Jornadas “Música de Raíz: industria y derechos de autor” 17 y 18 de noviembre

Jornadas Música de Raíz: industria y derechos de autorLos próximos 17 y 18 de noviembre se va a celebrar, en la sede de la SGAE de Madrid (C/ Fernando VI número 4), las “Jornadas Música de Raíz: industria y derechos de autor” en la que se tratarán temas de interés para la Etnomusicología española y su relación con la industria musical actual, haciendo hincapié en aquellos aspectos relacionados con los derechos de autor. Las temáticas de las estas jornadas girarán en torno a “Festivales y festejos”, “Música tradicional, investigación, patrimonio y turismo”, “Instituciones para la divulgación y enseñanza, ediciones y publicaciones”, “Ediciones y publicaciones”,”Intérpretes tradicionales, neo tradicionales y folk”, “Ediciones y publicaciones” e “Intérpretes tradicionales, neo tradicionales y folk”

Coordinado por Manuel Luna, participarán en estas jornadas representantes cualificados del sector, como  Mª Jesús López y Andrés Azabarte (BNE),  Angel Goyanés, Pablo García Rayo, Jaime Lafuente,  José María Castañar, Eduard Caballer o Fracisco Lasuén, entre otros, quienes ofrecerán un debate sobre los compromisos legales de este repertorio y su relación con la autoría de obra musical y sus derechos. Las jornadas están destinadas a compositores, músicos, profesionales de la música y público en general que deseen profundizar en el patrimonio etnomusical español.

La asistencia a esta actividad es gratuita previa inscripción on-line a través de la página informativa de la conferencia de la web de Fundación SGAE (www.fundacionsgae.org), en donde se puede consultar también el programa completo

Anuncios

CEDRO ofrece una solución para reproducir legalmente partituras

partiturasCEDRO ha desarrollado una nueva licencia que autoriza a las sociedades musicales la fotocopia de partituras de su repertorio y su distribución entre sus miembros.

El Centro Español de Derechos Reprográficos  (CEDRO), entida que gestiona los derechos de autor de escritores, periodistas y traductores, ofrece esta solución como respuesta a la necesidad que tienen las agrupaciones musicales, como bandas y corales, de compartir copias de partituras, y la necesidad de loseditores de estas publicaciones a que la fotocopia de sus obras se lleve a cabo de forma regularizada y a obtener una remuneración justa por estos usos secundarios de sus publicaciones.

La Ley de Propiedad Intelectual establece, con carácter general, que para reproducir una obra protegida por los derechos de autor, como es el caso de las partituras musicales, es necesario contar con la autorización del titular de esos derechos. Las licencias de CEDRO autorizan, en nombre de los autores y editores asociados a nuestra Entidad, la reproducción legal de este tipo de obras y garantizan una compensación a sus titulares de derechos por este uso.

Para ampliar información sobre esta autorización, los interesados pueden ponerse en contacto con el Departamento de Licencias de CEDRO por teléfono (91 308 63 30 / 93 272 04 45), correo electrónico (licencias@cedro.org / cedrocat@cedro.org) o a través de conlicencia.com.

Fuente: Boletín de la Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM)

La descarga de música no es delito, según el Tribunal Supremo de EE UU

El máximo organismo judicial estadounidense se niega a admitir a trámite la apelación de la ASCAP, la asociación de defensa de los derechos de autor del país que agrupa al 45% de los compositores del país y que reclamaba una compensación extra del 2,5% a los grandes portales de internet por las descargas.

Sólo existe violación de los derechos de copyright cuando la música se interpreta o se emite públicamente, no cuando de manera electrónica –o por cualquier otro medio– se transmite a un potencial oyente”. Basándose en este veredicto emitido el pasado miércoles por la corte de apelaciones de Nueva York, el Tribunal Supremo de Estados Unidos se ha negado a admitir a trámite la apelación de la mayor asociación de autores del país, que reclamaba una compensación extra del 2,5% por cada canción bajada por los usuarios de portales como Yahoo! o RealNetworks.

El máximo organismo judicial estadounidense considera que la descarga en sí no constituye una violación de los derechos de copyright ya que no considera que constituyan una “reproducción pública de la canción”.

Los jueces del Tribunal Supremo estiman que, según la sección 101 de la legislación de los derechos de autor, solo sería justa una ampliación de los ‘royalties’ en el caso de que las composiciones “se emitieran, bailaran o interpretasen publicamente” y convienen que una descarga “no es ninguna de esas tres cosas”.

La American Society of Composers, Authors and Publishers (ASCAP), la mayor asociación de gestión de derechos de autor del país, que agrupa a más de 390.000 profesionales de la industria musical, asegura que la decisión judicial tendrá “profundas consecuencias” para el sector ya que le costará a sus miembros “decenas de millones de dólares en ‘royalties’ cada año”.

La ASCAP es la encargada de recaudar el canon de casi el 50% de la música que se emite a través de internet, según recogen los documentos del caso.

Sin embargo, el fiscal general Donald Verrilli ha asegurado que no existe motive para debatir la demanda en el Tribunal Supremo y asegura que el veredicto de la Corte de Apelaciones es “correcto y se enmarca dentro de los límites del sentido común”.

Fuente: lainformacion.com

“El copyright en cuestión”

"El copyright en cuestión"La Biblioteca Nacional de España acoge, el martes 4 de octubre a las 13 horas- el acto de presentación del libro El copyright en cuestión, coeditado por Publicaciones de la Universidad de Deusto y Unión de Editoriales Universitarias y Científicas Españolas. Esta obra analiza el impacto y las nuevas oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías en todas las cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual desde una óptica jurídica y con una orientación universitaria. Asimismo recoge las distintas perspectivas sobre el debate digital que afectan a profesores, estudiantes, editores, divulgadores, bibliotecarios y autores, al tiempo ofrece propuestas y directrices para el futuro. El libro, coordinado por Javier Torres Ripa y José Antonio Gómez Hernández, recoge la mayor parte de las ponencias presentadas en un congreso celebrado en la Biblioteca CRAI de la Universidad de Deusto, convocado bajo el título Diálogos de Propiedad Intelectual en el año 2010 y dirigido a profesionales de la edición universitaria y bibliotecarios. Actualizadas para la presente esta edición, se han añadido, además, dos nuevos capítulos sobre los libros electrónicos, revistas digitales y documentos en acceso abierto en relación con los servicios y repositorios digitales de las bibliotecas. En este acto participan: Glòria Pérez-Salmerón, Directora de la BNE; Francisco Fernández Beltrán, Presidente de la Unión de Editoriales Universitarias Españolas; Javier Torres Ripa, Director de Publicaciones de la Universidad de Deusto y José Antonio Gómez Hernández, Profesor de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Murcia.

Fuente: Biblioteca Nacional de España

Opinión: la extensión del copyright de las obras musicales en la UE a 70 años es una burla a los europeos

Según Canarias Actual

Hoy lunes 12, el Consejo de Ministros de la Unión Europea ha aprobado sin debate la extensión del copyright de las obras musicales en la UE a 70 años, desde los 50 actuales. Como ocurre habitualmente con las decisiones que se refieren a asuntos de copyright, la decisión se ha tomado aprovechando la distracción que generan problemas mucho más acuciantes, y al final de un proceso plagado de secretismo e irregularidades de todo tipo.

El lobby de las productoras y distribuidoras musicales sólo ha podido forzar esta decisión tras el repentino e inesperado cambio de opinión de unos parlamentarios de Dinamarca. Como de costumbre en este tipo de asuntos, los parlamentarios españoles votaron al dictado de la embajada norteamericana.

Los únicos beneficiarios de esta decisión son quienes la han promovido y, durante casi una década, han presionado por todos los medios al alcance de sus bolsillos a los parlamentarios europeos: las grandes productoras y distribuidoras multinacionales de música. Los perjudicados por la decisión son, por un lado los consumidores europeos, que deberán pagarles este extra a la industria, y por otro los propios músicos y todos los que participan en el proceso de creación de una canción, que se ven abocados a seguir sosteniendo un modelo negocio injusto, y completamente obsoleto.

Cuando estaban a punto de pasar al dominio público las primeras obras de artistas universales como, por ejemplo, los Beatles, las discográficas han decidido ahorrarse el esfuerzo de repensar su negocio, embolsándose el dinero que pretenden sacarles a todos los europeos con esta incomprensible decisión de sus señorías, parapetadas en sus escaños de Bruselas, ajenas a la realidad.

Lo más absurdo de esta medida es que probablemente conseguirá justo lo contrario de lo que pretende. Cuando cualquier usuario de internet puede descargarse gratuitamente la música grabada por los Beatles entre 1962 y 1970 con este archivo no es de esperar que los internautas se queden cruzados de brazos viendo cómo las productoras y distribuidoras multinacionales se dedican a cambiar a su antojo sus leyes y derechos.

El Partido Pirata se opone frontalmente a esta decisión que lesiona los derechos de los ciudadanos de la UE, que desestimula la industria europea de la música, y que sólo servirá para poner vergonzosamente de manifiesto quién legisla en la Unión Europea.

Nuevas normas sobre la duración de la protección de las grabaciones musicales

Bruselas, 12 de septiembre 2011

El  Consejo de la Unión Europea ha aprobado hoy por mayoría cualificada una Directiva que amplía el plazo de protección de los derechos de los artistas, intérpretes o ejecutantes y productores de fonogramas en grabaciones de música de la UE de 50 a 70 años. (16/11).
Las delegaciones de la República Checa, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Suecia votaron en contra, y las de Austria y Estonia se abstuvieron (10568/11 ADD 1).
La nueva directiva tiene la intención de aumentar el nivel de protección de los artistas como reconocimiento de su contribución creativa y artística. Los artistas, en general, comienzan sus carreras siendo jóvenes y el plazo actual de protección de 50 años a menudo no protege a sus obras durante toda su vida. Por lo tanto, algunos hacen frente a una brecha de ingresos al final de su vida. A menudo, tampoco tienen la capacidad de disponer de sus derechos o impedir o restringir el uso improcedente de sus interpretaciones que puedan producirse durante su vida.
La directiva también prevé medidas para asegurar que los artistas que han transferido sus derechos exclusivos a los productores de fonogramas realmente se benefician de esta prórroga y pueden recuperar sus derechos bajo ciertas condiciones.
Además, la Directiva armoniza el método de cálculo de la duración de la protección de canciones y otras composiciones musicales con texto creado por varios autores. El plazo de protección expirará 70 años después de la muerte de la última persona que sobreviva: el autor de la letra o el compositor de la música.
Los Estados miembros tendrán que incorporar las nuevas disposiciones en sus legislaciones nacionales en el plazo de dos años.

Fuente: Consejo de la Unión Europea. (Disculpad posibles errores en la traducción del inglés)

Esteganografía para ocultar música en imágenes y burlar la censura pro copyright

esteganogafiaFuente: para alt1040.com

La esteganografía es la práctica de esconder un objeto dentro de otro que ha de mantener la misma apariencia. Las razones para ocultar el objeto son irrelevantes, aunque en la práctica lo usual es invisibilizar el objeto porque contiene información sensible o privada y hacerlo mediante otro objeto que, cuanto más común y corriente, mejor.

Por ejemplo, en la antigua Grecia utilizaron la cabeza afeitada de mensajeros para escribir en ella mensajes secretos. Luego, una vez crecido el cabello, eran enviados con el destinatario, que para descifrar el mensaje sólo tenía que afeitar de nuevo al mensajero. Esto era esteganografía práctica y simple.

Otro ejemplo es la imagen que encabeza el post, un billete de un dólar que doblado como pirámide revela un “mensaje oculto”: el ojo que todo lo ve, el ojo panóptico de la masonería.

Técnicas

En términos de información, bits y bytes, gracias a la esteganografía es posible ocultar texto dentro de imágenes, imágenes dentro archivos de música, música dentro música, música dentro de lo que sea: información dentro de cualquier otro tipo de información, las técnicas son varias y las aplicaciones inmensas. La esteganografía es tinta invisible para la era de la información.

Aquí cabe mencionar que la esteganografía no es criptografía. Si bien ambas intentan proteger información, la primera lo hace “engañando a la vista” para evitar las sospechas; aparentar que no hay nada escondido. De ahi el uso de la raíz griega steganos, que significa “cubierto”. Ciertamente, ambas técnicas pueden combinarse para lograr un efecto más poderoso.

Quizá las dos técnicas esteganográficas más comunes son la llamada LSB (Least Significant Byte, o del byte menos significativo) y la Inyección. Con LSB, se aprovecha el hecho de que algunos bytes de un archivo tienen poca relevancia o son innecesarios, por lo que pueden ser reemplazados para colocar bytes de un archivo secreto sin dañar o alterar el original. La técnica LSB funciona muy bien con imágenes de alta resolución y gran cantidad de colores. El archivo original no suele aumentar de tamaño, pero si es demasiada la información incrustada, puede llegar a ser visiblemente distorsionado.

En cambio, la técnica de inyección simplemente dispersa los bytes ocultos dentro del archivo original. Por lo tanto, éste puede aumentar significativamente de tamaño.

Kaushik Shankar usa LSB para ocultar un archivo MP3 dentro de una imagen PNG —una Awesome Face como la que está a la derecha—. El archivo PNG es enorme, de 8.2 MB, para contener el MP3. Aún así el concepto es fascinante.

Existen técnicas más sofisticadas, como la esteganografía entre blogs, donde piezas del mensaje secreto son distribuidas a lo largo de un grupo de blogs en forma de comentarios. Y la llave para descifrar el mensaje es la selección de blogs utilizados. Una técnica reciente utiliza redes de VoIP para realizar conversaciones ocultas.

Como podrás imaginar, las posibilidades son infinitas —también las negativas.

Distribución de archivos

Ahora bien, dada la naturaleza de la esteganografía, es natural que sirva para ocultar material protegido por copyright. Quizá construir redes de intercambio de archivos, como las P2P, ocultos con técnicas esteganográficas. O mejor aún, utilizar las existentes, para distribuir material “sensible” al escrutinio de ISP y mafias del Copyright. El concepto ha sido bien estudiado como delatan estos artículos científicos:

Así que, en principio, la idea de una red de distribución de archivos con ayuda de la esteganografía no parece descabellada. Aunque está sujeta a consideraciones técnicas para probar su viabilidad.

Burlar la censura

Esteganografía —y criptografía— son armas de lucha y libertad, como diría el Manifiesto Cypherpunk. Son argumentos intelectuales y técnicos que pueden sortear leyes de protección de contenido con copyright, es decir, para evadir la censura promovida por sus vigilantes. Leyes, por cierto, creadas por personas que ignoran u olvidan que Internet es de forma intrínsenca la gran máquina de copiar bytes, y que ir en contra de ese principio fundamental es ir contra natura, contra una avalancha de información de crecimiento exponencial.

Por un lado copiar, manipular, reorganizar, ocultar, cifrar uno o más bytes son actividades tan promovidas por el usuario como por la ciencia. Por el otro, monitorear, censurar, filtrar bytes son actividades insensatas por ser imprácticas, inútiles, costosas, ante las muchas técnicas de ocultación y distribución de información. Y sirva la esteganografía —homenajeada aquí— para señalarlo… Sí, una vez más.

Apéndice

En Linux los comandos steghide y outguess sirven para ocultar información con esteganografía —desconozco herramientas para Windows y OS X, pero es seguro que las hay—. Dejo como ejercicio a ti lector descifrar el mensaje oculto en la siguiente imagen. Para ello usa steghide con la contraseña “alt1040”.

A %d blogueros les gusta esto: