Chapí; El sitio de Zaragoza (1848), de Cristobal Oudrid… y un largo etcétera.

Entre las actividades paralelas a la exposición, el 5 de noviembre, a las siete de la tarde, el grupo Ensamble de Madrid ofrecerá un concierto en la BNE con una selección de zarzuelas para sexteto con piano. Y el 29 de octubre, a las 19 horas, Antonio Gallego y Begoña Lolo impartirán una conferencia a dúo sobre Música y Política: 1808-1898. El primero tratará el tema Nuestro patriotismo y la marcha de Cádiz, y la segunda sobre Música y Política en la Guerra de la Independencia.

La inauguración será el 30 de septiembre a las 12:00 horas. Entrada libre

Fuente: Gabinete de Prensa de la BNE

Estreno de “Curro Vargas”, con el autógrafo de Chapí de la BNE

Ruperto Chapí (1851-1909)

Ruperto Chapí (1851-1909)

Fuente: Gabinete de Prensa Biblioteca Nacional de España

El británico Graham Vick asume este viernes el reto de dirigir en el teatro de la Zarzuela el drama lírico Curro Vargas, compuesto por Ruperto Chapí (1851-1909)  con un montaje casi íntegro, inédito desde su estreno. La partitura de orquesta original está encuadernada en tres volúmenes que se corresponden con cada uno de los tres actos en que se estructura la obra y cuyo autógrafo  se encuentra en el Departamento de Música y Audiovisuales de la BNE como parte del legado personal del autor, bajo la Signatura M.Chapí/17-19.

Después de la doble barra final de cada uno de los actos, Chapí indica su terminación, rubricada con su firma: 20 de agosto de 1898 en el primer acto, 9 de septiembre de 1898 en el segundo y 4 de diciembre de 1898 en el tercero. Según reza en la portada del primer volumen, el compositor dio por finalizada la obra el 6 de diciembre de 1898. Solo cuatro días después se estrenó en el Teatro del Circo, situado en la Plaza del Rey de Madrid en el mismo solar que hoy ocupa la Secretaría de Estado de Cultura.

Partitura de Curro vargas, de Ruperto Chapí

1ª página de Curro Vargas

Los editores, atentos siempre a la música de más éxito, producían los fragmentos más populares en reducción para piano o para canto y piano para responder a la demanda de particulares, salones y cafés. El editor Pablo Martín publicó, inmediatamente después del estreno de Curro Vargas, la partitura completa para voz y piano y también números sueltos en la misma presentación musical o en reducción para piano. En la BNE encontramos una partitura vocal editada en 1899 para  bajo la signatura M/2986. 

Pero de la pervivencia de la zarzuela Curro Vargas no sólo dan testimonio las distintas ediciones y copias manuscritas de su música, sino también los libretos y las producciones fonográficas, desde los primeros rollos de pianola y discos de pizarra hasta los soportes actuales; algunos ejemplares de estos documentos se pueden consultar en la Biblioteca Digital Hispánica.

No es la primera vez que las fuentes primarias musicales que conserva la Biblioteca Nacional sirven para el acercamiento más riguroso a la interpretación y al estudio de las obras. El Instituto Complutense de Ciencias Musicales publicará próximamente la edición crítica de Curro Vargas basándose en la fuente principal que no es otra que la partitura de orquesta original que los herederos de Ruperto Chapí depositaron en 1940 en la BNE, junto con la totalidad del archivo personal del músico que incluía algunos objetos personales como un retrato fotográfico, una de sus batutas y un piano mesa que está expuesto en la Sala Barbieri.

A través de la aplicación específica que la BNE diseñó para la descripción de los archivos personales de autores españoles, se puede acceder a la información sobre el fondo Ruperto Chapí y a los distintos documentos que lo componen. La partitura autógrafa de Curro Vargas se consideró documento imprescindible en el primer proyecto de digitalización de la BNE cuyo criterio de selección de obras musicales no podía dejar de atender al género lírico español.

El acceso a las fuentes musicales, gracias al trabajo de conservación, catalogación y digitalización, facilita la recuperación en los escenarios de un repertorio que, en un altísimo porcentaje, se interpretó únicamente en las fechas cercanas a su composición. La colaboración entre musicólogos, intérpretes y bibliotecarios especializados permite que la música depositada en las estanterías se coloque en los distintos escenarios de audición.

Jornadas en Cuenca “Horizontes de la Zarzuela”

Cartel Horizontes de ZarzuelaLa Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero promueve la organización de las Jornadas de Zarzuela en Cuenca, bajo el título Horizontes de la Zarzuela. Será los próximos 27, 28 y 29 de septiembre, en el Teatro Auditorio de esta ciudad.

Dividida en varios apartados, dos de ellos está estrechamente ligados a Documentación Musical. Una de ellas es las sesiones académicas, con ponencias y mesas redondas en las que personalidades del mundo de la zarzuela harán un análisis del estado de la cuestión desde una perspectiva global atendiendo a temas como la conservación documental, la edición, los estudios sobre el género, la interpretación musical y teatral… Entre las intervenciones, la titulada Del manuscrito al teatro. La edición crítica de las partituras de zarzuela, por Víctor Sánchez Sánchez (Universidad Complutense de Madrid), y  El patrimonio documental zarzuelístico: una aproximación a los fondos e instituciones que los custodian, de mano de Ignacio Jassa Haro, del Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) de la SGAE.

Por otro lado, en el vestíbulo del Teatro Auditorio de Cuenca se instalarán dos exposiciones: una dedicada al barítono Luis Sagi Vela, el último grande de la zarzuela fallecido el pasado mes de febrero. La otra organizada por el Centro de Documentación y Archivo de la SGAE (Cedoa) mostrará con distintos documentos el proceso de composición de una zarzuela, desde los borradores iniciales, a las partituras autógrafas, libretos y partes de apuntar.

Estas Jornadas tienen como objetivo crear un lugar de encuentro que permita el intercambio de ideas y experiencias entre todos los agentes implicados en el género de la zarzuela, ya sean musicólogos, intérpretes teatrales y musicales, gerentes de teatros, productores, y los propios espectadores y aficionados.

Más información e inscripciones en la web de la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero.

A %d blogueros les gusta esto: